España

El Gobierno 'Urkullu' elogia la "generosidad" y "capacidad de diálogo" de Bildu

Valora positivamente el acuerdo presupuestario alcanzado con la coalición que lidera Otegi en un tiempo en el que "Euskadi está necesitada de diálogo". Azpiazu asegura que es un pacto "generoso en lo económico y mesurado en lo político".

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte. EFE

El Gobierno de Iñigo Urkullu no ha ahorrado hoy elogios para valorar la actitud de la izquierda abertzale tras facilitar un inédito acuerdo presupuestario. El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha agradecido de modo expreso y de manera reiterada la actitud de «diálogo», «generosidad» y «acuerdo» mostrada por la coalición liderada por Arnaldo Otegi y por haber dado el paso «sin ruido ni estridencias». Ha afirmado que pactos como éste «siempre abren puertas» a nuevos acuerdos «que serán bienvenidos». El apoyo presupuestario de Bildu en el País Vasco llega tras los facilitados en los dos últimos años tanto en la vecina Navarra como en el Congreso de los Diputados para respaldar las cuentas de Pedro Sánchez.

El acuerdo hecho público ayer establece que la coalición abertzale no enmendará las cuentas de Urkullu ni apoyará enmiendas que se puedan presentar. El acuerdo se ha alcanzado tras consensuar inversiones por un importe global de 253 millones de euros en ámbitos como el empleo, la vivienda, la juventud, el medio ambiente y el I+D+i. Hace tres años EH Bildu también estuvo cerca de cerrar un acuerdo presupuestario, si bien la negociación finalmente se frustró. Azpiazu ha agradecido la suma «discreción» con la que en esta ocasión se han llevado los contactos.

Ha señalado que además del valor cuantitativo suponen, también tiene un valor «cualitativo importante»: «Euskadi esta necesitada de diálogo», ha reconocido. Recuerda que con EH Bildu el Gobierno vasco completa acuerdos presupuestarios con todo el arco parlamentario a lo largo de la larga trayectoria de Urkullu como lehendakari con acuerdos con el PP, con Elkarrekin Podemos y con el PSE, ahora también como socio de gobierno. Azpiazu destaca que en esta ocasión ambas partes han trabajado para alcanzarlos, «con voluntad de encontrar un punto de encuentro»: «La humildad y la generosidad en política son importantes».

«Mesurado en lo político»

El titular de Economía y Hacienda del País Vasco ha señalado que acuerdos como este muestran que pueden ser posibles los consensos entre diferentes y cerrar un pacto presupuestario que ha descrito como «generoso en lo económico y mesurado en lo político». El valor, ha añadido, va más allá de los números al trasladar una imagen positiva a la sociedad en estos momentos de incertidumbre.

Ante la posibilidad de que a partir de ahora se inicie un nuevo tiempo en la relación entre ambas formaciones, Azpiazu se ha limitado a señalar que «parece razonable» que EH Bildu no plantee tanta oposición durante el próximo año en aspectos que choquen con el presupuesto de más de 13.000 millones de euros consensuado.

El presupuesto que se votará en el pleno del próximo 23 de diciembre incluye medidas económicas y compromisos políticos. Entre estos últimos destaca el que asume el Gobierno vasco de defender y fomentar un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en los convenios colectivos “que sea proporcional a la renta media” en Euskadi. Un segundo compromiso se refiere al mercado de la vivienda de alquiler. El Ejecutivo Urkullu se compromete a elaborar un sistema de control de precios del alquiler privado “adaptado a las especificidades de la realidad vasca”. Además, deberá elaborar un informe con posibles medidas de incentivo y penalización fiscal que permitan contener los precios de alquiler en Euskadi.

Recaudación asegurada

El tercer acuerdo de política presupuestaria hace referencia al I+D+i. EH Bildu ha logrado que el Gobierno incremente un 12% cada año las partidas destinadas a este fin, con la mirada puesta en el año 2028 para que la I+D+i alcance entonces el 3% del PIB vasco. Supondrá duplicar los recursos destinados en los presupuestos. Las medidas económicas acordadas con la coalición de la izquierda abertzale abarcan áreas que van desde la salud hasta la emergencia climática, el bienestar energético, las políticas sociales y la juventud.   

Preguntado por el impacto que pueda tener en la recaudación una ralentización de la recuperación económica en España, como predicen los principales organismos internacionales, Azpiazu se ha mostrado confiado en que no afectará en el caso vasco. Ha subrayado que la elaboración de los presupuestos se hizo con una previsión de recaudación conservadora. Recuerda que la previsión de incremento del PIB en Euskadi se estima en alrededor del 10% y que los presupuestos se han elaborado con una previsión del 3%: «Por eso no me preocupa, la previsión de recaudación es muy conservadora, vamos a poder gastar lo previsto».

Por su parte EH Bildu ha comparecido hoy para valorar el acuerdo y lo ha hecho subrayando que pese a no ser «nuestros presupuestos» si han logrado mejorarlos. La portavoz de la coalición, Maddalen Iriarte, ha asegurado que con las mejoras introducidas se podrá dar «una mejor respuesta a las necesidades de los ciudadanos». Ha asegurado además que la disposición al acuerdo que han mostrado ha logrado sacar al Ejecutivo de su «su posición inmovilista».

«Somos oposición»

La izquierda abertzale ha insistido en que el acuerdo no varía su labor de oposición que seguirá realizando «de modo propositivo». Respecto a la posibilidad de extender la sintonía a nuevos acuerdos Iriarte se ha limitado a asegurar que «ya veremos».

El otro socio del Ejecutivo, el PSE, también se ha pronunciado. Su recién elegido secretario general, Eneko Andueza, ha calificado de ‘autoenmienda’ el paso dado por EH Bildu. Ha recordado que en las cuentas no figura «ni un sólo euro» para fines identitarios o soberanistas, «Es una enmienda a la totalidad de su pasado», ha apuntado.

Desde la oposición, el PP ha arremetido contra el acuerdo asegurando que es el resultado de la «competición» abierta entre el PSE y el PNV por «blanquear» a EH Bildu. Desde Elkarrekin Podemos se ha criticado que la coalición abertzale acceda ahora a apoyar con su abstención unos presupuestos «neoliberales», la calificación que hace un año Bildu le reprochó a la formación morada cuando respaldó las cuentas de Urkullu.

Te puede interesar

Comentar ()