España

Sánchez sale en defensa de la Corona pero elude opinar sobre la vuelta del emérito

Felipe VI y Pedro Sánchez en Marivent EFE

El jefe del Estado, Felipe VI, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez han mantenido su habitual despacho veraniego en Marivent (Mallorca). A su término, el jefe del Ejecutivo ha vuelto a vender optimismo al comparar la situación actual con la de hace un año. Pero de fondo gravitaba el primer aniversario de la marcha del Rey emérito, cuestión que ha intentado soslayar ante el interrogante de si es partidario de su regreso a España.

Después de argumentar que en un año «han cambiado muchas cosas» en materia sanitaria y económica, ha reiterado su «compromiso con las instituciones constitucionales, de la primera a la última» y puesto en valor la actualización, la renovación y la transparencia» de esas instituciones. En este sentido, ha asegurado que le complace «ver cómo el actual jefe del Estado también está comprometido con la actualización y la transparencia de la Casa Real».

Tras asegurar que no ha tratado de este asunto con Felipe VI en su despacho de este martes, no se ha movido de posición pese a la insistencia de los periodistas. «Lo que les he dicho es lo que les he dicho. Estamos comprometidos con las instituciones constitucionales y valoramos ese ejercicio de transparencia y actualización que a lo largo de su reinado ha desplegado el rey Felipe», ha zanjado.

El Rey emérito salió de España de forma sorpresiva hace un año y su situación, tanto judicial como personal, dista mucho de estar resuelta. Don Juan Carlos ha intentado en varias ocasiones volver a España, de donde no se quería ir, pero ha resultado políticamente inconveniente ese regreso, sobre todo para Zarzuela.

Además, la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, ha aprovechado tanto el aniversario de la marcha del emérito como la cita en Mallorca para arremeter contra el anterior jefe del Estado y hacer una proclama a favor de la república. La ministra portavoz , Isabel Rodríguez, se ha negado a valorar sus palabras bajo el argumento de que no usará la sala de prensa de Moncloa para responder a declaraciones de otros miembros del Ejecutivo. También Sánchez ha soslayado las graves acusaciones de la sustituta de Pablo Iglesias, que habla de «corrupción», «impunidad» y «grave anomalía democrática».

Interrogado por otro lado el presidente sobre la comisión bilateral estatutaria con la Generalitat, que se reunió este lunes, se ha aferrado a que se trata de cumplir el estatuto de Cataluña y calificado de «magnífica noticia» que se haya desbloqueado la ampliación del aeropuerto de El Prat, lo que facilitará, ha aseverado, «que Cataluña se recupere a mejor ritmo» desde el punto de vista económico.

Te puede interesar

Comentar ()