España

Page defiende la cumbre de barones socialistas con Feijóo sobre la financiación autonómica

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. EP

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido este domingo las reuniones entre presidentes autonómicos de PP y PSOE para debatir el modelo de financiación, como la convocada por el gallego Alberto Núñez Feijóo, y ha recalcado: «Ni recibimos ni se admiten consignas de Ferraz».

«En mi partido, ningún dirigente ni nadie ha dicho a los presidentes autonómicos lo que tienen que hacer», ha garantizado a su llegada al último día del 40 Congreso del PSOE, después de que el mandatario extremeño, el también socialista Guillermo Fernández Vara, haya defendido que «probablemente» haya que aplazar el encuentro convocado por Feijóo (PP) para el 2 de noviembre con varios presidentes porque antes deben reunirse.

Page ha remarcado que «la fecha es lo de menos» y que lo importante es que continúe el «foro» entre presidentes de PP y PSOE que defienden el mismo criterio en la financiación. «Tenemos muy claro el Estado de las autonomías, un partido que se llama federal asume claramente que tiene que defender las posiciones de cada territorio», ha aseverado.

Pero más que un planteamiento «ideológico», ha insistido en que la financiación se basa en un criterio territorial. «Ha sido así desde el principio de los tiempos y no creo que pueda cambiar», ha augurado, mientras vería grave no poder sentarse con presidentes de otro partido cuando comparten «el mismo problema y la misma visión».

Es algo que ha comparado con el acuerdo alcanzado esta semana entre el Gobierno y el PP para renovar los órganos judiciales salvo el Poder Judicial. «Eso es bueno, no tiene vuelta de hoja», ha zanjado, para añadir que le preocuparía que «los presidentes del Partido Popular postergaran los intereses de su tierra por consignas de Génova».

A partir de ahí, tras felicitar a Vara por ocupar «una secretaria importante» en la nueva Ejecutiva del PSOE como la de Política Territorial, ha respaldado su postura de ir con una «cohesión previa» al encuentro en Santiago de Compostela. «No tanto como socialistas», ha remarcado, sino como presidentes autonómicos.

Esa reunión, a su juicio, será positiva «para España» al igual que lo fueron las conferencias de presidentes durante la pandemia, «de un signo u otro, incluido Torra, con una actitud absolutamente constructiva».

A Puig: «Es un problema de tamaño»

En el caso del presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, uno de los más reivindicativos contra la infrafinanciación, Page ha garantizado que hablarán y que él no tiene «ningún problema». «Evidentemente, pensamos de forma distinta. Es un problema de tamaño», ha dicho.

Te puede interesar

Comentar ()