España

Almeida niega rotundamente la implicación del Ayuntamiento de Madrid en el espionaje a Ayuso

Asegura que cesará a Carromero o a cualquier persona que se demuestre que esté implicada en el espionaje

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atiende a los medios de comunicación, en el Patio de Cristal del Palacio de Cibeles

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, atiende a los medios de comunicación, en el Patio de Cristal del Palacio de Cibeles EP

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha negado este jueves que se haya producido una reunión entre un trabajador de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) y un detective para investigar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y a sus familiares. Así lo ha comunicado en una comparecencia desde el Palacio de Cibeles.

Almeida ha señalado que mandó investigar y a desarrollar las «averiguaciones necesarias» para conocer si la EMVS contrató los servicios de un detective para espiar a su compañera de partido y a su entorno personal. Lo hizo después que un intermediario -un exministro de Mariano Rajoy- le advirtiera de ese posible encuentro con el empresario del organismo público y dependiente del ayuntamiento madrileño; para «tomar las medidas necesarias» de ser un hecho veraz. Y no ha sido así, ha remarcado.

Ha catalogado de falso el encuentro entre un detective y un empleado público, y, además, que haya sido utilizado dinero del consistorio para esa tarea. Asimismo, tampoco le consta la existencia de un contrato, tras un análisis de la contratación de la empresa pública. «No hubo ninguno», ha sentenciado tajantemente Almeida.

Es por ello, que ha rechazado cualquier implicación del Ayuntamiento de Madrid. «No vamos a permitir cualquier tipo de sospecha sobre el Ayuntamiento. Hemos llegado hasta el final para averiguar si estas acusaciones son veraces. De ser así, habríamos tomado todas las medidas oportunas», ha señalado el popular. «No vamos a permitir que el ayuntamiento se use de manera partidista», ha reprochado.

Carromero bajo sospecha

Uno de los colaboradores de Génova y mano derecha del alcalde, Ángel Carromero, habría sido el artífice de este supuesto espionaje a Ayuso, según ha publicado el periódico El Confidencial. Almeida ha asegurado que ha «hablado con Carromero» inmediatamente después de darse a conocer la información; algo que el popular «ha negado absolutamente».

Con todo, el alcalde de la capital se ha comprometido a cesarle, tanto a él, como a cualquier otro implicado de su dependencia, si se llega a comprobar una actitud «irregular». No pone la mano en el fuego por nadie: «Cualquier persona con una conducta no ejemplar dejará de trabajar en el ayuntamiento de forma inmediata».

«Métodos sucios» del PP

Las reacciones de personalidades populares no se han hecho esperar. La diputada y exportavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha aseverado que «si se tienen indicios de algún acto ilegal» debería haberse «puesto en manos de la justicia». Ha recriminado a Génova, con quien mantiene tiranteces, que, supuestamente, haya llevado a cabo «métodos sucios e investigaciones impropias de un partido como el PP».

«Es de una extraordinaria gravedad, hay que apartar a las personas que hayan participado en métodos sucios, propios de un vertedero. No son propios de un partido que tiene la ejemplaridad como parte de su ideario, de su proyecto y de su programa».

Fricciones añadidas

Si no era suficiente con la delicada situación en la que queda el PP, de pactar o no con Vox, tras las elecciones de Castilla y León; así como las demandas de Ayuso y su entorno para que se celebra cuanto antes el Congreso popular de Madrid. La división entre Génova y Ayuso podrían ir a más si se demuestra que la cúpula nacional investigó a la presidenta de la Comunidad de Madrid para desprestigiarla y dañarla tras la claudicación de la ‘tregua’ acordada por ambos antes de Navidad.

Según la información publicada por El Mundo, con la contratación de ese detective se pretendía investigar al hermano de la presidenta, a Tomás Díaz Ayuso. Un nombre del que ya se hablo hace un tiempo en la cámara autonómica, cuando los grupos de la oposición advirtieron de varias adjudicaciones para adquirir mascarillas FFP2 y FFP3 por parte del órgano autonómico. Una contratación concedida a la empresa en la que él trabaja.

Te puede interesar

Comentar ()