España ENTREVISTA CARLOS ITURGAIZ | PRESIDENTE DEL PP VASCO

Carlos Iturgaiz: "El gobierno de Sánchez quiere justificar el apoyo que le va a dar Bildu"

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz.

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz.

Las declaraciones de Arnaldo Otegui, actual presidente de EH Bildu, formación política heredera de ETA que cuenta con cinco escaños en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, han descolocado, aparentemente, a la práctica totalidad de las fuerzas políticas de este país. Desde un extremo del arco parlamentario al otro.

Otegui ha reconocido este lunes 18 de octubre, en una comparecencia inesperada, “el dolor causado a las víctimas” y su disculpa “ de corazón”. ¿Es eso una condena? A mi entender, no. ¿Es eso una petición de perdón? Tampoco lo es. Ese lenguaje no es inocente, y en política menos aún que en cualquier otro ámbito de la vida. De ahí la indignación de la mayoría de la partidos. Otegui no ha condenado tantos años de crímenes, violencia y sufrimiento inútil, ¡claro que no lo ha hecho! Tampoco ha manifestado intención alguna de ayudar a investigar y a esclarecer la autoría de 394 de esos crímenes, como denunciaba Teresa Jiménez-Becerril, hermana de Alberto Jiménez-Becerril, concejal sevillano del PP asesinado por ETA.

Arnaldo Otegui no ha evidenciado pues enmienda alguna. De sus palabras, solo puede colegirse una maniobra política muy cortoplacista que lo único que pretende es el reagrupamiento de los presos etarras que aún quedan fuera de cárceles del País Vasco y que los homenajes a los criminales etarras sigan celebrándose con total impunidad a lo largo y ancho de Euskadi.

De todo esto, hablamos hoy con uno de los políticos que más sabe sobre ello en España: Carlos Iturgaiz, presidente del PP en el País Vasco. A la derecha de Jaime Mayor Oreja sufrió mil veces la angustia del zarpazo terrorista; acudió a decenas de entierros de sus compañeros asesinados por ETA y puede hablar, con mayor legitimidad que nadie, de la indignidad de unos políticos, exterroristas en algunos casos, que siguen tratando de engañar y chantajear a la sociedad española, aunque cada vez les sea más difícil.

Pregunta.- Se cumple ya, señor Iturgaiz, el décimo aniversario del fin de ETA. Arnaldo Otegui nos sorprendía ayer con unas declaraciones en nombre del mundo abertzale: “sentimos enormemente su sufrimiento”, en referencia a las víctimas. Añadía Otegui que aquello -la denominada por los etarras y sus terminales políticas “lucha armada”- “nunca debió ocurrir”. Como es natural, las diferentes formaciones políticas han interpretado de modo diferente estas palabras. Me gustaría conocer sus impresiones y sus valoraciones acerca de estas declaraciones de Arnaldo Otegui.

El señor Otegui es la voz de su amo, es la voz de ETA. No conjuga el verbo condenar

Carlos iturgaiz

Respuesta.- Quienes le conocemos sabemos a qué juega en este momento. Todos sabemos que el señor Otegui es la voz de su amo, es la voz de ETA. Se trata de una nueva maniobra para reírse de las víctimas, una broma macabra. Si dice que trata de mitigar el dolor de las víctimas, ¿Qué es lo que hace ahora devolver la vida a tantas víctimas asesinadas por sus colegas de ETA? No conjuga jamás el verbo “condenar”, no lo ha querido hacer tampoco en esta ocasión. No hay condena alguna en esas declaraciones. El partido que preside Arnaldo Otegui, Bildu, es el que justifica a la organización terrorista ETA y organiza los vomitivos ‘Ongi etorri’ -las bienvenidas en sus localidades a los presos excarcelados-. No hay credibilidad alguna en sus palabras, ya sabemos que lo tendría muy fácil; podría haber dicho: “Nosotros vamos a ayudar a esclarecer los más de 300 asesinatos (394) criminales de ETA cuya autoría material es aún desconocida”. Todo un drama para todas estas familias que siguen sin saber quién fue el autor material del asesinato de su ser querido.

P.- Entiendo, en función de su valoración, que su interpretación de las palabras de Otegui es la de que son un mero subterfugio para la consecución de algo por lo que está luchando desde hace tiempo: el final de la dispersión de los presos de la banda terrorista.

R.- No solo eso. Aquí hay un proyecto de Bildu con el gobierno. El PSOE y el gobierno de Sánchez quieren justificar, de alguna manera el apoyo que le va a dar Bildu a los Presupuestos Generales del Estado, como se lo ha dado en Navarra y en anteriores votaciones. Cuando he visto la reacción del señor Patxi López a esas palabras de Otegui, intentándolas blanquear, que son “inblanqueables” (sic). Me parece una desfachatez del PSOE intentar convencernos de que Otegui y Bildu cambian de posición y de argumento.  

Aquí a algunos se les olvida, empezando por el señor Sánchez, que en el PSOE, y me da pena por ellos, muchos socialistas también han sido asesinados por ETA. El señor Otegui tampoco va a condenar los asesinatos de esos compañeros del señor Sánchez. No solo eso, sino que van a seguir justificando la existencia de ETA. Sabemos que el objetivo político, porque lo dice Bildu en la tribuna del parlamento vasco, es tumbar el régimen español, la Nación española, la Constitución española y tumbar la Monarquía. ¿Estos son los socios de Pedro Sánchez? Esos aplausos, esos abrazos efusivos a Otegui por lo que ha dicho, pues en fin…

P.- Usted no ve, por tanto, ningún paso adelante, tal y como sí se han apresurado a enfatizar algunos representantes de Unidad Podemos. Ojalá el señor Otegui contribuyera a esclarecer esos más de 300 asesinatos sin autoría, pero no parece que sea la intención.

R.- En el mes de abril del año 2018 la organización criminal ETA sacaba a la luz un comunicado en el que decían: “Nosotros queremos reconocer mediante esta declaración el daño que ha causado, en el transcurso de la trayectoria armada, que hemos cometido”. ¡Ya reconocían el daño… pero de condena nada! Siguen por tanto siendo palabras. Unas palabras que ya hemos escuchado en boca de ETA y ahora en boca de Otegui. A Otegui le han puesto el megáfono para intentar, desde el gobierno, blanquear y justificar ese apoyo que le va a dar, tanto él mismo como Bildu, al gobierno de Sánchez, al gobierno del PSOE y Unidas Podemos. Otegui ha plagiado las declaraciones de ETA, nada más y nada menos. Conociendo el percal, ni Otegui ni su partido son de fiar. ¿No le parece?

Aquí, que lo sepa todo el mundo, les seguimos sufriendo todos los días. Y atendiendo a las agresiones que sufrimos todos los días, tanto mis compañeros del PP como la Ertaintza, o las Fuerzas de Seguridad del Estado, estos señores las justifican y las aplauden y no las condenan. Cuando quieran hacer algo de verdad para las víctimas y reconocer el daño causado, ya saben lo que tienen que hacer: dejar de montar esos vomitivos ‘Ongi etorri’ y esclarecer esos asesinatos, resarcir a las víctimas de ETA y condenar sin ningún paliativo todos los atentados. Nada menos de todo esto podrá satisfacernos.

P.- Y dejar de celebrar la salida de las cárceles de reos por asesinatos.

R.- Esos vomitivos homenajes, que suponen la humillación permanente a las víctimas del terrorismo.

P.- Vengo de un país que ha sufrido muchísimos años el terrorismo, tanto desde la extrema derecha como desde la extrema izquierda. Nunca en mí país, eso sí, ha habido una zona tan destrozada por el terrorismo como el País Vasco en España. Desde el momento en el que ETA dejó de matar se extendió una creencia de que todo había acabado. ¿Es esto así? Deme una visión integral de cómo es hoy la situación global en el País Vasco y en su sociedad, desde los pueblos más pequeños hasta las grandes capitales como Bilbao o San Sebastián.

ETA ya no mata, pero no nos deja vivir. Una década después, todavía hay falta de libertad en el País Vasco

Carlos iturgaiz

R.- Que ETA no mata hace diez años es evidente. Pero su brazo político, que es Bildu, continua vivo. ETA no mata, cierto, pero no nos dejan vivir. Radicales han apaleado a jóvenes de Nuevas Generaciones. Tienen inyectado el odio, la rabia y la radicalidad contra todo lo que sea España, lo español, el PP y lo constitucionalista. Una década después, todavía hay falta de libertad en el País Vasco. No puedes decir que eres del PP y que no te ocurra nada, ni tienes libertad para poner un negocio pequeño, por ejemplo, en la zona del Goyerri, en Guipúzcoa. Te harán escraches y te harán la vida imposible para que tu negocio no siga adelante. Esto es lo que está pasando. Amenazan a jóvenes en la universidad, o a otros por ser hijos de políticos del PP o porque han sido concejales del partido. Les reconocen, van a por ellos, les amenazan, les insultan y les agreden. Ese es el déficit de libertad que aquí vivimos algunos. Lo que queremos, lo que nos gustaría, es que se garantizara la libertad para todos, piensen como piensen, voten a quién voten. Sean o no nacionalistas.

Los nacionalistas quieren que su pensamiento sea obligatorio. Son excluyentes, cómo los independentistas catalanes. Nosotros nos sentimos felices, honrados y satisfechos de ser vascos y españoles a la vez, pero cuando lo decimos, diez años después del final de ETA, siguen viniendo a por nosotros. Esto es todavía hoy nuestro día a día. Que no se engañen los que piensan que aquí en Euskadi todo es normal y que reina la libertad. Todavía hay esa reminiscencia de odio de una parte de la sociedad vasca a todo lo que signifique ser español en esta tierra. Es así.

P.- ¿Cómo valora la actuación del PNV respecto a este tema?

R.- Ellos están en lo que yo acabo de referir respecto al ‘nacionalismo obligatorio’. A mí me está preocupando mucho el acuerdo al que quieren llegar, y que está elaborando el PNV junto a Bildu, para hacer una reforma educativa. Esto significa que intentarán que desaparezcan los colegios concertados, el castellano o que habrá una implementación del euskera a todos los niveles. Quieren también que desaparezcan los niveles educativos que hay aquí, en el País Vasco. El nacionalismo quiere patria, una patria nacionalista, y su lengua. La patria, para ellos, es el nacionalismo vasco y la lengua es solo el euskera. Por eso esa reforma pone los pelos de punta. Mal, muy mal, empezamos. En las próximas semanas veremos hacia que deriva el nacionalismo también aquí, en el País Vasco.

P.- Si hubiera una condena clarísima de ETA por parte del señor Otegui y de sus compañeros, ¿sería más fácil entender el paso de hoy?

R.- No, no es suficiente solo una condena. Tendrían que acabar con esos recibimientos a los criminales de ETA y tendrían que ayudar a esclarecer los asesinatos no resueltos.

P.- ¿Lo veremos en algún momento?

R.- Eso es imposible porque Otegui y Bildu son la voz de su amo, y el amo es ETA. Nunca reconocerán que “ETA se confundió”, o que lo de ETA “fue un error”, o que en ETA eran “los malos de la película y los verdugos”, y que aquí hay víctimas y verdugos. Dirán, como siempre han hecho, que hay un conflicto político en el que todas las partes son iguales y que el sufrimiento ha sido igual para todos.

P.- Por tanto, según usted, ETA todavía existe, aunque ya no haya asesinatos sigue en las cabezas de los políticos de Bildu.

El objetivo de ETA, de Otegui y de Bildu es el mismo: destruir a España

Carlos iturgaiz

R.- Evidentemente, el proyecto político de ETA sigue vigente. Antes era Batasuna, después Euskal Herritarrok, ahora Bildu… eso lo sabemos todos. Lo vemos cada día, en el parlamento vasco, cuando escuchamos sus discursos de odio contra España, contra las Fuerzas de Seguridad del Estado, contra la Ertzainza… Hace nada salieron a la tribuna a decir que venían “a tumbar el Régimen”. Eso es lo que quería ETA: destruir a España con el objetivo que todos conocemos, que es lograr la independencia para eso que llaman Euskal Herria. Eso era el objetivo de ETA y este es el objetivo del señor Otegui y de EH Bildu.

P.- ¿Qué es lo que tienen que hacer las fuerzas constitucionalistas para lograr gobernar sin necesitar los apoyos de fuerzas como Bildu?

R.- Es que hay fuerzas, como el PSOE, que no ven mal que a determinados partidos políticos de la extrema derecha, como las llaman ellos, les pongan todas las trabas del mundo y que les hagan “cordones sanitarios”. En el parlamento vasco en cambio, a estos señores de Bildu que dicen estas cosas, que no solo no condenan la violencia, sino que la justifican, no están por la labor de ponerle traba alguna ni “cordón sanitario” alguno. Eso es lo terrible en este país: la doble vara de medir. A Vox, lo voy a decir claramente, se le puso ese “cordón sanitario” por parte de los nacionalistas, por Bildu y por parte del propio PNV. Es muy difícil de entender y de explicar que aquellos que justifican la violencia, que son los herederos de una banda terrorista como fue ETA, sean los socios del gobierno de España y de su presidente, de Pedro Sánchez.

P.- Bueno, pero ahora no justifican la violencia. Es decir, la declaración de hoy, claramente, no son una condena de ETA pero sí es un pedir perdón por la violencia que se ha utilizado.

R.- Mire, ¿por qué se le pide a Otegui y a Bildu términos medios y no términos supremos? ¿Por qué nos vale que haya hecho un movimiento, un pequeño recorrido, cuando lo que queremos es que él y su partido hagan lo que hacemos todos, que es condenar? Lo que no puede ser es que se les ponga un altavoz y se le vitoree, o se le premie, porque han dicho lo que no queremos que diga, todos los españoles y todos los partidos políticos. Los demás condenamos todos, y estos señores no condenan. ¡Pero si está en su currículum!

¡Qué el presidente de Bildu, el señor Otegui ha estado en la cárcel por pertenencia a banda armada, a la organización terrorista ETA! Que se lo digan a la familia de mi compañero, Gabriel Cisneros, que conoce perfectamente a este individuo, o a mi compañero Javier Rupérez.

P.- Su compañero Borja Semper y el señor Eduardo Madina, del PSOE, han escrito recientemente un libro, Todos los futuros perdidos,  en el que hablan de muchas de estas cuestiones y de su juventud y adolescencia perdida. Estará de acuerdo conmigo en que esto es muy necesario. Seguir hablando de lo que habéis pasado y de como habéis vivido esta tragedia, ayuda a mantener el recuerdo también en las nuevas generaciones que no han vivido la tragedia de los asesinados de la banda terrorista y de sus compinches políticos. Ayuda a recordar el terror al cual nos condenaron a todos los españoles estos criminales durante muchos, demasiado años.

R.- Claro, por eso yo también dejé mis reflexiones en otra obra, que escribió la periodista Chelo Aparicio y que se tituló Vivir frente al terror. Se lo regalaré. En él conté como eran aquellos años, los años del terror, en los que ETA intentaba que desapareciéramos física y políticamente del País Vasco, el PP y los constitucionalistas. Desde mi experiencia biográfica cuento lo que suponía estar, permanentemente, bajo la diana de los criminales de ETA, para mí y para todos mis compañeros.

P.- Terminemos con una nota positiva, señor Iturgaiz. ¿Qué han supuesto estos diez años sin violencia, sin asesinatos y sin terroristas, para usted, para su familia, para sus compañeros y amigos?

R.- Han cambiado algunas cosas. Antes no podíamos salir de casa sin escolta y no podíamos volver a casa sin ella. Ahora podemos vivir y pasear con más tranquilidad por las calles de nuestras ciudades y pueblos. Yo he llevado 25 años escolta, entre ellos, toda mi juventud. No solo yo, también todos mis compañeros.

P.- Me resulta inimaginable. Seguro que también a todos los que, como yo, no la han necesitado nunca. Vivir con escolta, con el miedo que alguien te apunte de un momento a otro con una pistola… Tiene que ser terrible.

R.- No se lo recomiendo. Ha sido un terror. Sin embargo en relación a los escolta puedo decirle que son personas maravillosas, tanto la Guardia Civil, como la Policía, como la Ertzaintza o los miembros de la Seguridad Privada. Ellos han sido mis Ángeles de la Guarda. Gracias a ellos estamos vivos. Gracias.

P.- Para terminar, valóreme la Convención del PP de hace una semana, un auténtico tour por toda España. ¿Cómo está de salud su partido, y ya de paso, el liderazgo del señor Casado?

Hay esperanza y la trae el Partido Popular

carlos iturgaiz

R.- Va en consonancia con lo que expresan los españoles en todas las encuestas, salvo en las del señor Tezanos. Era necesario hacer esa ronda por España para presentar un programa de futuro gobierno porque este país necesita tener esperanza. Hay esperanza y la trae el Partido Popular. Sabemos que el PSOE nos lo dejará muy difícil, como siempre; una España arruinada económicamente y en lo laboral, sin crédito internacional y con tantos debates que ha habido de cara a la Sociedad Civil, que ha sido lo más reseñable, va a tener un contraste en las urnas sin duda clarísimo, porque la gente sabe que hay recambio y que hay esperanza.

P.- En contrapartida, también hemos asistido a las imágenes -el pasado fin de semana- del Congreso del PSOE. Ha habido aplausos a líderes internacionales como el nuevo líder de los socialdemócratas alemanes, el señor Scholz, Jacinta Arden de Nueva Zelanda, Antonio Costa de Portugal, entre otros. Todos estos líderes socialdemócratas parece que están contentos con el señor Sánchez como líder del PSOE y presidente de España.  

R.- Cuando les cuenten a esos líderes la verdad de España, que es el único gobierno social-comunista que hay en toda Europa y que, además, está llevando al país a un desastre económico y laboral de gran envergadura… cuando se enteren que además está influenciado por Podemos, que quiere que desaparezca la propiedad privada, que los colegios concertados sean suprimidos, se lo pensarían mucho más a la hora de vitorear al señor Sánchez.

-Ha sido un placer señor Iturgaiz. Gracias por este café y por sus palabras en este momento. He sentido en cada palabra el dolor que todavía siente al recordar cada día de la tragedia que usted y toda España ha vivido durante muchos años. Pero permítame alegrarme que esa pesadilla se acabó hace diez años y, a pesar de todo y de Otegui, vivimos otra realidad, mejor, también en el País Vasco.

Te puede interesar

Comentar ()