Cataluña | España

Aragonés y Colau aprueban sus presupuestos para 2022 gracias a la alianza ERC-Comunes

Ada Colau y Pere Aragonès.

Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona se han garantizado este jueves las cuentas para 2022 en dos votaciones paralelas en el Parlament y el Consistorio en las que se ha repetido la alianza de ERC y los Comunes. En el Ayuntamiento, con el apoyo del PSC, aliado de Ada Colau en el gobierno local. En el Parlament, con el concurso de JxCat, socio de Esquerra en el Govern. «La sociovergencia republicana se consolida en Cataluña» ha denunciado la portavoz de la CUP, Eulalia Reguant.

JxCat se ha esforzado en destacar que las aprobadas hoy por el Parlament son sus cuentas porque llevan la firma del consejero de Economía, Jaume Giró. Y los socialistas han buscado hasta el último momento el concurso de Barcelona pel Canvi, el partido creado por Manuel Valls, para diluir el peso de Esquerra en las cuentas. Pero la alianza entre republicanos y comunes se ha impuesto a un lado y otro de la Plaza Sant Jaume.

Los presupuestos de Giró son unas cuentas expansivas, como se esfuerza en destacar el Govern, con 5.618 millones más de gasto. En los que suben de nuevo los impuestos con nuevas figuras tributarias autonómicas, como le han afeado desde el PSC a Vox. Aún así, la CUP ha rechazado sumarse a unos presupuestos que considera «continuistas» y advierte que «el único motivo por el que no los votara el PSC es porque la fotografía del pacto PSC, ERC y JxCat es demasiado duro para el país».

Más presión fiscal

«Son, en todo caso, unas cuentas que vuelven a elevar la presión fiscal en Cataluña» se ha lamentado la socialista Alicia Romero. «Somos la comunidad con más impuestos propios ¿No ha llegado el momento de hacer un análisis más exhaustivo antes de incorporar más impuestos propios?» se ha lamentado la socialista.

Más incisivo, el portavoz económico de Vox en el Parlament, Antonio Gallego, ha criticado que el presupuesto «aumenta impuestos» con figuras reformuladas como el impuesto a viviendas vacías o a los alimentos ultraprocesados. «Y a cambio, ha lamentado, aprueban una rebaja del IRPF de la Señorita Pepis» con impacto económico real de 25 millones de euros.

Aún así, el juego de alianzas ha marcado el debate más allá del contenido de las cuentas. Especialmente tras el acuerdo alcanzado este miércoles por socialistas, republicanos y Junts para la renovación de cargos instituciones dependientes del Parlament, con la cúpula de los medios públicos a la cabeza.

«Podríamos pensar que prefieren una Cataluña dentro de España sin proyectos singulares» como el de Hard Rock en Tarragona «a una Cataluña independiente con estos proyectos» ha recriminado el portavoz de JxCat, Joan Canadell, a la CUP. Era la respuesta a las recriminaciones de los antisistema, pero también de PP, Cs o los comunes al acuerdo de renovación de cargos que los tres grandes partidos del Parlament deben completar en las próximas horas con nuevas candidaturas.

«Ayer lo vimos, entre comparecencia de Pedro Sánchez y Aragonès filtraban con nocturnidad el acuerdo que sella el pacto entre PSC, ERC, JxCat y ahora nos quieren vender pacto a tres lados para repartirse las sillas» ha lamentado Reguant.

Presupuestos de Barcelona

En cuanto a las cuentas de Barcelona, el plenario ha aprobado un presupuesto calificado por el gobierno local de «extraordinario» que asciende a 3.406 millones de euros, un 4,7% más que el presupuesto anterior. Se aprueban además unas ordenanzas fiscales para 2022 que prevén la congelación de las tasas e impuestos y la bonificación del 75% para las terrazas como grandes apuestas para atenuar los efectos de la pandemia.

Han salido adelante con el voto a favor de ERC, una de las condiciones de los comunes para abstenerse en la votación de los presupuestos en el Parlament. Pero sin una sola aportación de los republicanos que lidera Ernest Maragall.

Quien sí ha hecho bandera de sus enmiendas ha sido la líder de BCN pel Canvi, Eva Parera, que ha destacado el aumento en inversión en seguridad en la capital como ejemplo de su incidencia en las cuentas. Los presupuestos de Barcelona recogen el aumento de efectivos de la Guardia Urbana hasta los 3.500 agentes y la apertura de comisarias de noche en todos los distritos.

Te puede interesar

Comentar ()