España

Sánchez unge a Bolaños como su enlace entre Moncloa y Ferraz

Se incorporan también las ministras Isabel Rodríguez y Diana Morant y se mantiene Pilar Alegría

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en el Congreso Federal del PSOE.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en el Congreso Federal del PSOE. EFE

Que Félix Bolaños era la nueva estrella emergente del Gobierno parecía claro desde la escabechina ministerial de julio y esa ampliación de poderes del ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática se ha visto confirmada con su inclusión en la ejecutiva federal socialista en calidad de secretario de Reforma Constitucional y Nuevos Derechos, responsabilidad que no existía hasta ahora.

«Superbolaños», tal y como le definió por dos veces José Luis Rodríguez Zapatero durante el congreso federal, hará además de puente entre Moncloa y Ferraz, a través de una nueva ejecutiva en la que el nombre más conocido que se salva es el de Patxi López -para Memoria Democrática y Laicidad- desapareciendo todo rastro de dirigentes que apostaron desde primera hora por Pedro Sánchez como Carmen Calvo, Susana Sumelzo, además de José Luis Ábalos. También cursan baja los ex ministros Magdalena Valerio y José Manuel Rodríguez Uribes.

Pero el director de Gabinete de Pedro Sánchez, Óscar López, también tendrá un pie puesto en Ferraz a través de Llanos Castellanos, su número dos en Moncloa y nueva responsable de Relaciones Institucionales del PSOE. Sánchez ha buscado un cierto equilibrio de fuerzas entre dos de sus más estrechos colaboradores en el Gobierno, primando en todo caso a Bolaños.

Óscar López también tendrá un pie puesto en Ferraz a través de Llanos Castellanos

La idea inicial era que nadie simultaneara más de un cargo, ni ministros ni presidentes autonómicos, pero, finalmente, Sánchez se ha saltado esa regla autoimpuesta que ha obligado a modificar los estatutos del partido. Porque también se incorporan a la dirección las ministras de Política Territorial y portavoz, Isabel Rodríguez; la de Ciencia, Diana Morant, y la de Sanidad, Carolina Darias. Pilar Alegría, titular de Educación, repite en la dirección federal. Además, también se ha hecho una excepción con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que será secretario de Política Autonómica.

Otra incorporación que no ha pillado a nadie por sorpresa ha sido la de Hanna Jalloul , que fuera número dos de la lista madrileña del 4-M y portavoz en la Asamblea autonómica. A partir de este lunes se ocupará de la secretaría de Política Internacional y Cooperación al Desarrollo. Además una jovencísima Andrea Fernández Benéitez, diputada por León, sustituirá en Igualdad a la veterana Carmen Calvo.

Bolaños va acumulando poder en el Gobierno y en Ferraz. Se ha convertido en el negociador indispensable, bien para el CGPJ -mediación que ya venía ejerciendo con el secretario general del PP, Teodoro García Egea- o para la Ley de Vivienda, desatascada en el último momento en una cumbre de urgencia convocada por Sánchez para cerrar un asunto que no dejaba de enfrentar a los socios de Gobierno.

Pero en la misma medida en que agranda el poder de Bolaños, reduce el de las personas que le rodean. La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, reconvertida al fervor partidario socialista, no coordina al Gobierno. Por su parte, las competencias de Adriana Lastra están todavía por definir, pero ya tiene un fuerte contrapoder en el seno de Ferraz. Además, ya se sabe que no será portavoz de la ejecutiva federal, tarea para la que, al menos, se ha elegido a una persona de la confianza de su vicesecretaria general, Felipe Sicilia, diputado por Jaén.

Continuidad de Narbona y de Santos Cerdán

Cristina Narbona seguirá siendo presidenta del partido y Santos Cerdán, secretario de Organización en sustitución de José Luis Ábalos. Alfonso Gómez de Celis, vicepresidente primero de la Mesa del Congreso se ocupará de Política Municipal, y Luis Izquierdo sustituirá al defenestrado Paco Salazar en Acción Electoral, secretaría de enorme importancia para afrontar las próximas consultas ante las urnas.

El resto de las incorporaciones, sin grandes sorpresas, siguen el criterio de juventud, experiencia en el municipalismo y mujeres. También responden «a la realidad de la inmigración», según explicó el propio presidente del Gobierno y líder del PSOE en un corrillo con periodistas. De los que le acompañaron en la doble aventura de sus dos primarias ganadas, quedan pocos. Este «no es un equipo para ganar primarias sino elecciones», dice un dirigente socialista.

Más jóvenes y más mujeres

La media de edad de la nueva comisión ejecutiva federal es de 47 años, 10 años menos que la ejecutiva anterior, con mayoría de mujeres, un 60 por ciento. Además, al final Sánchez ha atendido a criterios de representación territorial dado que todas las regiones tienen hueco en la ejecutiva. Eso ah provocado que el anunciado recorte de cargos no se ha producido.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Bolaños está siendo el hombre de moda del cónclave, el más solicitado y felicitado, pero basta que se vea en el espejo de Ábalos -que acudirá a la clausura del congreso- para saber que «se sube, pero también se baja», dicen fuentes de su entorno.

Te puede interesar

Comentar ()