España

El presidente de Melilla pide a Sánchez el despliegue del Ejército como prevención

El presidente de Melilla, Eduardo de Castro, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un posible despliegue del Ejército en la ciudad como una medida "preventiva y cautelar"

EFE

El presidente de Melilla, Eduardo de Castro, ha pedido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un posible despliegue del Ejército en la ciudad como una medida «preventiva y cautelar», dada la «situación de crisis muy grave» tras lo sucedido en Ceuta.

En rueda de prensa, De Castro ha apuntado que «no hay nada que haga ver que se necesita el Ejército» en estos momentos, pero ha planteado esa posibilidad de desplegarlo en la conversación telefónica que ha mantenido con Sánchez esta mañana.

Según ha dicho el presidente melillense, Sánchez «ha tomado nota» y le ha respondido que hablará con la ministra de Defensa, Margarita Robles, por lo que «no es descartable esa posibilidad».

Asimismo, ha dicho que Pedro Sánchez le ha asegurado que el Gobierno llevará a cabo «todos los refuerzos en medios materiales y personales que hagan falta».

En este punto, Eduardo de Castro ha informado de que el Consejo de Gobierno que ha convocado de urgencia esta mañana ha hecho un apoyo explícito al Gobierno en las medidas que ha empezado a tomar.

De Castro ha dicho que la situación de Ceuta «es bastante más grave y distinta» a la que hay en Melilla, y en las conversaciones que ha mantenido desde este lunes con el presidente ceutí, Juan Vivas, le ha manifestado el «apoyo y preocupación» del Gobierno melillense.

«Hay que esperar que esta situación anómala y grave en lo que respecta a Ceuta concluya lo antes posible y Marruecos recapacite y vuelvan las aguas a su cauce, no como estamos ahora, con una grave crisis de frontera y humanitaria», ha lamentado el presidente melillense.

Ha aprovechado su conversación con Sánchez para manifestarle «la necesidad de que los asuntos de Melilla y Ceuta sean llevados a las instituciones europeas», porque ambas ciudades son frontera sur de Europa y «tienen que estar en Europa».

Por esta razón, ha considerado una «muy buena noticia» que «Bruselas haya hecho movimientos de advertencia a Rabat», y ha señalado que, al parecer, lo sucedido en Melilla y Ceuta será incluido en el orden del día de un consejo de ministros europeos.

El presidente melillense ha convocado una Junta de Portavoces para informar a los grupos de la Asamblea todo lo que se ha hecho y llevará una propuesta de declaración institucional. 

Comentar ()