España

Podemos corrige a Sánchez: Quiere ampliar al 31 de diciembre la moratoria de alquileres y desahucios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante una sesión plenaria, a 14 de abril de 2021, en el Congreso de los Diputados, Madrid, (España)

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno ep

El anuncio que hiciera este miércoles Pedro Sánchez para prorrogar hasta agosto la prohibición de los desahucios sin alternativa habitacional y la moratoria de los alquileres se queda corto a juicio de su socio gubernamental. Y es que fuentes del sector morado del Ejecutivo han señalado que dichas medidas -incluida la prohibición de corte de los suministros básicos- «se tienen que ampliar mientras sean necesarias».

En concreto, el secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, plantea que la suspensión de los desahucios, la moratoria en el pago de alquileres y la prohibición de cortes de luz, agua y gas, se extiendan «al menos» hasta el 31 de diciembre. En principio estas medidas excepcionales iba a decaer con el fin del estado de alarma, el próximo 9 de mayo, y ahora se prorrogan tres meses más, a todas luces insuficiente para Podemos.

De hecho, el pasado lunes, según las mismas fuentes, ya se trasladó en el seno de Gobierno esta petición, y en las próximas horas se volverá a insistir a través de una carta dirigida a los ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; de Justicia y al de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, esto es, a los ministros José Luis Ábalos y Juan Carlos Campo y a la vicepresidenta Teresa Ribero, respectivamente. Forma harto curiosa de dirigirse a los compañeros de Gobierno con los que se comparte mesa en el Consejo de Ministros.

Se abre así un nuevo frente de batalla entre socialistas y morados a pesar de que con la salida de Pablo Iglesias los primeros creían que la tensión interna en el Gobierno decaería varios grados. Pero todo ello acontece en mitad de la negociación de la nueva ley de Vivienda, para la que, a pesar de los meses transcurridos desde que los negociadores se sentaron por vez primera a la mesa, sigue sin haber acuerdo.

El departamento de Ábalos y el de Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales, chocan en el capítulo referido al control del crecimiento desorbitado del precio de los alquileres en lo que se denominan «zonas tensionadas», normalmente el centro de las grandes ciudades.

Sin acuerdo tras meses de negociación

Hay una discrepancia de fondo sobre el instrumento a aplicar. Mientras el sector morado del Gobierno cree que debe haber una intervención directa a través de un índice de precios de referencia -conforme a lo acordado en el pacto de la coalición- tanto Ábalos como la ministra de Economía, Nadia Calviño, prefieren incentivar la estabilidad de los precios con incentivos fiscales.

Los más curioso es que el anuncio que hiciera Sánchez este miércoles responde a una iniciativa del Ministerio de José Luis Ábalos, competente en materia de Agenda Urbana, pero tanto de un lado como de otro no quieren aclarar si los morados estaban sobreaviso o se vieron sorprendidos por las palabras del jefe del Ejecutivo.

Comentar ()