Una nueva polémica ha estallado este miércoles en el Partido Popular, después de que varios medios de comunicación publicaran que una agencia de detectives avisó en diciembre al entorno de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso sobre un intento de espionaje a su entorno familiar más cercano.

Según ha adelantado El Mundo, la agencia rechazó realizar el trabajo, que presuntamente versaba sobre una investigación respecto a la adjudicación de un contrato de mascarillas por parte de la Comunidad de Madrid.

El Confidencial y El Mundo publicaron anoche que el PP habría espiado a la presidenta madrileña, que se postula desde hace meses para presidir el PP regional, desde la empresa municipal para recabar información sobre unos contratos adjudicados para la compra de mascarillas durante la primera ola de la pandemia.

El primero de los diarios apuntaba como uno de los implicados a Ángel Carromero, director general de la Coordinación de la Alcaldía en la capital, mientras que desde el entorno de Díaz Ayuso confirmaron anoche a Efe que en diciembre les había llegado el “rumor”, a través de un exministro de Mariano Rajoy, de que a una empresa de investigación se le había encargado rastrear al hermano de la presidenta madrileña desde la EMVS, y que lo pusieron en conocimiento del alcalde de la capital y portavoz nacional del PP.

Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta

El supuesto encargo consistía en investigar al hermano de la mandataria, Tomás Díaz Ayuso, y en la obtención de un extracto de su cuenta bancaria personal, así como de la declaración de proveedores ante la Agencia Tributaria, de la empresa Priviet Sportive, S.L., a la que la Comunidad de Madrid otorgó en abril de 2020 un contrato directo de 1,5 millones de euros para la compra de mascarillas FFP2 y FFP3.

El Partido Popular ha salido al paso de las informaciones con un desmentido en su cuenta oficial de Twitter y en un comunicado remitido a los periodistas en el que niega tener ninguna vinculación con la polémica. «El PP desmiente tajantemente las informaciones publicadas en relación a una supuesta investigación sobre los contratos sanitarios adjudicados por la Comunidad de Madrid y tomará las medidas judiciales oportunas ante estas falsedades», ha escrito el partido en un mensaje público.

El PP no da ninguna veracidad al chivatazo que el entorno de la presidenta madrileña habría recibido en diciembre y lo consideran un «montaje», según la información publicada por El Mundo.

Este nuevo terremoto llega tras las elecciones en Castilla y León y la reactivación de la pugna por convocar el congreso regional del partido, en el que Díaz Ayuso aspira a presidir el PP de Madrid.

Tensión renovada

Esta semana, la propia Ayuso reclamó que «no se siga retrasando» el congreso «de marras» del PP de Madrid tras el resultado de las elecciones de Castilla y León, y ha invitado al partido a «mirar» con otras fuerzas «lo que nos une» y «que no importe lo que opine la izquierda de nuestros pactos», en alusión a Vox.

En un desayuno informativo celebrado por Nueva Economía Fórum del portavoz del Ejecutivo autonómico, Enrique Ossorio, Ayuso subrayó que ella ha estado «siempre donde se me ha pedido», al tiempo que ha vuelto ha reclamar que tenga lugar «pronto» el cónclave del partido en Madrid aunque no va a «presionar».

«No es una cuestión de que se adelante nada, que no se siga retrasando la voz de los afiliados y que la ilusión del votante en Madrid no pare», señaló la presidenta madrileña.

Génova, por su parte, niega que las elecciones en Castilla y León hayan reforzado a Ayuso, en detrimento del líder de la formación, Pablo Casado, e insisten en que no hay novedad sobre la fecha del congreso autonómico.

La intención del adelanto del cónclave, ha comentado Ayuso, es que el partido se pondrá «pronto» a la disposición de Casado «porque esta es su casa, su circunscripción».

«Mi propuesta no va a ser presionar en nada ni pedir nada, sino dejar a la organización trabajar, seguir adelante, aceptando lo que decidan libremente los afiliados y ponerse a disposición del presidente (Pablo Casado)», ha espetado, en referencia a la celebración del Congreso Nacional del PP, que se celebrará en julio.

Moción de urgencia del PSOE

El PSOE va a presentar una moción de urgencia en el próximo pleno del Ayuntamiento de Madrid, que se celebrará el próximo martes, sobre la “polémica” del supuesto espionaje a Díaz Ayuso.

“Vergonzoso, Almeida, y mientras Madrid abandonada a su suerte. Va a tener que dar explicaciones muy pronto”, ha escrito este jueves en Twitter la portavoz del PSOE en el Consistorio, Mar Espinar.

Su homóloga en Más Madrid, Rita Maestre, también reaccionó anoche en la misma red social: “Detectives privados, contratos sospechosos, el hermano de Ayuso, la guerra del PP… y en medio de todo Almeida, Carromero, la EMVS y el Ayuntamiento de Madrid, según las informaciones publicadas. Es gravísimo y tiene que aclararse ya y depurar responsabilidades si las hay”.