España | Tribunales

Trevijano busca romper con los dos bloques del TC en asuntos de relevancia pública

El recién elegido presidente del Alto Tribunal propone a los magistrados que las ponencias sobre recursos que generan controversia social y política no se lleven redactadas a Pleno, sino que haya un debate previo

El recién elegido presidente del Tribunal Constitucional (TC) por unanimidad Pedro González-Trevijano inaugura un período de «diálogo» en el Alto Tribunal, según califican sus propios compañeros magistrados, en el que se espera recuperar la mayoría en votaciones del Pleno como aquellas en las que comenzaron a descartarse recursos de los condenados del procés, confirmando la sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas.

En la búsqueda de este fin, Trevijano habría propuesto a los miembros del TC que los magistrados a quienes corresponde elevar una ponencia de sentencia al resto sobre cualquier asunto de relevancia pública no la distribuyan previamente, reduciendo el Pleno a una votación para la que el magistrado en cuestión haya recabado sus apoyos. Con tal propuesta, que se ha recibido con buenos ojos en el sector progresista del Alto Tribunal al que no pertenece Trevijano, se abriría un debate que las fuentes consultadas consideran constructivo. Más aún viniendo de un período en el que las votaciones para dictar las sentencias que han declarado inconstitucionales los dos estados de alarma decretados por el Gobierno ha partido en dos al tribunal.

Así, las fuentes progresistas consultadas desean que el breve período que arranca con el tribunal de garantías renovado sea más pacífico, destacando el equilibrio entre el presidente conservador y el vicepresidente progresista, Juan Antonio Xiol. Ambos cumplen su mandato el próximo junio. González-Trevijano fue propuesto por el Gobierno, igual que Antonio Narváez que también agota su periodo. Xiol fue elegido a propuesta del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), como Santiago Martínez-Vares que también deberá ser reelegido.

Esperan que haya renovación antes de junio

En el Constitucional se espera que antes de esa fecha Gobierno y Partido Popular hayan llegado a un acuerdo de renovación del órgano de gobierno de los jueces. De esta manera, habría propuesta tanto de Gobierno como de CGPJ para reemplazar al tercio del Alto Tribunal que estará de salida para entonces.

Si el acuerdo no llega antes de junio, el consejo de jueces no podría (en principio) proponer a sus candidatos porque la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que impulsaron los partidos de Gobierno PSOE y Podemos impide al órgano hacer nombramientos. Fuentes del Alto Tribunal consideran que en el caso improbable de que no haya acuerdo político pronto, cabría la posibilidad de que los partidos de izquierdas con mayoría en el Congreso impulsen otra reforma legal para introducir una aclaración que facilite hacer los nombramientos. Hay división de opiniones dentro del tribunal de garantías en cuanto a si podría proponerse sólo a los magistrados del Gobierno y no a los del CGPJ, puesto que no existen precedentes ni la ley contempla tal situación.

Los nuevos candidatos sí convencen al tribunal

En cuanto a la polémica suscitada sobre el perfil de los cuatro magistrados Ramón Sáez, Inmaculada Montalbán, Enrique Arnaldo, y Concepción Espejel propuestos respectivamente por Gobierno y PP que tomaron posesión de su cargo la semana pasada, fuentes internas consideran que se ha generado un revuelo mediático exagerado.

El Gobierno criticó a los candidatos del partido de Pablo Casado por su politización a pesar de haberlos aceptado en el pacto de renovación. Vox y Ciudadanos, por su parte, criticaron a los cuatro candidatos por el mismo motivo. Sin embargo, en el Alto Tribunal -donde todos los magistrados salvo uno avalaron su adecuación al cargo- consideran que cumplen con los requisitos formales exigidos. Las mismas fuentes destacan como un valor añadido, de hecho, la entrada de dos expertos en Derecho Penal e Internacional como son Concepción Espejel y Ramón Sáez.

El tribunal de garantías renovado tendrá que dictar sentencias de gran calado como la que admita o rechace el recurso del ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras contra la sentencia del procés o la de la Ley del Aborto, que lleva 11 años congelada. Su redacción corresponderá al magistrado propuesto por el PP Enrique Arnaldo, respondiendo a la dinámica del Alto Tribunal en la que el magistrado saliente de más edad cede sus ponencias al magistrado entrante de más edad y el segundo más veterano saliente, al segundo más veterano entrante. Éste es el caso de Arnaldo, a quien el magistrado Andrés Ollero cede su ponencia sobre el asunto.

Te puede interesar

Comentar ()