Uno en Navalcarnero, el otro en Vallecas. José Luis Ábalos y Pablo Iglesias han coincidido en comparar la «libertad» que pregona Isabel Díaz Ayuso en su campaña de las elecciones del 4-M con la que había en época de Franco.

El ministro de Transportes y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, aseguró este viernes, durante un mitin en Navalcarnero, que la «libertad» que defiende la presidenta es para ir a los bares y esa ya la había con Franco y considera que en la región hay un régimen, lo más parecido a una dictadura. Además, considera «nacionalista» la propuesta de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, de vivir a la madrileña, e ironizó asegurando que no sabe si lo de no encontrarse a los exnovios depende de la cantidad de habitantes o de la «cantidad de ex» novios.

El ministro se empleó a fondo contra la presidenta regional, tanto por sus afirmaciones de «vivir a la madrileña» como por la campaña del PP basada en la palabra «libertad». Madrid, según Ábalos, vive en un «régimen» porque después de 26 años gobernando hay gente de 40 años que solo recuerda al PP en el Ejecutivo regional.

Trató de desmontar el lema de la campaña del PP, la palabra «libertad», asegurando que «duele» escucharlo de boca de quienes «impidieron la libertad efectiva». Si la libertad consisten en poder ir al bar que te da la gana, comprar donde te da la gana o llegar a la hora que te da la gana, se podría afirmar que «con el franquismo había mucha libertad». «Todo eso era posible con la dictadura», ha espetado para puntualizar que «eso no es libertad».

En su opinión, el aparato de propaganda que tiene la derecha «asfixia tanto» que se pregunta «qué intereses tan fuertes tiene que haber para conseguir tanto apoyo»: «Qué es lo que se juegan, cuánto se juegan».

«¿Qué hacemos aquí?, se ha preguntado, para posteriormente afirmar que la que se presenta para presidenta ya lo era y «con los que gobernaba va a seguir gobernando» porque considera que, independientemente de quién dirija las consejerías de la Comunidad, «la impronta la marca la ultraderecha» con la que el PP mantiene una relación «de amor impúdica».

En su opinión, el PP en Madrid no tiene el pudor que en otras partes de España y para evitar el estigma que temen en otros países de Europa, ha decidido ir «de modo descarado»: «No me acuse más de franquista, sí lo soy y qué», ha espetado el ministro.

«Libertad no es ir a los toros»

En un mitin de Podemos en Vallecas, también este viernes, Pablo Iglesias ha afirmado que «si la libertad es tomarte una caña, no encontrarte a su expareja o ir a los toros, entonces con Franco también había libertad».

En un mitin a favor del mundo de la cultura celebrado en la llamada Plaza Roja de Vallecas, Iglesias ha pedido a los barrios y ciudades de la gente trabajadora que «den una lección de lo que significa la palabra dignidad». «Es indignante tener que escuchar estos días que la libertad es tomarte una caña o no encontrarte con tu expareja. Con Franco entonces también había libertad, porque la libertad no es ir a los toros o no encontrarte con tu expareja», ha manifestado.

Durante su intervención, Iglesias ha lanzado también otro recado a Isabel Díaz Ayuso. Así, ha aseverado que «quien habla tanto de España, quien pronuncia con tanta agresividad, no reivindica el trabajo de escultores, músicos, actores, cineastas». «Para ellos España son los reyes de dinastías extranjeras, son los nobles que para vivir bien han tirado de la gente de abajo, son gente como Florentino Pérez o Amancio Ortega. Para ellos España es una marca. Por eso desprecian la cultura y les llaman subvencionados», ha apuntado.

En ese punto, ha pedido a la candidata del PP que, como prometió, le enseñe la factura que acredite que pagó con su dinero «el piso de lujo de Sarasola» en el que pasó el confinamiento cuando se contagió de coronavirus. «¿O es que es él a quien subvencionamos con dinero de todos los madrileños. Límpiese la boca en llamar subvencionados a los trabajadores de la cultura», le ha exhortado Pablo Iglesias.