La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha condenado este viernes las amenazas recibidas por Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, que recibieron en los últimos días varios sobres anónimos con balas en su interior.

«Sin ninguna duda condeno cualquier amenaza, como he hecho siempre», ha tuiteado Ayuso, tras salir de un acto con los reyes Felipe VI y Letizia en Alcalá de Henares. La presidenta regional ha reaccionado así a la trifulca sucedida en el debate organizado por la Cadena SER, suspendido tras el abandono de Pablo Iglesias, Ángel Gabilondo y Mónica García, después de que la candidata de Vox Rocío Monasterio pusiera en duda la credibilidad de las amenazas.

Por la tarde, durante un acto en Tres Cantos, Ayuso ha incidido en la misma idea, aunque criticando la actitud de Podemos en situaciones similares en el pasado.

«Condeno la violencia venga de donde venga. Sea un escrache, acordonar una casa o enviar balas», ha dicho Ayuso en el acto de su partido, reclamando a Iglesias que se aleje de los que justifican la violencia y mencionando la cercanía de Podemos con políticos como el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

En la misma línea se ha expresado Pablo Casado, que ha condenado «rotundamente» las amenazas contra los dos dirigentes políticos y contra la responsable de la Guardia Civil.

Tras el abandono de Pablo Iglesias del debate de la SER, la cuenta del PP de Madrid ha tuiteado un polémico «cierra la puerta al salir», que ha sido borrado al cabo de unos minutos.

«El PP de Madrid ha condenado las amenazas recibidas, como ha hecho siempre. Somos un partido que condena la violencia, venga de donde venga, siempre», ha escrito posteriormente.