España

El PSOE aboga ahora por la "España multinivel" frente al "neocentralismo" para acomodar a Cataluña

La Vicesecretaria General del Partido Socialista, portavoz del GPS en el Congreso y Coordinadora General del 40 Congreso, Adriana Lastra. EP

El PSOE aboga ahora por la «España multinivel» frente al «neocentralismo» para acomodar a Cataluña. «Nos preocupa la amenaza del neocentralismo de quienes desprecian los logros evidentes del Estado de las Autonomías. La España multinivel moderna es la que ofrece cauces democráticos de diálogo y pacto en el marco de la ley para dar salidas a situaciones como la de
Cataluña, en clave de mayor profundización del Estado de las autonomías», se puede leer en la Ponencia Marco presentada este sábado para el 40º Congreso del partido el próximo mes de octubre en Valencia.

El PSOE propone «mejoras en clave federal» para impulsar el Estado de las autonomías teniendo como referencia a países del entorno con estructuras federales «exitosas» para, así, «estrechar lazos» y reforzar la cogobernanza y coordinación entre las distintas Comunidades Autónomas.

En el citado documento, el PSOE apuesta por «dotar a España de una cultura federal» y recoge una serie de propuestas en diversos ámbitos que pasan por economía y empleo, feminismo, ciencia y sanidad, educación o transición ecológica, entre muchas otras.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

«El fortalecimiento del proyecto de España se sustenta en la promoción de los idiomas cooficiales, la sensibilidad hacia sentimientos de pertenencia diversos, el fomento del diálogo interterritorial o la cooperación leal entre Administraciones», se recoge en la ponencia.

El PSOE critica que «cada vez que se han ignorado estos principios, se han sembrado problemas en cuyo encauzamiento hemos invertido extenuantes esfuerzos políticos que generan fatiga social», informa Europa Press.

Según recoge este documento, el PSOE asume el compromiso de «promover granes acuerdos para profundizar en las reformas políticas y legales que fortalezcan el Estado autonómico siguiendo los mejores ejemplos de países de nuestro entorno con estructuras federales exitosas». Asimismo, defiende que en el federalismo se ubican «las mejores fórmulas para garantizar la cohesión social y la igualdad».

«Somos conscientes de que las reformas de vocación federalizante que proponemos requieren por su alcance de amplio respaldo social y político, pero las entendemos como una evolución lógica y positiva del vigente Estado autonómico», subraya el documento.

La respuesta federalista que el PSOE aporta para la «resolución de los desajustes» que presenta el actual Estado Autonómico.

Por otra parte, dentro de este mismo bloque, el partido destaca la necesidad y «asignatura pendiente e inaplazable» de acordar un nuevo modelo de financiación autonómica con reglas clarificadoras que aseguren la autonomía financiera de las CCAA. Una cuestión que, remarca, es una fuente «inagotable de conflicto y frustación».

El PSOE propone la reforma de la Constitución para evitar el bloqueo en futuras investiduras

El PSOE indica, no obstante, que «el desarrollo natural del Estado autonómico no equivale exclusivamente, aun siendo muy importante, a la transferencia de competencias» del Gobierno hacia las CCAA, sino que que resalta la necesidad de reforzar «la cooperación, lealtad y solidaridad interterritorial».

El PSOE apuesta además por reformar la Constitución para evitar situaciones de bloqueo en futuras investiduras a la presidencia del Gobierno como sucedió a finales de 2019 cuando algunos partidos de la oposición bloquearon la investidura de Pedro Sánchez como presidente por lo que se tuvo que celebrar una segunda repetición electoral el 10 de noviembre de ese año.

«Nuestro país no puede estar a merced de las llamadas mayorías de bloqueo. Por eso apostamos por reformar el mecanismo de elección del presidente del Gobierno recogido en el artículo 99 de la Constitución (…) permitiendo la presentación de varios candidatos al mismo tiempo y garantizando la investidura y gobernabilidad del que logre un mayor apoyo parlamentario y despejando la amenaza de repetición electoral».

El grupo socialista considera la «cultura del bloqueo» como uno de los fenómenos políticos recientes «más preocupantes». Este bloqueo consiste, según explica el texto, en que los que no son capaces de sumar una mayoría parlamentaria propositiva, adoptan la estrategia de impedir que instituciones funcionen.

Los socialistas planean además una profunda revisión del impuesto sobre sociedades

En este sentido, el PSOE critica la postura que tomó el Partido Popular en 2019 que «estuvo a punto de impedir la elección de un presidente y la formación de un Ejecutivo, lo que habría abocado a España a una segunda repetición electoral a las puertas de una pandemia», subraya el documento.

El PSOE propone una profunda revisión del impuesto sobre sociedades, en el que pretende fijar un tipo efectivo mínimo, que deberá venir aparejado también de una notable simplificación de los incentivos fiscales, entre otras medidas.

A su vez, apuesta por la fijación de una tasa común para las grandes corporaciones que rentabilizan el mercado único para contribuir a la financiación del presupuesto comunitario. Esta reforma de la tributación de las empresas resulta central para una revisión profunda del conjunto del modelo.

Sobre el impuesto de la renta, el partido socialista señala la posibilidad de introducir impuestos negativos en coherencia con las distintas prestaciones sociales, especialmente el Ingreso Mínimo Vital.

En el marco de la transición verde, el PSOE afirma que hay que poner especial acento en los efectos redistributivos de estos impuestos, diseñando instrumentos de compensación eficaces y que lleguen de forma ágil a sus destinatarios.

Respecto al teletrabajo, la formación socialista ha asegurado que se deberán potenciar las medidas de conciliación de la vida laboral y personal y garantizar los derechos de los trabajadores en el trabajo a distancia.

«El teletrabajo sin control puede hacer que se refuercen los roles de género y el reparto de tiempos y trabajos se haga de manera aún más desigual que antes, generando nuevas fuentes de estrés, tensiones familiares y laborales y un desarrollo profesional desigual», ha criticado.

Te puede interesar

Comentar ()