Una cuarta parte de los policías nacionales que se encuentran destinados actualmente en Cataluña ha conseguido plaza en otra comunidad en el concurso general de méritos convocado por la Dirección General el pasado mes de febrero para cubrir en toda España 4.146 vacantes (3.711 en la escala básica y 435 en la categoría de subinspector). Continúa así la desbandada que en los últimos años se viene registrando, alentada en gran medida por la situación política derivada de la presión independentista y la carestía de vida en ciudades como Barcelona.

La División de Personal del Cuerpo Nacional ha publicado en su web el listado de plazas adjudicadas tras baremar los méritos de los funcionarios que solicitaron cambio de destino en el plazo estipulado. La relación es todavía provisional, pudiendo los agentes presentar reclamaciones hasta el próximo 11 de mayo en caso de disconformidad con la valoración de los méritos alegados.

A la espera de que se dé a conocer la lista definitiva, 89 subinspectores, 128 oficiales y 645 policías nacionales que ejercen en este momento en alguna de las cuatro provincias catalanas han logrado un puesto fuera de esta comunidad, según ha podido comprobar este diario. De estos 862, 186 (el 21,57 %) pertenece a una misma plantilla: la del puesto fronterizo del aeropuerto barcelonés El Prat-Josep Tarradellas. Teniendo en cuenta que la dotación de este destino es de 572 efectivos, ello supondrá una rotación del 32,5 %.

3.437 policías nacionales en Cataluña

Con datos relativos al 31 de enero de enero de 2021, el Gobierno ha cifrado en 3.437 los policías nacionales disponibles en Cataluña, de los que el 74,86 % (2.573) está desplegado en la provincia de Barcelona. El desglose se completa con 339 agentes en Tarragona, 336 en Girona y 189 en Lleida, según se detalla en la respuesta a una pregunta escrita formulada por el grupo de Vox en el Congreso.

Expresado en otras palabras, uno de cada cuatro policías nacionales que sirven en Cataluña se marchará cuando se resuelva este concurso general de méritos, prolongándose la tendencia que se viene advirtiendo en los últimos años. Al clima político provocando por el desafío secesionista se suma el coste de la vida, lo que ha llevado a los sindicatos policiales a reclamar un incremento del complemento de territorialidad de hasta los 600 euros mensuales. 

El 21,5 % de los policías que se marcharán de Cataluña están destinados en el aeropuerto de El Prat

La última polémica ha tenido como detonante la decisión de la Generalitat de retrasar la vacunación contra la covid-19 a los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado mientras el 80 % de los mossos ya había sido inmunizado. La petición de medidas cautelares de Jupol y Jucil ha llevado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) a darle diez días al Departamento de Salud para que iguale el porcentaje de policías nacionales y guardias civiles vacunados al de los Mossos d’Esquadra.

Entre las plazas ofertadas en Cataluña en este concurso de méritos que no han sido demandadas y las vacantes que se han generado en las plantillas al lograr sus titulares otros destinos, el número de puestos que teóricamente se quedaría sin cubrir en esta comunidad asciende a 981 (709 policías, 149 oficiales y 123 subinspectores). Muchas de estas plazas serán asignadas forzosamente a gran parte de los funcionarios que juren próximamente su cargo tras completar su formación teórica y práctica.

Las dos plantillas catalanas con más vacantes son las correspondientes a la Jefatura Superior de Policía (329) y la del puesto fronterizo del aeropuerto de El Prat (185). Le siguen la Unidad de Extranjería y Documentación de La Junquera (52), las comisarías locales de Reus y Terrasa (36), la comisaría local de Cornellá de Llobregat (35), la comisaría provincial de Lleida (31), la de Sabadell (27), Sant Adriá del Besós (26), Mataró (23), la comisaría provincial de Tarragona y la Unidad de Extranjería y Documentación de Les (21), Tortosa y Portbou (19), entre otras.

Refuerzo en Canarias

Una de las comunidades en las que el refuerzo policial será más llamativo es la canaria. Como informó este diario, la Dirección General ha ofertado casi un centenar de plazas más que en el anterior concurso general de méritos para las escalas subinspección y básica. Ello se relaciona con el incremento de la presión migratoria que sufre el archipiélago desde el pasado año, cuando arribaron a sus costas más de 23.000 migrantes en situación irregular (un 756,8 % más).

Según el listado provisional, sólo han quedado vacantes 30 puestos en Canarias: siete en la comisaría local del Sur de Tenerife, seis en la comisaría local de Puerto del Rosario y en la comisaría provincial de Santa Cruz de Tenerife, tres en las comisarías locales de La Laguna y Santa Cruz de la Palma, y una en las comisarías locales de Maspalomas y Puerto de la Cruz-Los Realejos y en el puesto fronterizo del aeropuerto Tenerife Sur. Al igual que ocurrirá en Cataluña, algunas de estas plazas se cubrirán con los agentes que se incorporarán al servicio el próximo verano.

También han quedado puestos desiertos en el Campo de Gibraltar, una de las comarcas en las que el Ministerio del Interior viene realizando un mayor esfuerzo en los últimos años para luchar contra las mafias del contrabando de drogas y tabaco. En concreto, quedarían vacantes 19 plazas en la comisaría local de Algeciras y 10 en la de La Línea de la Concepción.