España

Carromero dimite en plena tormenta por el espionaje a Ayuso

Ángel Carromero, en una imagen de archivo.

Ángel Carromero, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

El coordinador general de la Alcaldía en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Carromero, ha presentado su dimisión en pleno escándalo por el espionaje a la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, según ha adelantado El Confidencial. Citando fuentes municipales, esta dimisión del que fue líder de Nuevas Generaciones del PP se produce «tras mantener una conversación con el alcalde de Madrid, José Luis Martinez Almeida».

Sobre la posibilidad de que Carromero estuviera detrás del supuesto encargo para espiar a la presidenta, Almeida dio a conocer esta mañana que habló con él «a lo largo de la tarde de ayer en diversas ocasiones». «Me ha negado absolutamente que haya hecho cualquier tipo de gestión tendente a obtener información sobre Ayuso o sus familiares», ha subrayado. Horas después ha presentado su dimisión.

A renglón seguido ha advertido de que «no cabe ninguna conducta irregular o que no sea ejemplar en ningún cargo del Ayuntamiento de Madrid» y que «en el caso de que apareciera un indicio de que hay persona con cargo en Cibeles que ha realizado gestión para obtener esa información, será cesado de forma inmediata de este Ayuntamiento».

Carromero asegura que dimite para «defenderse»

En declaraciones a Efe, el propio Carromero ha asegurado que renuncia al cargo para defenderse de todo lo que han dicho de él «sin comprometer al Ayuntamiento de Madrid».

«Niego rotundamente que haya actuado en nombre del PP ni de nadie, y que haya realizado ninguna de las acciones que se me atribuyen», ha zanjado.

Por su parte, fuentes cercanas a Ayuso han asegurado que habían tenido conocimiento de que Carromero no solo ordenó espiar un supuesto contrato irregular de una empresa relacionada con el hermano de la presidenta, sino que esa investigación también afectaba a la expareja de Ayuso y a su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez.

Una versión que ha negado tajantemente fuentes de la dirección nacional del PP que lidera Pablo Casado.

Esta misma mañana, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, había defendido a Carromero y había negado cualquier implicación de su subordinado y que no cabe «ninguna» irregularidad entre el personal municipal.

Almeida ha asegurado que ordenó investigar la supuesta contratación de un detective desde la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) para espiar al entorno de Díaz Ayuso y las pesquisas concluyeron que no hubo «ningún contrato» en ese sentido.

El alcalde ha asegurado que «si hubiesen sido ciertas» las noticias sobre ese supuesto espionaje desde alguna empresa municipal, él, como alcalde, habría adoptado «todas las medidas oportunas» para evitar que se repitieran hechos de ese tipo.

«No vamos a permitir en ningún caso, de ninguna manera, que el Ayuntamiento (de Madrid) pueda ser utilizado con fines espurios y partidistas», ha destacado. 

Te puede interesar

Comentar ()