España

Sánchez saca pecho con los primeros 10.000 millones que recibirá España de la UE

Anuncia la declaración de zona catastrófica de las regiones asoladas por las riadas

Pedro Sánchez y Adriana lastra esta mañana en la reunión de la ejecutiva del PSOE Europa Press

El presidente del Gobierno ha sacado pecho este mañana con los 10.000 millones que España recibirá de los fondos europeos. De hecho, ha destacado que seremos el primer país receptor de esos fondos Next Generation destinados a abordar la crisis sanitaria, económica y social por la pandemia de la Covid.

Para que ello haya sido posible, ha sido necesario abordar una serie de transformaciones en materias como el cambio climático, el futuro de los interinos y la ley educativa. Pero, también gracias a «algunos cambios que estamos haciendo en la reforma laboral», ha indicado respecto al que ha sido el principal caballo de batalla con sus socios de gobierno, todavía pendiente de un acuerdo con los agentes sociales. En definitiva, «transformaciones en tiempo récord que ha hecho que seamos los primeros».

Pedro Sánchez ha hecho etas consideraciones en la clausura de la jornada ‘Diálogos sobre el futuro. Construyendo la España que seremos’, promovida por la Oficina nacional de prospectiva España 2050, que creó esta legislatura. En una larga intervención, el jefe del Ejecutivo, que el próximo día 29 comparecerá en rueda de prensa en Moncloa para hacer un balance del año, ha defendido que «lo verdaderamente sensato es centrarse en la política inmediata, pero también en aquellos asuntos que proyectan una sombra de largo alcance, como la urgencia climática o la crisis energética».

El día 29 comparecerá en rueda de prensa en Moncloa para hacer balance del año

Para este Gobierno «la pandemia no ha servido de excusa para aparcar las transformaciones, sino que ha sido un acicate para acelerarlas. Muchos de los retos que afrontamos son fruto de las muchas incapacidades que tuvimos en el pasado para trabajar en el medio y largo plazo».

Sánchez, que ha tenido una intervención muy institucional sin sus habituales reproches a la oposición, ha invitado a «hablar bien de nosotros mismos» y puesto de ejemplo el éxito de la vacunación en España y ser los quintos del mundo en solidaridad con otros países por haber donado 40 millones de inoculaciones.

«También hay motivos para celebrar que España cuente con 20 millones de personas ocupadas tras 9 de meses de reducción de las cifras del paro. Nunca desde 2008 hubo más de 20 millones de personas ocupadas», lo que demuestra a su juicio la «capacidad de resistencia y de levantarnos de un golpe tan duro», en alusión a la Covid.

El presidente del Gobierno ha arrancado su intervención aludiendo a las inundaciones del norte de España y trasladado sus condolencias por las dos personas fallecidas. Este martes el Consejo de Ministros declarará estos territorios zona catastrófica.

En muy buena medida, el inquilino de la Moncloa quiere volver al proyecto común que supuso la Transición en España para «construir una nueva visión, un nuevo proyecto de país, moderno, consensuado, que nos permita avanzar. El futuro es patrimonio de todos y todos deben participar.

No todo es crispación. También hay espacios de entendimiento y de cooperación»

«Este no era un proyecto partidista, hablar del futuro no puede ser patrimonio de un solo partido porque es el germen de un gran proyecto de país. Esto es hacer política de la buena, en el sentido genuino y de su poder transformador» ha agregado para indicar, en la que ha sido la única alusión al clima político del país, que «no todo es crispación. También hay espacios de entendimiento y de cooperación».

Sánchez ha participado en la clausura de la jornada ‘Diálogos sobre el futuro. Construyendo la España que seremos’ con la asistencia de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, la titular de Política Territorial, la Presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y la Vicepresidenta de la Comisión Europea, Dubravka Šuica.

Te puede interesar

Comentar ()