El PP andaluz establece en sus conclusiones sobre la comisión de investigación del Parlamento relativa a la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) la «responsabilidad política» de lo ocurrido en dicho organismo en los expresidentes de la Junta Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz

Así lo ha manifestado en rueda de prensa el portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, José Antonio Nieto, quien ha indicado que también extienden esas «responsabilidades políticas» a los dirigentes de las consejerías de Empleo y de Hacienda durante el periodo en el que ocurrieron los hechos que hoy se investigan en los juzgados.

«También hay una responsabilidad política evidente sobre una organización y una marca política, el PSOE, que está detrás de todos los movimientos de la Faffe», según ha señalado el portavoz popular, quien ha recalcado que es «absolutamente nítida la relación entre Faffe y el PSOE».

Los grupos parlamentarios tienen de plazo hasta mañana jueves para presentar en el registro del Parlamento sus conclusiones sobre la comisión de investigación y a partir de ellas, el presidente de la citada comisión, el diputado de Ciudadanos (Cs) Enrique Moreno, elaborará el dictamen.

José Antonio Nieto ha dicho que el PP-A presentarás unas conclusiones «tremendamente exhaustivas que van a hacer justicia a casi tres años de trabajo de una comisión muy importante», que ha exigido una dedicación «brutal» por parte de los diputados, y que ha permitido conocer perfectamente cuál fue el funcionamiento de la fundación.

Ha indicado que entre la documentación recibida por la comisión de investigación se encontraban más de 20.000 expedientes de altas y bajas de trabajadores o miles de expedientes de subvenciones que recibió la Faffe, que a veces se gestionaron de forma «irregular, que muchas de ellas estuvieron mal justificadas y algunas se dejaron sin justificar, y detrás de las cuales estaba el fraude y la corrupción» que a día de hoy se sigue juzgando en tribunales «de media Andalucía».

«El PSOE-A dejó el Gobierno andaluz, pero la corrupción socialistas sigue ahí perfectamente visible y revisable», según ha recalcado José Antonio Nieto, quien ha lamentado que varias de las personas citadas por la comisión y que tuvieron puestos en anteriores gobiernos del PSOE-A no hayan querido colaborar y se negaran, tras hacer una exposición inicial, a responder a las preguntas de los grupos.

Asimismo, el PP-A ha cifrado en 480 millones el «derroche» de dinero público que se produjo en la Faffe, ya que en lugar de destinarse para ayudar a los desempleados, «o bien se lo llevaron algunos o se malgastó de forma lamentable en decisiones incomprensibles».

Para José Antonio Nieto, desde el punto de vista político es imposible «separar todo lo que ha ocurrido en la Faffe» de los expresidentes de la Junta y de quienes dirigieron las consejerías de Empleo y de Hacienda. «Además es imposible separar y entender la Faffe sin el papel del PSOE, particularmente en las provincias de Sevilla y Cádiz», según el portavoz popular, para quien esa es la evidencia que «dejan estos tres años de trabajo y en la que vamos a apoyar las conclusiones».