El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha respaldado este sábado en un acto celebrado en Valladolid, que los tuits del abogado Juan García-Gallardo Frings, candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León, que se difundían hace escasos días a través de la red social, en los que se podían leer ciertas consignas con tintes homófobos, fueron «unos chistes malos escritos por un joven cuando no llegaba a los 20 años», lamentando que muchos medios se hicieran eco de ello.

Abascal, que decidía llegar al acto en camión, ha lamentado que sus tuits tuvieran tanta repercusión en «la misma España que ha visto desfilar a los que homenajean a los terroristas, la misma España que ha puesto a los comunistas en el Gobierno y que está permitiendo desde el Gobierno la inmigración ilegal y masiva o que traído la inseguridad a muchas calles de España». 

Acusa al PP de parecerse «cada vez más al PSOE»

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha acusado al Partido Popular de parecerse «cada vez más al PSOE» y ser «la cara B del socialismo», durante la presentación del candidato por parte del partido a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo.

En este sentido, Abascal ha criticado que ambos partidos siempre votan «lo mismo en Bruselas, prácticamente todas las iniciativas» o que llegan a acuerdos para repartirse el Tribunal de Cuentas o el Poder Judicial y «abrazando» la Agenda 2030, «una agenda globalista, alejada de los interés de los españoles y que nada tiene que ver con lo que necesita España».

Sobre el Gobierno, ha afirmado que ni es «nacional» ni es «Gobierno» y que «se parece más a una fiesta extraña de forajidos, frívolos, bandidos, incompetentes y traidores que han convertido al Congreso de los Diputados y a las instituciones en un mercado persa».

En cuanto al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, le ha tildado de «progre» y de «convertirse en el mejor empleado que podía imaginar Pedro Sánchez», por apuntarse a «imponer la ideología de genero en los colegios, las cuotas por sexos, el lenguaje inclusivo y fomentar los ataques a al educación».

El presidente de Vox también ha puesto el foco en el gasto político, en lo referido a «partidos políticos, sindicatos, subvenciones a ONG ideológicas», y se ha preguntado: «Cuánto dinero de vuestros impuestos se va para todo eso y cuánto falta para lo verdaderamente importante, no queremos más centros de salud cerrados y no más viejas carreteras o servicios deficientes».

Respecto a los jóvenes, Abascal ha señalado que «se les insulta desde el Gobierno diciéndoles que les van a dar dinero a los videojuegos», cuando tienen otras preocupaciones como «tener una casa o formar una familia» y a lo que aspiran es «a poder comprarse una mascota».

También ha atacado a los medios de comunicación por «mentir y manipular sobre Vox», ya que son «medios a sueldo y lacayos del Gobierno», y en lugar de informar: aterran».

Las elecciones en Castilla y León: un momento «trascendental»

En el mismo acto, el candidato de Vox a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo Frings, ha subrayado que las elecciones en Castilla y León suponen un momento «trascendental» y se muestra convencido de que el partido va a integrar en próximo gobierno autonómico.

Gallardo-Frings, que ha recordado que Castilla y León «es la segunda comunidad más despoblada por detrás de Asturias», ha criticado que esta situación es «insostenible» y ha avanzado, además, que no permitirá «el deterioro del tejido productivo ni los ataques al sector primario», pues ha lamentado que otros partidos hablen de ecologismo cuando «no escuchan a los agricultores y condenan al campo con sus medidas arbitrarias».

«Es intolerable, injusto y lamentable que una de las regiones más leales al conjunto de la nación haya sido desfavorecida en beneficio de los separatistas», ha incidido, al tiempo que ha lamentado que «parece como si Castilla y León fuera una región maldita, condenada a sufrir y a morir lentamente, como si no tuviera remedio». «Pero eso no puede ser así, yo no me resigno», ha remachado.

Asimismo, García-Gallardo ha recordado que «hace 30 años ya gobernaba el partido que se sienta en la Presidencia de la Junta y, ya desde entonces, prometía grandes cambios». «Pero después veíamos cómo el PP incumplía sistemáticamente sus promesas», ha señalado, antes de destacar que el de hoy es «un día de júbilo» para la Comunidad y para España.

«Es un orgullo liderar esta candidatura para defender a todos los castellanos y leoneses», ha reconocido, antes de agradecer la oportunidad y la confianza del líder del partido Santiago Abascal y augurar que Vox integrará el próximo gobierno de la Junta.