España

Anticorrupción pide imputar a Brufau y Fainé por el espionaje de Villarejo al expresidente de Sacyr

La Fiscalía pide al juez que investigue al presidente de Repsol Antonio Brufau y al expresidente de La Caixa, Isidro Fainé, por un presunto delito de cohecho

El excomisario Villarejo entrando en la Audiencia Nacional.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez del caso Villarejo que investigue al presidente de Repsol Antonio Brufau y al expresidente de La Caixa, Isidro Fainé, en la pieza en la que se abordan los trabajos de espionaje del comisario José Manuel Villarejo al expresidente de Sacyr Luis del Rivero.

El Ministerio Público ha solicitado este viernes al titular del Juzgado Central de Instrucción la imputación de ambos por un presunto delito de cohecho, como ha adelantado El Mundo y confirman fuentes fiscales a El Independiente.

En la pieza 21 del caso Tándem se investiga la contratación de Villarejo mientras estaba en activo en la Policía para que elaborase uno de sus informes de «inteligencia», al que denominó Proyecto Wine, sobre las intenciones de Del Rivero para incrementar su participación en Repsol de la mano de la petrolera mexicana Pemex, lo que se interpretó como una operación para hacerse con el control de la compañía.

La defensa de Del Rivero solicitó la imputación de Brufau y Fainé al considerar que ambos estuvieron detrás de la contratación de Villarejo y el Juzgado pidió informe al respecto a la Fiscalía Anticorrupción, que se ha pronunciado en el escrito remitido este viernes al juez Manuel García-Castellón pidiendo investigar a ambos por cohecho para ver hasta qué punto estuvieron detrás de la contratación del comisario.

Pagaron 389.400 euros

Los seguimientos de Villarejo a Del Rivero se habrían extendido a sus personas de confianza y familiares, al rastreo de sus llamadas telefónicas e información patrimonial, según informan fuentes del caso.

Repsol y La Caixa habrían pagado 389.400 euros al Grupo Cenyt del comisario por el proyecto Wine haciéndose cargo del 50% del importe cada una, según ha publicado El Mundo, que también desvela que Anticorrupción pide igualmente la imputación de Luis Suárez de Lezo, ex secretario general y del consejo de administración de Repsol, S.A; Juan de Amunátegui, ex director corporativo de servicios patrimoniales de Repsol; Joaquín Uris, ex director corporativo de gestión patrimonial de Repsol y Antonio Massanell, ex director general de medios de CaixaBank.

Como desveló este diario en 2018, las grandes empresas del Ibex 35 contrataron a la empresa privada del comisario Villarejo y le pagaron cantidades millonarias como asesor durante años. El juez del caso Tándem investiga ya a algunas de estas compañías por contratar al comisario cuando aún estaba en activo en la Policía.

Los fiscales del caso consideran que las grandes compañías (como BBVA o Iberdrola) recurrieron a sus servicios en lugar de los de cualquier otra compañía de detectives por la información de bases de datos policiales a la que accedía supuestamente de manera ilegal aprovechando su condición de funcionario y valiéndose de otros policías, en activo o en segunda actividad, a los que definen como «clan mafioso policial». Algunos de ellos, investigados también como Villarejo por presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos en distintas piezas del caso.

Las facturas de Repsol

Entre las facturas de los trabajos realizados por el comisario para las grandes compañías a las que tuvo acceso este diario se encuentran dos de 45.000 y 20.000 euros entre 2012 y 2014.

La primera llevaba el concepto ‘Elaboración de estrategias para la ubicación y recuperación de datos electrónicos almacenados en discos duros de ordenadores y sistemas tecnológicos, anulados o dañados. Consultoría jurídica y técnica’. La giró el 31 de mayo de 2012 Cenyt Data -la filial del grupo Cenyt especializada en servicios de informática forense, ya inactiva- a Repsol YPF.

El segundo contrato con la petrolera llevó el concepto ‘servicio de análisis de información y seguridad’. El trabajo se facturó el 5 de mayo de 2014 y tuvo un coste para Repsol de 20.000 euros, más 4.200 euros de IVA. Un portavoz de la multinacional española reconoció la existencia de estos dos contratos, confirmando los conceptos aludidos.

Comentar ()