España

Interior, camino de incumplir el plazo de la UE para el nuevo equipamiento de control de fronteras

El ministerio que dirige Grande-Marlaska saca con retraso el concurso para equipar los puestos fronterizos con el nuevo sistema que exige Bruselas a partir de mayo de 2022 | El plazo de ejecución es de 8 meses y la licitación no se resolverá antes de enero

El ministro Grande-Marlaska, recorriendo la frontera con Marruecos en una visita a Melilla.

El ministro Grande-Marlaska, recorriendo la frontera con Marruecos en una visita a Melilla. EP

El Ministerio del Interior va camino de incumplir el plazo impuesto por las autoridades comunitarias para que los estados miembros implanten y pongan en marcha el nuevo equipamiento para el control de fronteras, que permitirá reforzar la prevención de la inmigración irregular y ayudará a la detección e investigación de los delitos de terrorismo.

El Parlamento Europeo y el Consejo aprobaron el 30 de noviembre de 2017 un reglamento por el que se establecía un sistema para registrar los datos de entrada y salida y denegación de entrada relativos a nacionales de terceros países que crucen las fronteras exteriores de los estados miembros. La puesta en servicio del Sistema Europeo de Entradas y Salidas (EES en sus siglas en inglés) se fijó para mayo de 2022.

La Secretaría de Estado de Seguridad acaba de sacar a licitación el contrato para la adquisición y puesta en marcha del nuevo equipamiento para el control manual en puestos fronterizos que el citado sistema precisa, estableciendo en ocho meses el plazo de ejecución. El presupuesto asciende a 25 millones de euros (impuestos incluidos), gasto que se podrá imputar al Fondo de Seguridad Interior de la Comisión Europea.

«Urgente necesidad»

Según se detalla en el anuncio publicado en la Plataforma de Contratación del sector público, los proveedores pueden presentar ofertas hasta las 19 horas del próximo 9 de diciembre, estableciéndose el acto de apertura de las propuestas económicas para el próximo 13 de enero (fecha pendiente de «informes preceptivos y pruebas de campo»). Entonces quedarán tan sólo tres meses y medio para que se cumpla el plazo estipulado por Bruselas.

«La entrada en operación del EES en mayo de 2022 -al unísono en todos los estados miembros del espacio Schengen- viene impuesta por las instituciones europeas, sin posibilidad de modificación por parte de los estados miembros. Se requiere la presente contratación dado el tiempo transcurrido, teniendo en cuenta los plazos que se prevén sobre proposiciones, subsanaciones, justificación de ofertas anormalmente bajas y presentación de documentación administrativa y ante la urgente necesidad de contar en España con equipamiento de control de fronteras in situ de manera inmediata para poder cumplir con el calendario europeo de obligado cumplimiento del sistema EES», detalla en la memoria justificativa el subdirector general de Sistemas de Información y Comunicaciones del Ministerio del Interior, Enrique Belda.

Pasaje de la memoria justificativa en la que se detalla la urgencia de la licitación para «cumplir con el calendario europeo».

Dicho documento está firmado electrónicamente el 9 de julio y fijaba la fecha prevista para el inicio del contrato el «1 de octubre de 2021». La ejecución tenía dos hitos. El primero se señalaba para el 1 de diciembre, fecha en que teóricamente el contratista tendría que hacer entrega de los documentos de desarrollo tecnológico y de las actividades preparatorias indicados en pliego de prescripciones técnicas, del plan de gestión del proyecto y el licenciamiento del equipamiento a suministrar. El 31 de mayo de 2022 tendría lugar el segundo, con la entrega del informe de pruebas, los documentos de instalación y puesta en operación, así como la configuración de la totalidad del equipamiento demandado.

Teniendo en cuenta que el procedimiento administrativo de contratación no se completará hasta mediados de enero en el escenario más optimista, el calendario marcado por Bruselas sólo se cumplirá si el contratista reduce a la mitad los plazos inicialmente previstos. Ello no será fácil si se tienen en cuenta los múltiples requerimientos que comporta el encargo del Ministerio del Interior.

El nuevo sistema reforzará la prevención de la inmigración irregular y ayudará a investigar delitos de terrorismo

Así, antes de la puesta en operación en un emplazamiento concreto, el adjudicatario tendrá que realizar pruebas de validación sobre el conjunto del equipamiento instalado para acreditar su correcto funcionamiento. Igualmente, el proveedor tendrá que formar a los agentes de la Policía Nacional para el manejo de los nuevos equipos en cursos que deberán tener una duración de 40 horas, de las que 15 tienen que ser prácticas necesariamente.

El contrato consistirá en el suministro de los «elementos físicos y lógicos» destinados al control manual en los puestos fronterizos españoles de la infraestructura nacional del Sistema Europeo de Entradas y Salidas, su instalación y puesta en marcha. Los puestos de control manual se componen de estación de trabajo, verificador de documentos, tótem de verificación biométrica y monitor interactivo de guiado para el pasajero, según se especifica en el pliego de prescripciones técnicas.

En concreto, este equipamiento se habilitará en 44 aeropuertos, 33 puertos, cuatro pasos terrestres y en 177 brigadas de extranjería (125 locales y 52 provinciales) repartidas por todo el país, sumando 1.282 puntos. Por provincias, el mayor número de puntos de control proyectados corresponde a Barcelona (108), seguido de Madrid (96), Alicante (86), Menorca (55), Málaga y Gran Canaria (53), Palma (49), Santa Cruz de Tenerife (39), Bilbao (37), Melilla (35), Lanzarote (32) y Algeciras (31).

Distribución geográfica de los puestos de control manual objeto de la contratación. M. INTERIOR

De forma automatizada, el Sistema Europeo de Entradas y Salidas permitirá registrar a los viajeros de terceros países -tanto titulares como exentos de visado- cuando efectúen un cruce a través de la frontera exterior de la Unión Europea. Concretamente, el procedimiento registrará la identidad de la persona, el tipo de documento de viaje, sus datos biométricos (cuatro huellas dactilares e imágenes faciales capturadas) y la fecha de entrada y salida, al tiempo que consignará las denegaciones de entrada ciudadanos de terceros países y acabará con el actual sistema de sellado manual de pasaportes.

«(…) contribuirá a prevenir la migración irregular y a proteger la seguridad en el ámbito de la UE. El EES también ayudará a los ciudadanos de terceros países que actúan de buena fe a viajar con mayor comodidad. Al mismo tiempo, identificará de manera más eficiente a las personas que permanecen más tiempo del autorizado en territorio de la UE y evitará casos de fraude de documentos y de identidad. Finalmente, el sistema permitirá hacer un uso más amplio de controles fronterizos automatizados y de sistemas de autoservicio, más rápidos y cómodos para el viajero», describe Interior.

Complemento a un contrato anterior

Este encargo viene a complementar el expediente relativo a la contratación del sistema completo -incluido el software, el hardware y los desarrollos necesarios para su explotación– que permita la puesta en funcionamiento del nuevo sistema de registro electrónico de entradas y salidas y su conexión al sistema central del EES. Apurado por los plazos impuestos por las autoridades comunitarias, el Ministerio del Interior optó en ese caso por la «tramitación de urgencia».

En noviembre de 2019, el departamento que dirige Grande-Marlaska sacó a licitación la contratación de los desarrollos tanto del sistema conector del interfaz uniforme nacional con el sistema central como de la adaptación e integración en los sistemas de que disponen los cuerpos policiales. El pasado mes de febrero, el número dos de Interior, Rafael Pérez, firmó la resolución de desistimiento como paso previo a convocar un nuevo procedimiento debido a la «inconsistencia manifiesta» que se ha producido entre el sistema tecnológico que se describía en los pliegos de prescripciones técnicas y el diseño que se había comunicado meses antes a las autoridades europeas.

El nuevo concurso se resolvió el pasado 27 de agosto, cuando la Secretaría de Estado de Seguridad adjudicó el encargo -por 7.707.446,94 euros- a Everis Spain SLU, uno de los cuatro ofertantes junto a Excem Grupo 1971 SA, Telefónica Ingeniería de Seguridad SAU y la UTE formada por Inetum España SA y Thales Dis España SA.

El plazo de ejecución es de 48 meses (uno desde la firma del contrato para el suministro del paquete de licencias y configuración para superar los test, 12 para la entrega del suministro y 36 meses para el mantenimiento del sistema desde la finalización del segundo hito), por lo que no se habrá alcanzado ni el primer año cuando se llegue a la fecha impuesta por Bruselas: mayo de 2022.

Te puede interesar

Comentar ()