España

Gripe, las incógnitas de un virus 'desaparecido' desde 2019

Las campañas de vacunación que en los próximos días se ponen en marcha se abordan con incertidumbre ante el tipo de infección que finalmente llegue, tras más de un año 'desaparecido' por el impacto del Covid.

EP

Hace más de un año que no tenemos noticias de ella. Irrumpía en silencio en otoño, se asentaba en invierno y comenzaba su marcha en primavera. Una rutina estacional repetida y esperada. Pero la gripe no hizo apenas acto de presencia el año pasado. Las últimas noticias de cómo era, de cómo se abordaba, datan de finales de 2019. La pandemia del coronavirus, las medidas para frenar el Covid-19 supusieron una barrera casi infranqueable para el virus más familiar de cuantos nos rodean.

En realidad, el virus gripal nunca ha sido el mismo de año en año, pero sí parecido. Pequeñas variaciones, nuevas cepas pero todo fruto de una evolución, de una secuencia previsible que ahora, por primera vez en este siglo podría haberse roto. La gran incógnita que sobrevuela consejerías de sanidad y hospitales es cómo será esta vez, como llegará el virus postpandemia de la gripe y si las vacunas diseñadas serán esta vez igual de efectivas.

El virus de la gripe, el influenzae, tiene tres tipos, el A, el B y el C, si bien sólo los dos primeros logran enfermar a los humanos. Es sobre ellos sobre los que se planifican las campañas de vacunación. “Esta vez, de algún modo, vamos a ir a ciegas”, asegura el doctor Iosu Delgado, jefe de Estudios de la Unidad de Medicina Preventiva y Salud Pública de Euskadi. “No sabemos muy bien qué va a ocurrir, qué tipo de gripe puede llegar. Desde que tenemos registros epidemiológicos este año ha sido el primero en el que prácticamente no se han dado casos de gripe, apenas una veintena en toda Europa. Hay que tener en cuenta de que la vacuna está elaborada de acuerdo al virus que circulaba en la temporada 2019/20, con las cuatro cepas de esa temporada, es decir con la información que aportaba el virus de hace dos años”, asegura.

Por el momento, muchas consejerías han optado por reforzar los mecanismos de vacunación apostando por vacunas tetravirales en lugar de las trivirales de años anteriores. Este tipo de vacuna se reservaba hasta ahora para grupos de población de mayor riesgo y que ahora, en cambio, se extenderá al conjunto de los ciudadanos. Permiten protección contra cuatro cepas de la gripe en lugar de tres. Es el caso del País Vasco que ya ha adquirido más de 651.000 dosis, un 10% más que el año pasado, y que no descarta tener que ampliar en hasta un 20% esa partida. Este lunes los vascos y vascas que pertenezcan a grupos de riesgo podrán comenzar ya a vacunarse, el resto de la población, a partir del 15 de noviembre.

Más ‘desarmados’

En Euskadi, como en otras comunidades, se aprovechará la inoculación de la tercera dosis de la vacuna contra el Covid a colectivos de riesgo para ofrecer la protección contra el virus de la gripe. En Cataluña también está en marcha ya la campaña de vacunación, que comenzará el 25 de octubre, en Castilla y León lo hará a finales de este mes y en comunidades como las Islas Baleares ya se anuncia para la primera semana de noviembre.

El virus de la gripe es para la mayor parte de la población un malestar temporal sin grandes consecuencias. Sin embargo, en determinados casos y poblaciones de riesgo puede ser muy grave. En la campaña de 2019/2020 en nuestro país fallecieron 3.900 personas y un año antes murieron 6.300 personas, según datos del Centro Nacional de Epidemiología. En otros muchos casos provoca ingresos hospitalarios severos. En función del tipo de cepa que finalmente llegue, el grado de mortalidad variará y la incidencia en determinados grupos de población también.

“El virus por ahora no ha comenzado a manifestarse pero sí están llegando los indicadores previos. Se trata de los virus de esta época, como el VRS, el Bocavirus, el Rinovirus… En principio, el guion se está cumpliendo, después habrá que ver cómo llega el virus de la gripe. Si se produce un repunte del coronavirus, la gripe se resentirá, no llegará con fuerza”, asegura el doctor Delgado. Una de las preocupaciones, además del desconocimiento del perfil que pueda tener el virus de la gripe, radica en que tras años y medio de pandemia el grado de inmunidad de la población contra la gripe ha caído. “De algún modo, a quienes no se vacunaban habitualmente les pillará más desarmados para no contagiarse de gripe. En cambio, quienes sí lo han venido haciendo no deberían notar mucha diferencia”.

Vacunas diferentes

El doctor Delgado señala que no contar con información tan reciente como en campañas anteriores complica poder ajustar bien las vacunas, pese a que confía en que puedan ser eficaces, “la información no es tan reciente y podría ocurrir, de algún modo, que el antivirus’ de la vacuna este año desfasado. En función de las cepas el impacto es diferente y afectará a un grupo de población más que a otro”. Asegura que la mortalidad en la población en general seguirá siendo muy baja, casi inexistente pero no así en colectivos de riesgo que deben protegerse”.

Uno de los factores que también es una incógnita es conocer cómo reaccionará el conjunto de la población a las campañas de vacunación. Cuando aún no ha culminado la campaña de vacunación del Covid 19, en apenas unos días en muchos lugares comenzará una nueva campaña de vacunación, esta vez contra la gripe: “Nadie puede llevarse a confusión. Estar vacunado contra el coronavirus no nos protege nada contra el virus de la gripe. Son virus diferentes, comparten el mecanismo de transmisión y producen sintomatologías similares en la mayoría de los casos, pero se trata de virus distintos, eso hay que tenerlo claro. Este año creo que es más recomendable vacunarse, el futuro es incierto y vacunarse siempre es una buena opción”.

Te puede interesar

Comentar ()