PolíticaLas cloacas del Estado

Las grandes empresas del Ibex 35 pagaron a Villarejo como asesor durante años

El entramado societario del comisario hoy en prisión realizó también trabajos para Iberdrola, Repsol, Banco Santander y La Caixa mientras aún se encontraba en activo en la Policía, según la documentación que obra en poder de 'El Independiente'

logo
Las grandes empresas del Ibex 35 pagaron a Villarejo como asesor durante años
Facturas Villarejo Santander, Caixabank, Repsol, Mutua Madrileña e Iberdrola

José Manuel Villarejo, en prisión desde hace casi un año, junto a facturas emitidas a empresas del Ibex 35.

Resumen:

El comisario hoy en prisión prestó servicios al menos a cinco compañías que cotizan en el Ibex 35 mientras se encontraba todavía en activo en el Cuerpo Nacional de Policía, facturando su entramado societario por estos trabajos no menos de 5,2 millones de euros entre 2011 y 2017.

Junto al BBVA, completan la lista de clientes ‘VIP’ los bancos Santander y La Caixa, la eléctrica Iberdrola y la petrolera Repsol.

Cotizadas confirman a ‘El Independiente’ los pagos a empresas de Villarejo y aseguran que los servicios se enmarcaban “dentro de la más estricta legalidad”.

La Fiscalía Anticorrupción cree que el antiguo agente encubierto incumplió la ley al no pedir permiso para compaginar el negocio privado con su labor policial, pero sus antiguos mandos le dan ‘coartada’.

El comisario José Manuel Villarejo prestó servicios al menos a cinco compañías que cotizan en el Ibex 35 mientras se encontraba todavía en activo en el Cuerpo Nacional de Policía, facturando su entramado societario por estos trabajos no menos de 5,2 millones de euros entre 2011 y 2017. Junto al BBVA, completan la lista de clientes ‘VIP’ los bancos Santander y La Caixa, la eléctrica Iberdrola y la petrolera Repsol.

Durante años, el controvertido policía -en prisión preventiva desde hace casi un año acusado de cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal, entre otros delitos- compaginó su labor policial con su faceta como empresario, siendo contratado por decenas de empresas de distintos sectores y tamaños para realizar tareas en materia de seguridad y elaborar “informes de inteligencia”. En el marco del caso Tándem, el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional investiga a Villarejo por lucrarse con servicios que llevaba a cabo valiéndose de la información “confidencial” a la que podía acceder por su “condición policial”.

Club Exclusivo de Negocios y Transacciones SL (Cenyt) y Cenyt Consultoría Organizacional SL -dos de las compañías que integraban el conglomerado societario bajo control del comisario ya jubilado- fueron incorporando con los años a sus respectivas carteras clientes de enorme relevancia en el sector empresarial español. Cinco al menos cotizan en el selectivo español, entre ellas el primer banco de la eurozona.

De las cotizadas que confiaron trabajos de consultoría y asesoramiento a Villarejo fue con diferencia el BBVA la que contrató más servicios. Entre 2012 y 2017, Cenyt y Cenyt Consultoría Organizacional SL facturaron a la entidad financiera 5.088.099 euros, abonados tras la emisión de 21 facturas. Como ha publicado este diario, 13 están fechadas cuando el funcionario no se había jubilado aún -su carrera terminó el 22 de junio de 2016- y ejercía como agente encubierto bajo el mando directo de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional.

Los bancos

Pero el banco presidido por Francisco González no fue la única compañía del Ibex 35 que recurrió al grupo Cenyt, desde hace meses bajo la lupa del juez De Egea y de Anticorrupción. Instructor y fiscales escrutan los ingresos para tratar de determinar el origen, cómo entró ese dinero en el circuito económico legal y si se facturaron por servicios para los que el comisario se valió de datos reservados con la connivencia de otros funcionarios policiales.

Según la documentación que obra en poder de El Independiente, las empresas de Villarejo trabajaron para otras dos entidades financieras del país. Una de ellas fue Caixabank, a la que Cenyt facturó 45.000 euros el 16 de mayo de 2012 por la prestación de un servicio que este diario no ha podido determinar. Un portavoz de la entidad financiera reconoció la existencia de dichas relaciones profesionales, pero excusó ofrecer detalles a la espera de poder revisar las facturas.

También confió en el grupo empresarial controlado por el citado policía el Banco Santander, primera entidad bancaria española por capitalización bursátil y el mayor banco de la ‘zona euro’. En este caso, el proveedor fue Grupo Inmobiliario Cenyt SL (rebautizada posteriormente como Cenyt Consultoría Organizacional) y el encargo consistió en la impartición de 12 sesiones de habilidades en el curso ‘El rol del gestor de planes’, encargándose concretamente de los módulos denominados ‘Gestor por influencia’ y ‘Negociación, comunicación efectiva’.

Factura Centys 05/11

Factura de Cenyt por servicios de formación prestados al Banco de Santander en marzo de 2011.

Las facturas están fechadas los días 9 de marzo de 2011 y 19 de junio y 13 de julio de 2013, importaron en total 14.400 euros (4.800 euros cada una) y se abonaron mediante transferencias a la cuenta de la empresa en una sucursal del Santander en la zona financiera de Azca, a no demasiada distancia de la sede corporativa del grupo Cenyt en la madrileña Torre Picasso.

La eléctrica

El 14 de febrero de 2012, Cenyt pasó al cobro los “servicios de apoyo y logística de seguridad a personal de Rumanía” que había ofrecido a Iberdrola Renovables Energía, la cabecera de negocios con la que la multinacional española lleva a cabo las actividades de generación y comercialización de energía eléctrica mediante fuentes de energía renovables. El importe ascendió a 25.000 euros, sin repercutir el IVA.

Iberdrola estaba presente en dicho país desde 2009, cuando abrió una oficina en Bucarest dentro de su estrategia de penetración en Europa del Este. Esa factura está fechada meses después de que la compañía hubiera iniciado la construcción del parque eólico de Mihai Viteazu, de 80 megavatios y ubicado en el distrito de Constanza (región de Dobrogea).

Factura Cenyt 02/17

Factura correspondiente a uno de los servicios prestados por Cenyt a Iberdrola Renovables Energía SA, fechada el 13 de enero de 2017.

Cenyt facturó otros 70.000 euros a la filial de renovables de Iberdrola el pasado año, meses antes de que el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción desplegaran la Operación Tándem y detuvieran a José Manuel Villarejo. Los pagos están fechados el 13 de enero (40.000 euros) y el 28 de marzo (30.000), y en ambos casos el concepto que se detalla es el mismo: ‘Investigación patrimonial ejecución laudo’.

“Iberdrola tiene relaciones contractuales con sociedades legalmente establecidas para la prestación de diferentes servicios, dentro de la más estricta legalidad”, ha respondido la compañía cuando este diario le ha preguntado si la relación profesional con la empresa del comisario retirado se ha limitado a los citados trabajos y en qué consistieron exactamente éstos.

La petrolera

“Elaboración de estrategias para la ubicación y recuperación de datos electrónicos almacenados en discos duros de ordenadores y sistemas tecnológicos, anulados o dañados. Consultoría jurídica y técnica”. Éste es el concepto de la factura que, el 31 de mayo de 2012, Cenyt Data -la filial del grupo especializada en servicios de informática forense, ya inactiva- giró a Repsol YPF por importe de 45.000 euros.

Factura Cenyt 45/12

Servicio prestado por Cenyt Data a Repsol en materia de informática forense en mayo de 2012.

Hubo un segundo contrato con la petrolera, en ese caso por “servicio de análisis de información y seguridad”. El trabajo se facturó el 5 de mayo de 2014 y tuvo un coste para Repsol de 20.000 euros, más 4.200 euros de IVA. Un portavoz de la multinacional española reconoció la existencia de estos dos contratos, confirmando los conceptos que se detallan en ambas facturas.

La tercera aseguradora de España

No cotiza en Bolsa, pero forma parte del club que supera los 5.000 millones de euros de facturación. Se trata de Mutua Madrileña, la tercera aseguradora del país tras Vidacaixa y Mapfre por primas emitidas al ostentar una cuota de mercado de casi el 8 %. También contrató hace seis años los servicios de la empresa matriz del grupo controlado por Villarejo.

Factura Cenyt 19/12

“Estudios de solvencia patrimonial”. Uno de los trabajos realizados por Cenyt a Mutua Madrileña en 2012.

En concreto, la compañía ha confirmado que encargó a Cenyt la realización de estudios de solvencia patrimonial en 2012 por un total de 16.000 euros, cantidad desembolsada en tres pagos: uno de 7.000 euros (21 de febrero), otro de 5.000 euros (3 de mayo) y un tercero por importe de 4.000 (1 de julio). “Dichas facturas, tal y como reflejaba su concepto, se referían a estudios de solvencia patrimonial relacionados con litigios en los que a menudo se ven envueltas las aseguradoras. Fue un encargo puntual realizado en la primera parte de aquél año a ese respecto y no se volvió a repetir”, zanjó un portavoz.

Anticorrupción cree que Villarejo incumplió la ley al no pedir permiso para compaginar el negocio privado con su labor policial; sus antiguos mandos le dan ‘coartada’

El eje sobre el que pivota la investigación judicial a José Manuel Villarejo es la prestación de servicios privados -como ‘trabajos de inteligencia’- mientras aún ejercía como comisario “sin la previa solicitud de compatibilidad e infringiendo las prohibiciones legales”, según la Fiscalía Anticorrupción. En la división de Personal de la Policía Nacional “no existe constancia de posibles solicitudes del Sr. Villarejo para compaginar su labor policial con el ejercicio de actividades privadas, por lo que no se ha tramitado autorización alguna al respecto”, respondió la dirección general a través del Portal de la Transparencia del Gobierno a este medio.

En un informe fechado el 20 de abril de 2015, el inspector jefe de Policía José Ángel Fuentes Gago concluyó que el comisario ya jubilado no tenía que pedir solicitud de compatibilidad al considerar que la actividad de Villarejo “no supone un menoscabo del estricto cumplimiento de sus deberes”, “guarda respeto absoluto al horario asignado al puesto de trabajo que desempeñe” y “no tienen relación con asuntos relacionados o que se refieran a las actividades que desarrolle en el Cuerpo Nacional de Policía o que sean de su competencia”.

El comisario hoy en prisión siempre ha mantenido que constituyó sociedades que servían de cobertura para la labor policial con conocimiento de sus superiores y ha defendido la plena legalidad de su actuación. “Me gustaría que alguien encontrara alguna irregularidad en cómo llega el dinero a las sociedades, de dónde viene y cuál es el origen. Todo es absolutamente transparente“, retó en una entrevista concedida a este periódico cuatro meses antes de su detención.

Conocimiento de los “mandos competentes”

La tesis de Villarejo la han avalado los tres últimos directores adjuntos operativos (DAO) que tuvo antes de su jubilación. Agustín Linares, Pedro Díaz-Pintado y Eugenio Pino han presentado un escrito al juez que instruye el caso Tándem en el que, como informó El Mundo, reconocen que las actividades empresariales del controvertido agente «eran conocidas por los mandos policiales competentes».

El pasado 4 de octubre, la Audiencia Nacional rechazó la última petición de Villarejo para quedar en libertad provisional al resolver un recurso de reforma presentado por la defensa del investigado. El juez Diego de Egea sigue apreciando riesgo de fuga pese a que aquél lleva recluido en el centro penitenciario de Estremera (Madrid) desde hace casi un año, a lo que se suman las posibles líneas de investigación adicionales que se podrían poner en marcha en virtud de la información que arrojen las siete comisiones rogatorias que se han tramitado.