España

La Policía aplaza la construcción de varias comisarías para levantar un 'macroedificio' en Madrid

Interior destina 60,2 millones a un edificio tecnológico en el complejo policial de Canillas no previsto inicialmente en el Plan de Infraestructuras | La ejecución pospone obras en Oviedo, Pamplona, Badajoz, Puerto del Rosario, Torrelavega, Sevilla y Granada

Fernando Grande-Marlaska y Francisco Pardo Piqueras, en un acto de la Policía antes de la pandemia.

Fernando Grande-Marlaska y Francisco Pardo Piqueras, en un acto de la Policía antes de la pandemia. EP

El Ministerio del Interior ha pospuesto la construcción o reforma de siete comisarías o jefaturas proyectadas en diversas ciudades del país para destinar dicha inversión a levantar un ‘macroedificio’ en el complejo policial de Canillas (Madrid) que requerirá más de 60 millones de euros. Esta obra no estaba prevista en los planes iniciales del equipo que lidera Grande-Marlaska.

El denominado ‘Edificio tecnológico’ será una de las actuaciones que la Dirección General de la Policía financiará con cargo al Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-2025, un ambicioso programa de obras aprobado por el Consejo de Ministros el 18 de enero de 2019 y que prevé una inversión de 600 millones de euros para la reforma y construcción de comisarías de Policía y cuarteles de la Guardia Civil. También alcanzará a otros edificios de la Secretaría de Estado de Seguridad -como los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)- y de Instituciones Penitenciarias, encargándose de su ejecución en todos los casos la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE).

El citado proyecto no figuraba entre el medio centenar de actuaciones que la Dirección General de la Policía pensaba financiar en un principio con los 275 millones que le correspondían del citado plan (la misma cantidad que a la Guardia Civil). En el listado inicial se detallaba una intervención consistente en ‘nuevas instalaciones de Automoción’ en las instalaciones de Canillas por importe de 7,5 millones, pero no una obra que concentrará finalmente casi una cuarta parte de los fondos de esta partida extraordinaria con la que se pretende paliar parte de las carencias provocadas por años de restricciones presupuestarias.

Con un coste cifrado en 60,17 millones, el ‘Edificio tecnológico’ -formado por una pastilla horizontal y una torre- contará con una superficie construida de 59.830 metros cuadrados repartidos entre cuatro sótanos para aparcamientos, la planta baja y ocho en superficie. Según ha podido conocer El Independiente, la intención es que las futuras instalaciones acojan el Centro Tecnológico de la Policía (CETEPOL), la Jefatura de Sistemas Especiales, el centro de respaldo de la Unidad de Informática y Comunicaciones, la Unidad Central de Inteligencia Criminal (Comisaría General de Policía Judicial), la División de Personal, la Subdirección General de Recursos Humanos y Formación, el Centro de Proceso de Datos, la División de Operaciones y Transformación Digital, y el Área de Automoción.

Para poder financiar esta obra, el Cuerpo que dirige Pardo Piqueras ha decidido aplazar la construcción y reforma de otras dependencias que había proyectado inicialmente y cuyo coste -27,5 millones de euros en total- pretendía sufragar con el Plan de Infraestructuras 2019-2025. La dotación prevista se detrae para el futuro ‘Edificio tecnológico’.

El edificio proyectado en Madrid contará con una superficie construida de 60.000 metros cuadrados y su coste será de 60,2 millones

En concreto, se trata del complejo Buenavista de la Jefatura Superior en Oviedo (7,5 millones); las reformas del complejo Beloso Alto de Pamplona (5) y de la Jefatura Superior en Badajoz (4,5), así como las nuevas comisarías de Puerto del Rosario (3), Torrelavega (2,5), distrito Nervión en Sevilla capital (2,5) y distrito Sur en Granada (2). Estas actuaciones no se consideran prioritarias y su ejecución queda aparcada a la espera de que puedan imputarse a otras partidas presupuestarias.

Con todo, este recorte de 27,5 millones no es suficiente para acomodar el gasto total a la dotación asignada a la Policía (275 millones) cuando el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado recibió luz verde por parte del Consejo de Ministros en enero de 2019. En diciembre de dicho año, el coste de las intervenciones previstas superaba ya los 279,27 millones de euros, cantidad que en enero de 2021 había aumentado hasta los 281.050.000 euros al programarse intervenciones tanto en Torrelavega como en la Oficina de Documentación de Calahorra (La Rioja).

Con la incorporación del nuevo edificio proyectado en el complejo madrileño de Canillas, las obras que se pretenden imputar al citado plan alcanzarían ya los 328,8 millones. En el caso de la Guardia Civil, las actuaciones sobrepasan en menos de dos millones el presupuesto que se ha puesto a su disposición.

Sede de diversos servicios centrales, Madrid será con diferencia la provincia en la que se invertirán más fondos provenientes del Plan de Infraestructuras actualmente en ejecución. Al citado ‘Edificio tecnológico’ se suman los 22 millones que se destinarán a mejorar las instalaciones que ocupa la Comisaría General de Seguridad Ciudadana y la I Unidad de Intervención Policial (UIP) en Moratalaz y los 15 millones que se emplearán en el nuevo complejo policial de la calle Francos Rodríguez.

Casi medio centenar de actuaciones

En Andalucía también se han proyectado algunas actuaciones relevantes, caso de la rehabilitación del cuartel malagueño de Capuchinos como sede de la V UIP (10 millones), las nuevas comisarías locales de Marbella (9,5) y El Puerto de Santa María (7,5 millones) y las provinciales de Jaén y Almería (7 cada una). La rehabilitación integral de la comisaría del distrito de Ruzafa en Valencia capital (30 millones) y la reforma general de la Escuela Nacional de Ávila (15 millones) son otras de las obras proyectadas con mayor presupuesto.

Cuando el director general de la Policía compareció el pasado 30 de diciembre ante la comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Pardo Piqueras destacó como una de las líneas de trabajo la mejora de las infraestructuras para facilitar la labor de los agentes y el incremento de la dotación económica en relación con la habilitada por Rajoy. «Si sumamos la cantidad que tenemos a través del Plan de Infraestructuras, aprobado por el Consejo de Ministros, más la cantidad que en el capítulo 6 cada año podemos dedicar a infraestructuras en los presupuestos específicos de la propia Dirección General de la Policía, nos permitirá contar en 2021 con 58 millones de euros para esta materia. Esto representa, señorías, cinco veces más de lo previsto en 2018 [cuando llegó Pedro Sánchez al Gobierno tras prosperar la moción de censura] para la misma finalidad», resaltó.

La Dirección de la Policía no se prodiga a la hora de dar detalles de las actuaciones que se llevarán a cabo con dicho plan. Cuando este redactor le requirió información a través del Portal de la Transparencia se le negó alegando que sólo manejaba notas de «previsión de necesidades» cuya inclusión en los proyectos dependería de «una variedad de factores coyunturales y estructurales». El senador del PP Fernando Martínez-Maíllo solicitó el informe el 1 de mayo de 2020 y, casi 15 meses después de la fecha límite de contestación (18 de junio de 2020), el Gobierno sigue sin remitirle el dosier.

Te puede interesar

Comentar ()