España PERFIL

Carromero, el alto cargo de Almeida que acusó al régimen castrista de asesinato

El foco de la polémica vuelve a alumbrar al hoy director general de Coordinación de la Alcaldía de Madrid, condenado a cuatro años en 2012 por la justicia cubana por homicidio | Se investiga ahora si maniobró para espiar al entorno de Díaz Ayuso

Ángel Carromero, explicando el accidente de coche en el que se vio involucrado en Cuba. EFE

El foco de la polémica vuelve a alumbrar a Ángel Carromero, hombre de confianza hoy de José Luis Martínez Almeida en el Ayuntamiento de Madrid y cuyo nombre se asomó por primera vez a los periódicos en 2012 tras protagonizar un accidente de tráfico en Cuba que le costó la vida a los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero. Eran dos de las personas que viajaban en el coche conducido por el español, condenado a cuatro años de cárcel por un delito de homicidio involuntario.

En aquellas fechas, Carromero era el vicesecretario general de Nuevas Generaciones de Madrid, a cuya secretaría general escaló un año después para convertirse en el número dos de Ana Isabel Pérez. Salvo una breve etapa de comercial en El Corte Inglés (2005-2006), según detalla en su perfil profesional de Linkedin, toda su trayectoria gira en torno al Partido Popular, donde empezó como asesor de la junta municipal de Latina y ha ido ocupando puestos hasta convertirse en alto cargo de Martínez Almeida en el Consistorio.

Ahora trata de esclarecerse si Ángel Carromero maniobró desde el Ayuntamiento para investigar al entorno familiar de Díaz Ayuso a cuenta de un contrato de compra de mascarillas que el Gobierno de Madrid adjudicó al inicio de la pandemia a una empresa administrada por un amigo del hermano y de la presidenta autonómica. Es el último capítulo de la guerra viva que desde hace meses libran la dirección nacional del partido y el Ejecutivo autonómico.

Prototipo de fontanero de partido, Ángel Carromero fue nombrado en septiembre de 2019 director general de Coordinación de la Alcaldía de Madrid, lo que le permitió situarse en el entorno más cercano de José Luis Martínez Almeida. Esa designación generó una catarata de críticas por parte de la oposición, que llegó a impugnar el nombramiento al entender que no se había acreditado ni la competencia ni la experiencia que reunía el elegido para ocupar ese puesto.

«El único currículum que se conoce a Carromero es su encarcelamiento en Cuba y sus manejos turbios en el PP», denunció el concejal de Más Madrid y ex coordinador general de la Alcaldía Luis Cueto. «Nadie sabe dónde han publicado esas justificaciones suficientemente motivadas y que nadie ha visto. Su única experiencia laboral fuera del PP es gestionar un gimnasio que luego cedió a su madre, algo que tampoco constituye la experiencia acreditada que requiere la norma», añadió.

La oposición criticó el nombramiento de Carromero en 2019 como director general: «Su único curriculum son los manejos turbios en el PP»

No ha sido en la iniciativa privada donde se ha curtido Carromero sino en las entrañas del PP de Madrid. De asesor en la Junta Municipal de Latina pasó a asesor en la de Moratalaz, cargo que compaginó con el de vicesecretario general de Nuevas Generaciones del PP de Madrid. En marzo de 2013 fue nombrado asesor del grupo del PP en el Ayuntamiento de Madrid y, tras el triunfo en las elecciones municipales de mayo de 2019 y el pacto sellado con Ciudadanos, Martínez Almeida le confió una dirección general a la que se asignaron las competencias en materia de protocolo y relaciones institucionales. Hoy preside también el PP de Chamartín.

Para el gran público, el nombre de Carromero empezó a sonar en el verano de 2012, tras conocerse que el dirige de Nuevas Generaciones del PP de Madrid conducía el vehículo de alquiler que el 22 de julio de aquel año se empotró contra un árbol en las inmediaciones de Bayamo (provincia cubana de Granma). A consecuencia del impacto fallecieron Oswaldo Payá -líder del opositor Movimiento Cristiano Liberación (MCL)- y el también disidente Harold Cepero, sobreviviendo al siniestro el sueco Jens Aron Modig.

Regreso a España

A mediados de octubre de 2012, la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial de Granma castigó la «conducta imprudente» de Carromero a cuatro años de cárcel por un delito de homicidio, tres menos de lo que había solicitado la Fiscalía. Tan sólo pasó unos meses en prisión en la isla, ya que en diciembre de 2012 se le autorizó que regresara a España para cumplir el resto de la condena. En enero de 2013 se le concedió el tercer grado y en 2015 quedó en libertad condicional.

En 2014, Ángel Carromero publicó un libro –Muerte bajo sospecha, en el sello de Oberón- en el que cuenta su versión de lo que sucedió aquel día de julio en Cuba. Él mantiene que el accidente fue «provocado» por el régimen castrista para acabar con la vida de dos personas «importantes de la disidencia y peligrosos para la dictadura comunista». «Soy inocente, una víctima del castrismo», proclamó cuando presentó la obra en Madrid junto a la viuda de Payá (Ofelia Acevedo).

Te puede interesar

Comentar ()