Iván Redondo carga ahora contra la dirección del PSOE al afirmar que no se sintió «aceptado» ni «querido». En concreto, se ha referido a Adriana Lastra -vicesecretaria general del partido- como «la desconocida».

En una entrevista en el programa Espejo Público de Antena 3, el exdirector de Gabinete del presidente Pedro Sánchez ha señalado este miércoles que, para él, Sánchez «es pasado» y ha indicado que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, puede ser presidenta del Gobierno porque es la candidata preferida de los votantes de menos de 45 años.

Redondo ha señalado que el secreto profesional queda entre Sánchez y él, que no va a estar desde fuera «susurrando a nadie» ya que se va a tomar al menos un año sabático. «Lo que pasa en un vestuario se queda en un vestuario» y «debe ser así», ha añadido.

Así, sobre su salida del Gobierno este verano, ha asegurado que se lo comunicó a Sánchez el 5 de mayo, al día siguiente de la elecciones en la Comunidad de Madrid que ganó Isabel Díaz Ayuso. Además señaló que esta se pudo producir en dos momentos anteriores porque no se sintió «aceptado», «querido» ni «escuchado» a pesar de haberlo «dado todo» y «ganado todo».

En este punto ha afirmado que no fue informado desde el PSOE sobre la moción de censura que intentaron llevar a cabo en el gobierno regional de Murcia por lo que llegó a la conclusión debía «cerrar una etapa». «Celebro que Santos Cerdán dijera que yo no había tenido nada que ver», ha manifestado.

Yolanda Díaz y los menores de 45 años

Respecto a Yolanda Díaz, ha afirmado que tiene posibilidades de ser presidenta del Gobierno porque tiene un perfil muy fuerte «más allá de la izquierda» y es la líder favorita de los menores de 45 años que , según ha indicado, suponen el 40% de los electores, informa Europa Press.

Así, ha opinado que la plataforma transversal que debe llevar a cabo tendría que ser un «movimiento amplio» más que un «frente amplio» y no solo a la izquierda del PSOE. Además, ha indicado que Podemos debe jugar un papel importante en este movimiento y que hay muchas personas no están y deben incorporarse para abordar un espacio de «10 millones de votos».

Asimismo, Redondo ha recalcado que «no se puede prometer lo que no se puede cumplir» en referencia al anuncio de Sánchez de que a finales de año se habrá pagado por la luz una cantidad muy similar a la del año 2018.

«Que el presidente se tenga que posicionar sobre el tema de la luz es algo que el equipo tiene que analizar y evaluar, porque el presidente tiene muchos temas», ha indicado. «No lo puede prometer porque no está en su mano y no pasa nada, la sociedad lo entiende», ha seguido.

Sobre este asunto, Redondo se ha mostrado partidario de que Sánchez llame al líder de la oposición, Pablo Casado, para incorporar al PP a una «mesa de la luz» para lograr una posición común de España de cara a la Unión Europea.

Así ha opinado que el PP «acertaría» si lanzara una propuesta de estas características y no utilizara este tema «desde el punto de vista político».