Cataluña | España

Aragonès activará la coordinación con Puigdemont antes de reunir a la mesa con el Gobierno

Pere Aragonès, entrevistado en RAC1

Pere Aragonès, entrevistado en RAC1

Pere Aragonès quiere poner en marcha el acuerdo de coordinación con JxCat para la estrategia independentista antes de reunir la mesa de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez. Así lo ha asegurado hoy el dirigente de ERC, que hoy tomará posesión como presidente de la Generalitat. Aragonès ha confirmado que quiere agilizar el diálogo con el Gobierno, pero ha dejado claro que no irá solo en este envite, sino que quiere contar con el apoyo del partido de Carles Puigdemont, la CUP y las entidades independentistas, Òmnium y ANC.

«Nuestra voluntad es es empezar esta mesa de negociación cuanto antes» ha asegurado el nuevo president en declaraciones a Rac1 refiriéndose a la mesa de diálogo. Pero ha advertido de que «antes» quiere «arrancar el acuerdo nacional para la autodeterminación y la amnistía».

Se trata del espacio pactado por ERC y Junts como órgano de definición de la estrategia independentista. Ese que JxCat quiere que dependa del Consejo por la República (CxR) y que ERC ha cuestionado por considera que supondría una «tutela» de Puigdemont sobre el nuevo ejecutivo-.

Comunicado del CxR

Paralelamente, el Consejo hacía público un comunicado en el que se felicita porque el acuerdo entre Junts y Esquerra «asuma la oferta» CxR «como marco institucional idóneo en el que insertar la dirección política colegiada formada por los tres partidos y las dos entidades». Un extremo al que Esquerra se ha resistido durante los tres meses de negociaciones para la formación del nuevo gobierno.

Esta mañana, sin embargo, Aragonès advertía que a la mesa de diálogo «no solo debe ir el Govern, la idea es compartir propueestas de la forma más amplia posible, para que cuando vayamos a la mesa poder decir que detrás está la sociedad civil movilizada».

El Gobierno ha trasladado ya a Esquerra su voluntad de reabrir cuanto antes la mesa de diálogo, en la que confía poder avanzar más ahora que con la presidencia de Quim Torra, abiertamente opuesto a la negociación. Un proceso que iría paralelo a la tramitación final de los indultos a los condenados por el 1-O, que algunos sitúan para este verano.

Aragonès ha añadido que el viernes recibió, entre otros, la felicitación de Pedro Sánchez por su investidura, con el que ya trató brevemente la necesidad de retomar la mesa de diálogo. Ha explicado que se han emplazado a hablar esta misma semana para ahondar en los fondos europeos Next Generation y sobre «el conflicto político con el Estado», que asegura sólo se puede solucionar con un referéndum de autodeterminación y la amnistía para los presos del 1-O.

Portavoz sin consejería

El presidente electo se ha referido también a la conformación de su ejecutivo, que se dará a conocer mañana, tras la toma de posesión. Aragonès ha explicado que el nuevo Govern tendrá una portavoz que «no necesariamente» esté frente de la Conselleria de Presidencia, como ha hecho hasta ahora Meritxell Budó. Una fórmula que ya utilizó en su momento el gobierno de José Montilla.

«Todos los consellers tendrán que afrontar los retos que les propongo, pero también deben tener en cuenta el acuerdo entre ERC y Junts y el pacto alcanzado entre ERC y la CUP», ha explicado Aragonès.

Sin embargo, ha evitado pronunciarse sobre quién podría ocupar carteras sobre las que aún hay interrogantes: «Todos quieren que las instituciones funcionen mejor. Esto también comporta que las informaciones se comuniquen cuando toca por parte del presidente del Govern».

Por eso, ha explicado que dará a conocer los titulares de los 14 departamentos del nuevo Govern en una comunicación pública que asegura pretende hacer este mismo martes.

Te puede interesar

Comentar ()