Cataluña | España

El Tribunal Superior ordena "proteger a la familia" del niño de Canet

El consejero de Educación, González Cambray, atiende a los medios a las puertas del centro de Canet

El consejero de Educación de la Generalitat, Josep González Cambray, ha visitado este jueves el centro de Educación Infantil y Primaria de Canet de Mar coincidiendo con el primer día de aplicación de la sentencia que obliga a ofrecer el 25% de las horas lectivas en castellano. Una decisión judicial que González-Cambray ha tachado de «anomalía», aunque lo cierto es que no ha podido evitar que el centro acate la sentencia, pese a las proclamas de la Generalitat y la campaña de acoso desatada contra la familia del menor que ha pedido ese porcentaje de horas en español.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado a la Conselleria de Educación de la Generalitat y a la dirección de la escuela Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona) proteger y «adoptar las medidas necesarias para preservar la protección e intimidad» de la familia que denunció el proyecto lingüístico del centro.

En una providencia consultada por Europa Press este viernes, el tribunal también afirma que son el departamento y la dirección los responsables de preservar «la normal convivencia y el pacífico despliegue del entorno educativo».

El centro imparte ese 25%, que se traduce en seis horas semanales en castellano. En concreto, las dedicadas a psicomotricidad y plástica. «Estas sentencias no se ajustan a la realidad de centros» ha lamentado Cambray «y esto es más flagrante en una clase de cinco años, que no tienen clases de catalán y castellano».

El consejero ha dado pleno apoyo a la dirección del centro y ha asegurado que es «mentira» que haya un conflicto lingüístico en el centro. «Mi deber como consejero es acompañar a la dirección del centro» ha argumentado González-Cambray «que no está llevando bien una situación que no se debería haber producido».

Manifestación a las puertas del centro

Cambray se ha reunido con la dirección del centro y algunos padres de familias, además de representantes del Ayuntamiento. No para mostrar su apoyo al niño de Canet y a su familia que se han convertido en blanco de los ataques de sus compañeros y vecinos. En los últimos días se ha desatado una campaña de acoso contra la familia del menor, que ha pedido protección al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ante el señalamiento público.

El SEPC, sindicato de estudiantes independentistas, la CUP y Arran, han convocado para mañana una concentración a las puertas del centro, que finalmente ha sido aplazada «a fin de proteger a la familia y garantizar la normal convivencia en el centro y su entorno», para rechazar la aplicación del 25%. Padres del centro, por su parte, han creado una web para recoger apoyos contra la sentencia. Han recibido ya 5.000 firmas.

Mientras el consejero visitaba el centro, una delegación de Cs ha registrado este jueves una queja ante el Defensor del Pueblo para denunciar la negativa de la Generalitat a aplicar la sentencia que exige impartir el 25% de las materias en castellano. «Es insólito que los poderes públicos se desentiendan de ese deber de salvaguardar los derechos de los que vivimos en Cataluña: derecho a conocer el español y derecho a utilizarlo» ha lamentado el portavoz de Cs en Cataluña, Nacho Martín Blanco.

Denuncia ante el Defensor del Pueblo

Edmundo Val ha ido más allá: «Lo de Canet de Mar clama al cielo, no se puede permitir que se llame colonos a familia, a apedrear el hogar de un niño de 5 años. No podemos admitir que la Generalitat diga que estas personas son enemigos de Cataluña, lo único que hacen es pedir ejercer un derecho».

Martín Blanco ha dejado claro, además, que no confían en el defensor del pueblo catalán, el Síndic de Greuges Rafael Ribó, para defender a la familia acosada de Canet. Ha acusado a Ribó de dedicarse «no a proteger a los ciudadanos sino a proteger los atropellos que cometen los políticos contra los ciudadanos».

En este contexto, el líder del PSC, Salvador Illa, ha defendido que ofrecer el 25% de la enseñanza en castellano en el sistema educativo en Cataluña «no es ir contra el catalán, es cumplir con resoluciones judiciales», después de que el Tribunal Supremo (TS) ratificara esta obligación.

«Y sigue garantizando que el catalán sea el centro de gravedad en el sistema educativo de Cataluña y se garantiza que todos los alumnos, al finalizar la etapa obligatoria, dominan ambas lenguas», ha asegurado en una entrevista en TVE. Illa ha condenado, además «todo tipo de amenazas que pueda haber» contra este niño de Canet.

Te puede interesar

Comentar ()