España

Casado ofrece sus votos a Sánchez para aplicar un 155 educativo si Cataluña ignora al Supremo

Ferraz dice confiar en que la Generalitat "cumpla con la sentencia que es a lo que todos estamos obligados"

El presidente del PP, Pablo Casado.

El presidente del PP, Pablo Casado. EFE

El jefe de la oposición ha endurecido su discurso contra el nacionalismo y contra Sánchez y ha empuñado la aplicación del artículo 155 -el que aplicó Mariano Rajoy en su día tras la declaración unilateral de independencia del 1-O- pero en el ámbito educativo si la Generalitat se declara en rebeldía e incumple la sentencia del Tribunal Supremo, que obliga a que todos los colegios ofrezcan un mínimo del 25% de la formación en castellano. «Sánchez está obligado a hacer cumplir las sentencias de los tribunales y si la Generalitat se declara en franca rebeldía tiene que hacer todo lo que esté a su alcance para hacerlo cumplir», ha declarado.

En este punto, el presidente del Partido Popular ha ofrecido al Gobierno sus votos para aplicar un 155 «lingüístico» en Cataluña, al entender que tras la ratificación del Supremo de la decisión del TSJC sobre la cuota de castellano en la educación catalana el Gobierno debe velar por su cumplimiento en caso de que el Govern de Pere Aragonès se niegue a hacerlo. El líder de la oposición ha aseverado, además, que si Pedro Sánchez no cumple con este requerimiento podría estar cometiendo «prevaricación». «Le ofrezco nuestros senadores para que, si tiene que aplicar el artículo 155 de la Constitución sólo en este ámbito, lo haga», ha añadido, al tiempo que recordaba que la educación tiene una titularidad estatal. «El Gobierno tiene que aplicar directamente la sentencia», insistía.

Ferraz dice confiar en que la Generalitat «cumpla con la sentencia que es a lo que todos estamos obligados»

Desde Ferraz dicen confiar en que la Generalitat, a pesar de su declarada rebeldía «cumpla con la sentencia que es a lo que todos estamos obligados», en palabras del portavoz del PSOE, Felipe Sicilia. En una comparecencia destinada a justificar los cambios en la llamada «Ley mordaza», -que este fin de semana movilizará a policías y guardias- ha reprochado al líder del PP ponerse «muy por delante de lo que puede acontecer». Invita a «dar tiempo» a la Generalitat y apuesta por el desarrollo de la llamada «Ley Celáa» «que garantiza el conocimiento del castellano y del catalán».

Este mismo miércoles, la Generalitat ha pedido a los maestros no aplicar la decisión judicial, mientras que el líder de la Generalitat ha exigido a Pedro Sánchez que defienda «un modelo que ha sido de éxito durante años» frente al criterio de la justicia. «Lo que tenemos que hacer es incrementar el uso del catalán en las escuelas y reforzar el aprendizaje, ir en sentido contrario de lo que dice la sentencia», ha añadido Aragonès en una rueda de prensa junto a la presidenta balear, Francina Armengol. La sentencia ha sido mal recibida también por Podemos, con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llamando directamente a que los padres que quieran una educación en castellano para sus hijos los inscriban en la escuela privada.

El presidente del PP ha acudido este miércoles a la primera de las concentraciones anunciadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad este miércoles frente a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno. En su caso, Pablo Casado ha acudido a la movilización prevista en Madrid, a la que también ha asistido el líder de Vox, Santiago Abascal; y el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal. El acto de este miércoles se entiende como una concentración previa a la gran manifestación prevista en la capital para este sábado 27 de noviembre, a la que todas las fuerzas políticas de la oposición han confirmado su presencia.

Casado ha anunciado que su formación presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional en cuanto se apruebe la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que, ha subrayado, «sólo beneficia a los socios radicales de Sánchez». Por su parte, Santiago Abascal ha afirmado que la reforma que plantea el Gobierno no tiene otro objetivo que el de poder «tomar las calles» cuando PSOE y Podemos salgan del Ejecutivo.

Te puede interesar

Comentar ()