España | Tribunales

Juan Carlos I defiende que sigue siendo "jefe de Estado" para eludir la demanda de Corinna

El emérito alega ante la Justicia británica que, "a pesar de su abdicación, es un soberano o jefe de Estado de España en el sentido de la Ley de Inmunidad del Estado de 1978" del Parlamento británico

El rey emérito, Don Juan Carlos I.

El rey emérito, Don Juan Carlos I. EP

El Rey emérito sostiene ante la Justicia británica, donde se enfrenta a una demanda por amenazas de su examante, Corinna Larsen, que sigue siendo un «soberano o jefe de Estado de España» y, como tal, no puede ser investigado.

Este lunes, la Corte número 13 de la Queen’s Bench Division del Tribunal Superior de Justicia londinense comenzó a examinar la causa de la empresaria alemana contra Juan Carlos I, en la que le acusa de haberle sometido a acoso y amenazas, desde el año 2012, para que no contara lo que sabía sobre sus negocios.

En dicha causa, que la Justicia británica estudia entre este lunes y martes para emitir un primer pronunciamiento, el padre de Felipe VI alega, según la documentación a la que ha tenido acceso El Independiente, que «sigue siendo, a pesar de su abdicación el 19 de junio de 2014, un soberano u otro jefe de Estado de España en el sentido del art. 20 (1) (a) de la Ley de Inmunidad del Estado (State Inmunity Act, SIA) de 1978», en referencia a la ley del Parlamento británico que se aprobó para introducir la Convención europea sobre inmunidad estatal de 1972 en la legislación inglesa.

Protegido por la inmunidad

Juan Carlos I «es miembro de la ‘familia que forma parte de [la] casa’ del Rey Felipe VI, Rey de España y Jefe de Estado de España, de acuerdo con el artículo 20(1)(b) de la SIA», sostiene en las alegaciones que ha remitido su defensa en Reino Unido, ejercida por el despacho Clifforce Chance.

El emérito defiende que los actos denunciados en la demanda de Corinna antes de su abdicación, mientras era Rey de España y Jefe de Estado, se habrían realizado «en su condición de funcionario público», de conformidad con el artículo 14(1)(a) de la SIA y, por lo tanto, está protegido por la inmunidad de su cargo en ese momento.

La defensa del exjefe de Estado se basa en una inmunidad ratione personae, que entiende como la protección por su cargo para cualquier acto que hubiera cometido, lo que llevaría a descartar directamente la demanda de Larsen, según espera que haga el tribunal que debe abordarla.

Te puede interesar

Comentar ()