España

Sánchez sopesa que Lastra se centre en exclusiva en Ferraz y en las elecciones de 2023

El PSOE presentará este sábado su ponencia-marco del 40 congreso federal con el que el líder socialista quiere rearmar el partido

Pedro Sánchez junto a Adriana Lastra y Ander Gil en el Congreso

Pedro Sánchez junto a Adriana Lastra y Ander Gil en el Congreso Europa Press

Todo es posible con el jefe del Ejecutivo y líder del PSOE, Pedro Sánchez. Ya lo demostró con la sorpresiva y profunda remodelación de Gobierno el pasado día 11, que acabó llevándose por delante a tres pesos pesados de su Gobierno, esto es, Carmen Calvo, José Luis Ábalos e Iván Redondo. En este caso no se trata de prescindir de una de sus más estrechas colaboradoras, pero sí cambiarla de cometido para que pueda centrarse en otras tareas que considera prioritarias. Es el caso de Adriana Lastra.

Portavoz de los socialistas en el Congreso y vicesecretaria general del PSOE, se dice de ella que «está muy fuerte y muy potente, en pleno ascenso», tanto que su jefe de filas sopesa que se centre en exclusiva en Ferraz a partir del 40 cónclave congresual socialista, a celebrar los días 15, 16 y 17 de octubre en tierra de Ábalos, Valencia.

Objetivo: las elecciones locales, autonómicas y generales de 2023

Ahora mismo la principal preocupación de Sánchez es poner al partido en disposición de presentar batalla en las elecciones locales y autonómicas de mayo del 23, antesala de las generales que deberían ser en el mismo año. A nadie se le escapa que un mal resultado en mayo de ese año resultaría demoledor para sus opciones de triunfo posterior y los sondeos, por mucho que se empeñe José Félix Tezanos, no son buenos.

Los socialistas confían en sus posibilidades de recuperación y de crecimiento en estos dos años, pero para ello hay que poner la maquinaria electoral del partido en marcha y Lastra parece llamada a esa tarea en exclusiva. En principio no se descartaba que pudiera simultanear el control del partido, desde la secretaría de Organización, tal y como adelantó El Independiente, con la portavocía parlamentaria, pero es opción pierde tantos a favor de una dedicación plena. Además, la intempestiva dimisión de Ábalos como secretario de Organización, responsabilidad que ahora ocupa Santos Cerdán, le ha dejado el camino expedito.

De hecho, el Grupo Socialista no tiene previsto abordar hasta después del verano la sustitución de Rafael Simancas en la secretaría general de dicho Grupo, ante la previsión de que cambie también de manos la portavocía y el nuevo o la nueva portavoz, llegado el caso, «puede tomar sus propias decisiones sobre los nombramientos», dicen fuentes socialistas.

Simancas, que ha demostrado ser un gran resiliente en política, es el nuevo secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, nombramiento a propuesta del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. Simancas llevaba el peso de las negociaciones del día a día con el resto de los Grupos Parlamentarios y conoce a la perfección los mecanismos internos del Parlamento.

También está pendiente de cubrirse la portavocía del Senado

Congreso, Senado y PSOE. Los cambios que pretende introducir Sánchez exigen una carambola a tres bandas una vez abordada ya la remodelación ministerial. Porque también está pendiente la portavocía del Senado. Justo el mismo día en que Pilar Llop iba a ser reelegida presidenta de la Cámara Alta, el pasado lunes 12, prometía su cargo ante el Rey como ministra de Justicia. Los socialistas tuvieron que cambiar a contrarreloj de candidato y propusieron a Ander Gil, hasta entonces portavoz del Grupo.

De momento, y en plenas vacaciones parlamentarias, parece que tampoco corre prisa cubrir la vacante que ha dejado Gil, lo que le da más campo de juego a Sánchez. Pero si hay una cosa que tiene claro Ferraz es que la sustitución no pasa, de ninguna de las maneras, por nombrar a Susana Díaz para ese cargo. Eso sí. La ex presidenta de la Junta de Andalucía tampoco será una senadora rasa pues presidirá la comisión de Industria, Turismo y Comercio en sustitución de otra andaluza, María Luisa Bustinduy.

Ese nombramiento le permitirá sumar 1.500 euros más mensuales a su sueldo base de 3.000 al que hay que añadir otros 2.00 de complemento por ser de fuera de Madrid. Todo ello suma 6.500 euros.

El PSOE presentará este sábado su ponencia-marco del 40 congreso

Este sábado los socialistas presentarán su ponencia-marco para el 40 congreso federal donde se diseñarán las líneas maestras del PSOE del futuro con la vista puesta en reactivar las estructuras del partido, adormecidas desde que Sánchez llegó a Moncloa, según admiten fuentes socialistas. Es habitual que los partidos en el poder funcionen a medio gas en muy buena medida porque se descapitalizan y usan la acción de Gobierno como argumento partidario, pero siempre se corre el riesgo de descuidar las estructuras y la movilización interna.

Y es que, además, a partir el congreso federal vendrán los territoriales, que tienen que celebrarse antes de mediados de diciembre. El PSOE tiene que abordar, por ejemplo, la renovación en Madrid -ahora con una gestora- y Galicia, donde los resultados electorales en sus respectivas autonómicas fueron catastróficos. Madrid repite en mayo de 2023. Las gallegas no tocan hasta 2024, pero sí las locales. La consigna es que hay que arrancar desde ya una larguísima precampaña, otra más.

Te puede interesar

Comentar ()