España

Adriana Lastra se perfila como nueva secretaria de Organización del PSOE

José Luis Ábalos y la actual vicesecretaria general podrían intercambiar sus cargos en el 40 congreso federal socialista en octubre

Adriana Lastra, en un acto del PSOE en Leganés.

Adriana Lastra, en un acto del PSOE en Leganés. EP

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, gana enteros para convertirse en la nueva secretaria de Organización del PSOE tras el cónclave que los socialistas celebrarán en el mes de octubre en Valencia, según han señalado fuentes socialistas a El Independiente. Sin embargo eso no significa que el actual «número dos» y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, pierda poder interno en Ferraz, sino que pasaría a ocuparse de la vicesecretaría general.

El objetivo «es que se dé sensación de cambio en la nueva ejecutiva con la posibilidad de que entre otro equipo de Organización, pero manteniendo ambos su papel de influencia orgánica», señalan los mismos medios consultados. Lastra y Ábalos podrían acabar intercambiando sus papeles en Ferraz, de modo que el ministro pasaría a ser vicesecretario general, que es el cargo que ocupa actualmente la portavoz parlamentaria en el partido.

De hecho, en el actual organigrama socialista Lastra está por delante de Ábalos, aunque parece que la asturiana, que ejerce de leal lugarteniente de Sánchez en el Congreso de los Diputados, querría ocuparse de las cuestiones organizativas. En principio, no tendrían porqué sacrificar ni la portavocía ni el Ministerio de Transportes. Podrían mantener sus cargos institucionales. Además, no sería la primera vez que un secretario de Organización pasa a ser vicesecretario general, como fue el caso de José Blanco.

Podrían mantener la portavocía del Grupo y el Ministerio de Transportes

Los nombres de Ábalos y de Lastra son los más repetidos como parte del núcleo duro de poder de Ferraz y todo apunta a que eso no va a cambiar. Sin embargo, hubo rumores hace seis meses de la gestación «de una operación contra Ábalos de gente de Moncloa, lo que generó malestar en el partido», admite un dirigente socialista que cree, como la generalidad de las fuentes consultadas, que ese riesgo ya no existe.

Precisamente, también se da por segura la continuidad del responsable de Acción Electoral, Francisco Salazar, director adjunto del gabinete del presidente del Gobierno y mano derecha de Iván Redondo, al que apuntaban como posible sustituto de Ábalos en esa operación. Tampoco se cuestiona el nombre de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que ejerce en Ferraz de secretaria del área de Igualdad.

Hasta hace poco esa misma apuesta se hacía respecto al secretario ejecutivo de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, quien lleva también el peso de Organización junto a Ábalos, «pero ahora está debilitado tras la fallida moción de censura en Murcia«, apuntan en el PSOE.

El diputado navarro fue el que cerró el pacto con Ciudadanos para descabalgar al PP del ejecutivo murciano, donde los populares gobiernan desde 1995. Pero no sólo estalló por los aires dicho acuerdo sino que acabó provocando un tsunami que llegó hasta las costas madrileñas. Isabel Díaz Ayuso convocó elecciones autonómicas y condujo al PSOE a los peores resultados de toda su historia en la región. Un mal negocio que ha dejado a Moncloa bastante tocada y a Cerdán en una posición delicada.

Santos Cerdán ha salido debilitado tras la fallida moción de censura en Murcia

De ahí para abajo en el organigrama socialista todo es susceptible de cambiar. La elección de los ponentes para los textos a debatir en la cita congresual de octubre da pistas respecto al deseo de Sánchez de dejar entrar una nueva generación de dirigentes que rompa amarras con el pasado. Eso le puede acabar pasando factura a nombres como el de Patxi López, Odón Elorza, Manuel Escudero, Magdalena Valerio o el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, que es secretario ejecutivo de Laicidad.

Félix Bolaños, secretario general de Presidencia del Gobierno, será el ponente de uno de los textos principales: ‘PSOE 2030, un partido de futuro’. La coordinadora del texto marco es Hana Jalloul, quien fuera número dos de Ángel Gabilondo en la lista madrileña. Y aunque aquello no salió bien, se da por segura su entrada en la ejecutiva. Otros nombres son los de Eva Granados, Jonás Fernández, Ainoa Quiñones, Isabel Gil y José Manuel Albares. También es ponente José Miñones, alcalde de Ames (La Coruña) y crítico con el líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, una de las cabezas que Sánchez se cobrará cuando abra el melón de los congresos regionales, a finales de año.

Esta cita congresual «va a ser un paseo para Sánchez», dice un crítico consciente de que, a pesar del fracaso en Madrid, ahora no hay quien le tosa al secretario general socialista.

«El federal -a celebrar entre el 15 y 17 de octubre en tierra de Ábalos- va a ser muy pacífico», dicen en este caso fuentes territoriales del PSOE. Coincide también en que «habrá un reposicionamiento de la gente más próxima a Pedro, pero con un líder bendecido por las bases no a lugar a mucha negociación«. En definitiva, ironiza con que será un remedo del «totus tuus» con el que se recibía al fallecido Papa Juan Pablo II en sus actos multitudinarios por todo el mundo. «Se aplaudirá mucho», insiste en este caso un miembro de la ejecutiva que da por segura su salida.

Comentar ()