España

El Gobierno termina su ronda parlamentaria sin cosechar apoyos a un plan de respuesta que no concreta

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, atiende a la prensa a las puertas del Congreso de los Diputados durante una nueva sesión de control al Gobierno este miércoles.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, atiende a la prensa a las puertas del Congreso de los Diputados. EFE

El Gobierno no ha cosechado todavía ni un solo apoyo a su llamado plan nacional de respuesta, que se traducirá en un decreto-ley el próximo martes en la reunión del Consejo de Ministros. Todos los grupos de la oposición con los que se han entrevistado el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y las tres vicepresidentas -que se van alternando conforme les permite sus agendas- coinciden en denunciar que el Ejecutivo no ha puesto ninguna propuesta concreta sobre la mesa.

"¿Tienen los apoyos para sacarlo adelante?", le han preguntado a Bolaños en una comparecencia ante la prensa en el patio del Congreso. "Espero que el decreto-ley tenga un respaldo muy mayoritario en la Cámara. Es el momento de la unidad. Va a ser un decreto ambicioso, con medidas inmediatas que vamos a consensuar con nuestros socios europeos", pero sin concretar ninguna.

De hecho, ha eludido responder a si finalmente habrá bajadas de impuestos, tal y como se pactó en la última Conferencia de Presidentes. Se ha limitado, en este sentido, a insistir en la voluntad del Gobierno a buscar vías que permitan que bajen los precios de la electricidad y de las gasolinas.

La ronda de contactos que ha terminado este miércoles ha servido para "intercambiar impresiones, explicar la situación y el contexto nacional e internacional en el que nos movemos", así como escuchar las alternativas de los grupos de la oposición "que vamos a estudiar". Explica Bolaños que el martes 29 "vamos a a aprobar medidas importantes, inmediatas, que tendrán como finalidad proteger a todos. Somos conscientes del malestar, sabemos lo que cuesta llenar el depósito y calentar una casa".

El Gobierno esgrime el riesgo de que la UE les eche abajo cualquier iniciativa que se tome por adelantado

En las reuniones con los Grupos, el Gobierno se ha escudado en el Consejo Europeo de este jueves y viernes y esgrime el riesgo de que la UE les eche abajo cualquier iniciativa que se tome por adelantado, a pesar de que muchos países de nuestro entorno ya han concretado sus medidas para paliar el altísimo precio de la energía.

Gabriel Rufián, portavoz de uno de los grupos sobre los que se sostiene la coalición gubernamental, ha dicho salir de la reunión que esta mañana ha mantenido en el Congreso con Bolaños, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, "sorprendido. No traían ni un solo papel. No nos han explicado nada y sospechábamos que querían la fotografía". "Que no busquen excusas en Europa para dilatar en el tiempo medidas que se pueden tomar ya. Tenemos que llenar la nevera a la gente porque si no la ultraderecha le llena la cabeza de banderas y eso siempre es malo", ha agregado.

ERC, por su parte, ha reclamado desde topar precios a incrementar los impuestos para las grandes eléctricas y grandes fortunas. Rufián asegura no sentir presión para convalidare el decreto, sea el que sea. "Se nos puede acusar de un montón de cosas, pero almorzamos, comemos y cenamos presión. ERC ha demostrado de forma clara que las presiones se le traen al pairo. Si es bueno, entramos, negociamos, si es malo, no".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar