Política

El BBVA pagó 175.000 € a Villarejo por evaluar la amenaza yihadista para el banco

La entidad financiera justifica el encargo a una sociedad controlada por el polémico comisario, entonces todavía en activo, por la inversión que tenía en Turquía y el riesgo de atentados al que se enfrentaban sus directivos cuando viajaban a Estambul

logo
El BBVA pagó 175.000 € a Villarejo por evaluar la amenaza yihadista para el banco
José Manuel Villarejo, durante una entrevista concedida a 'El Independiente'.

José Manuel Villarejo, durante una entrevista concedida a 'El Independiente'. GIULIO M. PIANTADOSI

Resumen:

El BBVA contrató a una de las empresas del comisario José Manuel Villarejo, en prisión desde hace casi un año tras su detención en la Operación Tándem, para que identificara y evaluara la amenaza que el terrorismo yihadista representaba para directivos de esta entidad financiera. El antiguo agente encubierto cobró por ese encargo 175.000 euros (IVA excluido).

Se trata de uno los múltiples servicios que el banco que preside Francisco González encargó a Villarejo entre los años 2012 y 2017, como ha desvelado El Independiente. En concreto, el BBVA pagó más de cinco millones de euros al entramado societario del polémico policía durante dicho periodo, como ha reconocido la propia entidad.

La factura la emitió Club Exclusivo de Negocios y Transacciones SL (Cenyt) -una de las compañías controladas por el comisario ya retirado- y está fechada el 31 de diciembre de 2015, fecha en la que quedaban seis meses para que Villarejo pasara a la situación administrativa de baja voluntaria por jubilación (22 de junio). El hoy investigado por la Audiencia Nacional cumplió los 65 años el 4 de agosto de dicho año.

El concepto de la factura, que obra en poder de este diario, dice textualmente: “Servicio de vigilancia y protección de personal de alta dirección de BBVA e instalaciones. Identificación y evaluación de la amenaza yihadista al Grupo BBVA”. Por ese servicio, Cenyt cobró 211.750 euros (incluidos los 36.750 euros correspondientes al 21 % de IVA) mediante transferencia recibida en una cuenta abierta en una sucursal de esta entidad financiera en el Paseo de la Castellana, justamente enfrente de Nuevos Ministerios y a unos 900 metros de la sede del grupo empresarial de Villarejo en Torre Picasso.

Factura emitida por Cenyt por un trabajo de "evaluación de la amenaza yihadista al Grupo BBVA".

Factura emitida por Cenyt el 31 de diciembre de 2015 por un trabajo de “evaluación de la amenaza yihadista” para el Grupo BBVA.

Un portavoz del BBVA ha reconocido a este diario la existencia de dicho encargo a la empresa del entonces comisario en activo y el pago por la prestación de este servicio de asesoramiento en materia de seguridad, con el que pretendían tener información acerca de los riesgos a los que se enfrentaba el personal de alta dirección que viajaba a Estambul por la presencia del grupo español en el mercado financiero turco.

En 2011, la entidad presidida por Francisco González tomó una participación del 25,01 % en el banco turco Garanti, el mayor banco por capitalización bursátil de Turquía. Cuatro años después, el BBVA se convirtió en el primer accionista de dicha entidad tras adquirir otro paquete del 14,89 %, con lo que elevó su participación hasta el 39,90 %.

La entidad financiera justifica el encargo por la inversión que tenía en Turquía y el riesgo de atentados al que se enfrentaban sus directivos cuando iban a Estambul

El encargo a Cenyt se producía meses después de que una kamikaze se inmolara detonando un cinturón de explosivos junto a una comisaría de policía en el distrito turístico de Sultanahmet, en Estambul. El atentado -saldado con la vida de la mujer y de un agente- fue reivindicado por el grupo de extrema izquierda Partido Revolucionario Liberación del Pueblo (DHKP-C), que en mayo de 2016 volvió a perpetrar otra acción terrorista: dos mujeres armadas mataron a dos policías a las fueras de la capital turca.

La evaluación de la amenaza terrorista fue una de las tareas que Cenyt realizó por encargo del BBVA en 2015. Con anterioridad (el 26 de junio y el 4 de diciembre) ya había emitido dos facturas en concepto de “asesoramiento continuado en el análisis de información, localización de patrimonios y servicios de inteligencia comercial y corporativa” por importe total de 60.000 euros, así como un trabajo de investigación para determinar las “motivaciones y finalidades” del acoso al grupo financiero por parte del líder de la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros (Ausbanc). Por este cometido, la empresa del comisario ingresó 175.000 euros (más IVA).

21 facturas por cinco millones

Como viene informando El Independiente, Cenyt -la matriz del conglomerado empresarial controlado por el antiguo agente encubierto- emitió 20 facturas a Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA por importe de 5.005.299,38 euros (sin IVA) entre el 1 de febrero de 2012 y el 1 de abril de 2017. A ésta se suma la expedida por otra compañía del grupo -Cenyt Consultoría Organizacional SL- a cuenta de una sesión de trabajo en grupo denominada Wether the weather, supuestamente impartida el 12 de septiembre de 2013 y por la que cobró 2.800 euros.

El juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso Tándem sostiene que, al menos desde 2012, el comisario ya jubilado “había sido contratado por clientes” para elaborar “informes de inteligencia y dosieres utilizables en el ámbito de luchas personales” valiéndose de la información “confidencial” a la que podía acceder por su “condición policial”. A cambio, el funcionario-empresario recibía “grandes cuantías”, tanto en dinero en efectivo como en pagos “en especie” para él o sus familiares.