La última manifestación feministas del 8M marcó los primeros compases de la pandemia con la polémica de si se tenía que haberse cancelado o no un acto tan masivo en las calles cuando, a la semana, el país se paralizaba por la pandemia. Dos años pandémicos después, con la normalidad volviendo a su cauce el 8M se vuelve a celebrar. Y apunta a que tendrá polémica con una foto feminista inédita en la plaza de Colón. “Tenemos una respuesta de confirmación de nuestra petición de la Delegación del Gobierno que, entendemos, es una confirmación del recorrido”, asegura Ana Useros, una de las mujeres encargadas de la portavocía de la Comisión del 8M.

Tras cuatro asambleas en lo que va de año la Comisión 8M del movimiento feminista de Madrid confirmó ayer el recorrido de la manifestación prevista para el próximo 8 de marzo. “Ha sido una asamblea muy emotiva”, asegura Useros. Bajo el lema “Derechos para todas, todos los días. Aquí estamos las feministas”, la marcha recorrerá el centro de la capital, entre la plaza de Atocha y la de Colón. Un recorrido muy diferente a otros años por dos motivos, uno sanitario y otro político.

Cartel Manifestación 8M 2022
Cartel Manifestación 8M 2022.

Sería una lastima que determinados lugares quedaran tan marcados por ciertas ideologías que otros movimientos rechazáramos ir allí».

Ana useras, comisión 8M

«La elección de la plaza de Colón tiene un significado político, lo ha tenido estos años con un gran número de manifestaciones de un signo determinado, que le han dado un significado a esa plaza y, además, es una plaza dedicada a Colón y a la conquista colonial de España”, declara Ana Useros. “A la plaza se le ha buscado un significado colonial, capitalista, de derechas y acogerla dentro del 8 de marzo es un acto de reapropiación y de resignificación de ese lugar. Hay una voluntad de resignificar el lugar, tanto por el vector de la extrema derecha, como por el colonialismo”, añade.

Es conocido que la plaza de Colón ha sido el escenario donde más cómoda se ha sentido la derecha y la ultraderecha en sus demostraciones callejeras en las últimas décadas, como también es conocido que son las derechas las que más abiertamente se han manifestado contra el feminismo en general y en particular contra el organizado por la sociedad civil que hay detrás de la Comisión 8M.

 “Colón es una plaza importante, es una plaza que pertenece a todas las personas que vivimos en Madrid. Sería una lastima que determinados lugares quedaran tan marcados por ciertas ideologías que otros movimientos rechazáramos ir allí”, afirma la vocera feminista.

El nuevo recorrido que se promociona con un visible “¡Aquí estamos las feministas!” en un cartel  ilustrado con tres mujeres unidas en posición de fortaleza, complementariamente, tiene una justificación sanitaria. “Nos va a permitir mantener una mayor seguridad y distancia ya que es un recorrido muy abierto, incluso los accesos son muy abiertos. No hay posibilidad de que se colapsen calles como te puede ocurrir en Sol que se colapsan calles muy pequeñas. Digamos que la amplitud ha sido gran parte de la razón”, asegura la portavoz.

Manifestación abierta

Como en anteriores ocasiones la manifestación estará encabezada por la Comisión 8M en la que están representadas las diferentes organizaciones feministas que hay detrás de la marcha. En este sentido se desmarcan de situaciones como las vividas por Ciudadanos en los últimos 8M que tuvieron que abandonar la manifestación ante el rechazo y presión de parte de la marcha. “Tenemos siempre el mismo protocolo. Se crea un lema y la Comisión es la que está en la cabeza de la manifestación y, a partir de ahí, cualquier colectivo se puede sumar ya sean partidos, sindicatos y cualquier persona tipo a título individual. No se invita a nadie y nunca se excluye a nadie”, afirma Useros.

Una mujer frente a la pancarta de las mujeres de Ciudadanos en la manifestación del 8M, en Madrid a 8 de marzo de 2020. Jesús Hellín / Europa Press

El feminismo no tiene más enemigos que hace dos años, pero sí tienen más voz y cobertura por los medios» .

Ana useras, comisión 8M

Las convocantes de la nueva manifestación del 8M destacan la importancia de la movilización en un momento en el que los efectos de la crisis sanitaria han agravado la situación que viven las mujeres, que “a menudo se encargan de las labores de cuidados y de muchos de los oficios esenciales imprescindibles para el sostenimiento de la vida. Los recortes en servicios, derechos y libertades vienen a sumarse a las violencias machistas sistémicas y cotidianas que están también en el centro de las demandas sobre las que esta manifestación quiere poner el foco”, ha señalado la Comisión en un comunicado.

Dos años después de la última marcha feminista masiva en España, el 8M vuelve a tomar las calles con muchas ganas. “El feminismo no tiene más enemigos que hace dos años, pero sí tienen más voz y cobertura por los medios. Enemigos nuevos no tenemos, pero los de siempre siguen ahí”, asegura. No tienen ninguna duda de que hace dos años hicieron lo correcto en la manifestación, “hicimos lo que se podía hacer en ese momento. Tenemos la conciencia muy tranquila”, afirma la vocera.

Murales feministas

El pasado sábado decenas de vecinos y vecinas se movilizaron en barrios y pueblos de Madrid para pintar murales, como forma de protesta por la vandalización —por segunda vez— el pasado enero del mural que representa en Ciudad Lineal, en Madrid, a varias referentes del feminismo. “Ante la destrucción y la violencia, las feministas crean y construyen”, argumentan desde la Comisión 8M.

El Mural realizado por el colectivo Unlogic Crew se ha convertido en el objeto de un tira y afloja entre antifeministas que lo vandalizan y feministas que lo restauran.