España

El PSOE avanza que la Mesa del Congreso tumbará las reclamaciones del PP por el voto de la reforma laboral

El vicepresidente primero del Congreso de los Diputados por el PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a su llegada a una reunión de la Mesa del Congreso de los Diputados.

El vicepresidente primero del Congreso de los Diputados por el PSOE, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a su llegada a una reunión de la Mesa del Congreso de los Diputados. EP

La Mesa del Congreso de los Diputados no atenderá a las demandas de los populares por el voto favorable, «por error», del diputado Alberto Casero a la reforma laboral. Así lo ha confirmado, este martes, el socialista y vicepresidente de la Mesa Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Principalmente, porque, afirma, el PP «ha mentido en tres ocasiones»; algo que «se irá demostrando poco a poco y de forma fehaciente».

El diputado del PSOE sostiene que las protestas y reclamaciones del Grupo Parlamentario Popular no tienen ningún recorrido legal, porque «los hechos sucedidos en la sede parlamentaria» están basados «en tres grandes mentiras». Las primera que esgrime el PP es «el error informático», algo que Gómez de Celis cataloga de imposible y «falso». «Es evidente que se trata de un error humano», ha destacado el socialista. Unas declaraciones que justifica por el arduo sistema de votación: «cada vez que votamos telemáticamente se dan varios pasos, y quedan registrados en el sistema» el acceso, el voto, la conformidad y la certificación.

En segundo lugar, el vicepresidente de la Mesa en las Cortes ha señalado que el PP de Teodoro García Egea y Cuca Gamarra no pidió una reunión con los integrantes de la Mesa; «nunca jamás». En ese sentido, ha expresado que tampoco «es obligatorio la reunión». Sólo cuando se tratan, ha explicado Gómez de Celis, «de elementos muy excepcionales», pero «nunca por el error de un voto». El socialista ha señalado que «han sido muchos los errores de voto en la historia de la democracia», pero ese tipo de equivocación «personal» nunca ha sido motivo para repetir una votación en la cámara.

A raíz de esta «segunda mentira», Gómez de Celis ha cuestionado que Casero no pusiera en conocimiento de las autoridades pertinentes del Congreso ese «error informático», ya que «quién vota telemáticamente dispone de una hora para hacerlo». Un tiempo que contrasta con el del voto presencial: un total de treinta segundos en los que «si te equivocas no hay manera de rectificar».

En tercer lugar, el diputado ha indicado que desde el PP «sabían perfectamente que los dos tránsfugas navarros de UPN iban a votar negativamente», después de haberlos sondeados. De ahí «sus caras completamente gélidas y destempladas» al rectificar Meritxell Batet el resultado negativo al Decreto Ley. Gómez de Celis considera que qué los populares se preocupen y discutan exclusivamente el voto emitido por Casero a la reforma laboral, obviando el resto de errores de sufragio cometidos esa jornada por el representante extremeño, es una muestra de que son conscientes de que la protesta no tendrá recorrido legal.

Desde el PSOE respaldan a Batet, porque están «convencidos» de su «buen hacer». También, de que «todo lo acontecido» durante la tarde de la votación en las Cortes siguió el curso dentro de la legalidad. Consideran que el PP se está agarrando a un «clavo ardiendo» después de que lo esperado, que la reforma de Trabajo no saliera adelante, quedara frustrada por «un gol en propia meta». «Han sido miles las votaciones desde el inicio de la pandemia, cuando se reguló el voto por tener covid», y nunca ha existido un problema de este tipo.

Marcan distancia

En plena campaña electoral en Castilla y León, con las encuestas reduciendo las distancias y a menos de siete dias para la votación del 13-F, el vicepresidente de la Mesa ha puesto en valor la acción del gobierno de coalición, aunque barriendo hacia casa. Gómez de Celis ha transmitido la satisfacción de las filas del PSOE por la aprobación del nuevo marco laboral.

El diputado ha puesto en valor que la reforma laboral trae «nuevos derechos» como «trabajo digno, estable» y que «reduce la temporalidad». Unas palabras que ha utilizado para criticar a la oposición y, por ende, a sus competidores electorales: «desgraciadamente tenemos en frente a una bancada de la derecha y la ultraderecha felices por todo lo contrario». «Esa es la principal diferencia entre el PSOE y la oposición», ha afirmado.

Te puede interesar

Comentar ()