Cataluña | España

Inquietud en la Guardia Civil porque la unidad marítima de los Mossos los expulse de aguas catalanas

El Ministerio de Transportes ha acordado asumir la formación de las patrullas marítimas de la Generalitat

Embarcación de la Policía Marítima de los Mossos.

Embarcación de la Policía Marítima de los Mossos. MOSSOS D'ESQUADRA

«No hay novedades» en la creación del la unidad marítima de los Mossos d’Esquadra. Al menos, así lo asegura a portavoz del gobierno catalán, Patricia Plaja. En la Guardia Civil, sin embargo, no lo ven tan claro. La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha dado la voz de alarma sobre las intenciones de la Generalitat, y la aquiescencia del Gobierno, después de que el Ministerio de Transportes se haya comprometido a avalar la formación de los nuevos miembros de la unidad marítima.

Es el primer reconocimiento tácito, por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, de la creación de una Policía Marítima de los Mossos, no contemplada en la distribución competencial entre policía autonómica, Policía Nacional y Guardia Civil. Un reconocimiento que llega en pleno proceso de deshielo en las relaciones con el nuevo Govern de Pere Aragonès.

El temor de la AUGC es que la Generalitat busque, con la creación de esta unidad, expulsarlos de las aguas catalanas. «Parece tener la clara intencionalidad de ir acaparando poco a poco competencias que ya tiene asumidas la Guardia Civil» para «echar» a este cuerpo de Cataluña como ya ocurrió «en el País Vasco o como intentan hacer en Navarra».

Falta de medios

Los Mossos solo tienen competencias en embarcaciones de recreo, recuerda Pedro Carmona, portavoz nacional de la AUGC, que se pregunta «para qué esa dotación en medios y personal», y una formación avalada por el Gobierno que va más allá de «la básica». Carmona advierte además de que en otras especialidades, como el Seprona «temen un efecto dominó» sobre ámbitos que son competencia de la Guardia Civil.

En este contexto, el portavoz de la AUGC señala que los avances de la Generalitat coinciden con un momento delicado para el cuerpo en Cataluña por la falta de personal. «No hay incentivos» para pedir como destino una comunidad en la que los agentes del cuerpo sufren una presión social superior al resto de España a causa del procés. Por eso la Asociación reclama la declaración de «zona de especial singularidad» para evitar que las vacantes en Cataluña queden desiertas.

De lo contrario, advierte, la Generalitat puede aprovechar «la falta de efectivos y el abandono» de la dirección de la Guardia Civil -en Barcelona, por ejemplo, falta presupuesto para arreglar motores de embarcaciones, explican desde la AUG- para ocupar especialidades que corresponden competencialmente a la Benemérita.

Titulación validada

La Generalitat anunció la creación de su unidad marítima en febrero de 2020, con la intención de lanzar las primeras embarcaciones al mar durante este 2021 en los puertos de Palamós (Girona) Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y l’Atmella de Mar (Tarragona). Se trata de tres puertos de titularidad autonómica que actuarán de base del despliegue de la nueva policía marítima.

Pero la alarma ha saltado en la AUGC a raíz del acuerdo, publicado en el BOE el pasado 10 de junio, por el que la Dirección General de Marina Mercante del Ministerio de Transportes acuerda validar la titulación de los nuevos agentes con el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña. Un acuerdo por el que el ministerio de José Luis Ábalos asume el compromiso de validar las titulaciones de los nuevos agentes autonómicos para pilotar las embarcaciones.

Plaja ha asegurado que el acuerdo no supone ningún cambio en el proyecto de la Generalitat, tampoco en el estatus de los diferentes cuerpos de seguridad en Cataluña. «No es novedad, la unidad se presento hace un año» y sus integrantes «ya han realizado los cursos de formación» correspondientes. «Se está trabajando desde hace meses» en este proyecto, ha señalado.

La Policía Marítima de los Mossos cuenta en la actualidad con siete embarcaciones y una treintena de agentes.

Competencia de la Guardia Civil

El ex conseller Miquel Buch, impulsor de la unidad, aseguró en su presentación que el objetivo es «normalizar las funciones del Cuerpo» en seguridad ciudadana y policía administrativa también en el ámbito marítimo. Un año antes, sin embargo, la Comisión Nacional de Policía Judicial -que agrupa a los ministerios de Interior y Justicia, la Fiscalía y los departamentos de Interior de Cataluña y País Vasco- determinó en 2019 que la Guardia Civil asumiera todas las competencias policiales que tuvieran como escenario el mar.

Unas funciones que en la actualidad ejercen los especialistas de los GEAS (Unidad de Actividades Subacuáticas) y del SEMAR (Servicio Marítimo) de la Guardia Civil.

Cuando se creó la unidad, Buch aseguró que no tenía intención de renegociar a corto plazo con el Gobierno las competencias en el mar de los Mossos. “Lo trasladaré a quien corresponda cuando esté desplegado. Ahora mismo es avanzar acontecimientos”, afirmó. Ahora, con ERC al frente de la consejería de Interior y en plena distensión con el Gobierno de PSOE y Podemos, la AUGC teme que haya llegado ese momento.

«Cataluña prepara para este año una flota de 7 patrulleras con claras intenciones de quitarse de en medio al Grupo de Actividades Subacuáticas y al Servicio Marítimo de la Guardia Civil e intentar aglutinar más competencias policiales» apuntan desde la Asociación.

Te puede interesar

Comentar ()