España

Iván Redondo: "Me ofrecieron un ministerio para quedarme y yo no lo acepté"

El ex director de gabinete de Sánchez marca distancias con la repetición electoral de noviembre de 2019, el primer veto a Iglesias y la desastrosa moción de censura en Murcia

Imagen promocional de la entrevista a Iván Redondo por Jordi Évole.

Su salida del Gobierno a principios del mes de julio fue toda una sorpresa. El que fuera todopoderoso director de gabinete de Pedro Sánchez nunca estuvo en la parrilla de salida de ninguna quiniela. Su marcha estuvo envuelta en un halo de ministerio y ha mantenido la incógnita sin despejar. Porque Iván Redondo se ha sincerado ante Jordi Évole o, al menos, ha contado su versión de lo que muchos interpretaron como una caída en desgracia en toda regla.

«Decidí parar, se lo expliqué al presidente, lo entendió, pero yo estoy a disposición del presidente y de mi país. Es importante saber ganar, perder y parar. Saber parar es muy importante», dice a modo casi de introducción en unas afirmaciones que no son nuevas. Y para afianzar la idea de que se fue voluntariamente y no expulsado del paraíso, ha asegurado que «me ofrecieron un ministerio para quedarme y yo no lo acepté y fui coherente con mi posición desde el inicio»

En todo caso ha alardeado de su buena relación con Sánchez que llegó a decirle que «tú me has dado a mí lo que otros no me han podido dar otros. Me has dado todo» en su relación laboral.

La persona que hablaba entre 8 y 12 veces al día con el inquilino de la Moncloa y al que se le ofreció un Ministerio para que no se fuera, con la mediación de «amigos comunes», dice estar en contacto tanto con el jefe del Ejecutivo como con otros miembros del Gabinete, a pesar de que no era el más popular del lugar. Incluso ha llegado a describir sus buenas relaciones con otra ex, la que fuera vicepresidenta primera Carmen Calvo, que le dijo en una reunión de secretarios y de subsecretarios que «ahora tenemos que estar más unidos». Además, en su marcha «hubo llantos, aplausos y gente llorosa», que no ha identificado y, con Sánchez un apretón de manos «en un momento que nos guardamos para los dos».

Marca distancias en la repetición electoral, el primer veto a Iglesias y la moción en Murcia

En todo caso, Redondo no ha dejado de marcar distancias. Niega que él fuera el que llevó al país a una repetición electoral en 2019. «En absoluto», ha dicho en uno de los momentos más claros de sus respuestas. Asimismo, ha dejado entrever su sintonía con Pablo Iglesias cuando ha replicado que «he dormido muy bien y el presidente también» con él en el Gobierno, parafraseando a Sánchez cuando dijo aquello de que no podría conciliar el sueño si tenía que coaligarse con los morados. Los políticos, en general, «no se explican bien», ha justificado ante las evidentes contradicciones de su anterior jefe.

También ha criticado la desastrosa moción de censura en Murcia, que provocó el tsunami de Madrid, «un movimiento audaz, pero en el que no participé. Para esa decisión no se quiso contar con mi opinión», se ha justificado para agregar que «no soy tan importante como para que se me consulte».

No ha sabido tampoco justificar la campaña «Limpiando Badalona» de las primeras municipales del popular Xavier García Albiol, que fue calificada de xenófoba y que tuvo su firma. Incluso ha llegado a justificar que aquella campaña «provocó un debate sobre si había inseguridad o no en el municipio». Tras haber trabajado para otros populares como José Manuel Monago o Antonio Basagoiti, parece que ahora no asesoraría al líder popular, Pablo Casado, en su pugna con Sánchez, a quien votará en las próximas generales.

Asegura Redondo que «ya he salido del mejor lugar del mundo, he tenido el privilegio y sé valorarlo, pero creo que no he hecho nada», añade sorpresivamente sin dejar de citar las primarias que ganó, la moción que arrumbó a Mariano Rajoy, las cinco elecciones consecutivas ganadas y las autonómicas catalanas, pero mi diagnóstico es que «no he hecho nada».

Parece que se hubiera estado largamente preparando para esta entrevista, casi desde su estancia en Moncloa, aunque se le haya escapado un «in my opinion». Chaqueta azul, camiseta blanca de una marca vasca, pelo largo. Llegó con una dama de ajedrez y con un peón, «que es el asesor, la persona que está detrás, sólo que si llega a la casilla ocho se puede convertir en cualquier otra pieza, incluso en dama», pero esa no era su atención «y el presidente lo sabía desde el principio», desde que le ofreció ser ministro por vez primera, tras la moción de censura.

Con doce años «quería dirigir el país»

La persona que con doce años decía que de mayor quería «dirigir el país» y que «no es lo mismo el gobierno que el poder», explica que en la moción de censura de 2018 «Rajoy eligió a Pedro Sánchez». Los documentos que en aquel momento manejaba el equipo del líder del PSOE se titularon como una serie de Netflix: «‘Ganar perdiendo'», y a veces se gana», ha subrayado.

A pesar de la insistencia del entrevistador, ha negado que Sánchez y él jugaran a difundir el miedo a Vox como una estrategia de campaña. «Nunca la hemos utilizado en campaña electoral, ni mucho menos», ha negado a pesar de la insistencia del candidato socialista a no participar en debates donde no estuviera sentada Vox.

Va a ser el hombre del mes, pues el próximo día 13 se presenta un libro sobre su trayectoria escrito por el periodista Toni Bolaño. Bolaño cree que la leyenda negra que persigue al ex director de gabinete de Sánchez como responsable de mover los hilos del poder «es de patanes o de gañanes porque tú puedes estar a favor o en contra» del personaje, «pero el que toma las decisiones es el presidente del Gobierno», explicó a El Independiente.

El ex director de gabinete va a volver a los medios, a su actividad privada y a la docencia, también de analista los lunes en La Vanguardia.

La entrevista en La Sexta venía precedida de un «cebo» impagable, un vídeo de Jordi Évole con el ex vicepresidente segundo Pablo Iglesias en el que ambos emulaban una escena del Gran Lebwoski y jugaban al equívoco sobre la identidad del entrevistado.

Te puede interesar

Comentar ()