España | Tribunal

La defensa de Isabel Serra dice que fue condenada por un atestado policial lleno de "corta-pegas"

El Tribunal Supremo revisa la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que se atribuyeron a la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid los delitos de atentado a la autoridad, lesiones y daños

La defensa de Isabel Serra, la diputada y portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, ha pedido este miércoles al Tribunal Supremo anular la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que podría apartarla de la política durante un año y siete meses. En abril del año pasado fue condenada por atentado a la autoridad, lesiones y daños por su participación en la protesta contra un desahucio en el barrio de Lavapiés de Madrid en 2014.

La Sala de lo Civil y Penal del tribunal madrileño consideró probado que profirió insultos, dio empujones y arrojó objetos contra agentes que intervinieron en el desahucio. Este miércoles, la Sala de lo Penal del alto tribunal ha escuchado a los abogados de la política y a la Fiscalía en la vista del recurso de casación.

Ante el presidente de la Sala, Manuel Marchena, los letrados Daniel Amelang y Eric Sanz de Bremond han defendido la inocencia de Serra. Consideran precisamente que la sentencia objeto de recurso, que consideran «arbitraria», vulneró su derecho a la presunción de inocencia porque en ella se «asumió de manera acrítica las vagas e imprecisas manifestaciones de los agentes de policía» y porque no entra a valorar «la irregular investigación policial», que se limitó a hacer «corta-pega» de un informe policial inicial en un atestado final, sin valorar «el resto de pruebas testificales y documentales».

La Fiscalía: «Llamó cocainómana a una Policía»

La defensa de Serra alega que mientras el atestado en el que se basó la acusación contra la política para su condena recogió que ella lanzó objetos contundentes a los agentes, cuando los policías declararon en el juicio se limitaron a apuntar hacia ella de manera genérica, sin poder aclarar «dónde ni cuándo lanzó los objetos la recurrente» y sin poder tampoco especificar «dónde se encontraba ésta». Los abogados defienden que Serra no participó en los hechos violentos, que en las fotografías y vídeos que obran en el sumario no aparece en primera línea de los hechos y que las pruebas, en todo caso, ayudan más a sostener su inocencia que su culpabilidad.

También afirman que los únicos objetos que se acreditó que los manifestantes lanzaron a los agentes de la Policía Nacional y Municipal fueron «un gorro de lana, fruta o un periódico hecho una bola».

El representante de la Fiscalía en la vista, sin embargo, ha expuesto que los hechos objeto de enjuiciamiento ya fueron reconocidos por otros siete participantes en la manifestación no aforados que fueron condenados en una sentencia previa de la Audiencia Provincial. Por eso, el fiscal considera que la defensa no debería poner en duda nuevamente el relato de hechos de la sentencia recurrida, sino si Serra participó o no en éstos.

En ese sentido, ha recordado que existen testificales de policías que afirmaron que la portavoz de Podemos, que en el momento de los hechos tenía 24 años y no estaba en política, «era de las instigadoras, de las que llevaba la voz cantante en el grupo».

También ha expuesto que una de las agentes insultadas «se quedó con los rasgos de la persona que de manera agresiva» se dirigió a ella afirmando «eres una cocainómana, mala madre, hija de puta, con todo los que hemos luchado las mujeres contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros».

El representante del Ministerio Fiscal insiste en que los agentes sí que vieron a Serra lanzar objetos y no ve indispensable precisar cuáles. «No creemos que sea un dato que se le pueda exigir». Por ello, ha pedido al tribunal que ratifique la condena del TSJM.

Te puede interesar

Comentar ()