España Reunión del Comité Ejecutivo Nacional

El PP propone ayudas directas de entre 200 y 300 euros para las rentas más bajas

Ha explicado que trasladará al Gobierno de Pedro Sánchez una propuesta económica en torno a cuatro líneas tras la ronda de reuniones con los agentes sociales, que entre otros, también comprende la bajada del IVA al 4% en la electricidad o el gas

El PP celebra su segundo Comité Ejecutivo Nacional en la sede de Génova.

El PP celebra su segundo Comité Ejecutivo Nacional en la sede de Génova. EP

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha expuesto este miércoles el plan económico que trasladará al Gobierno tras las reuniones mantenidas con los agentes sociales. Lo ha hecho en la apertura del segundo Comité Ejecutivo Nacional desde que tomó el relevo de Pablo Casado en Sevilla, bajo el rótulo «menos impuestos». Concretamente, el dirigente gallego pretende abordar una reducción fiscal de entre 7.500 y 10.000 millones de euros. Un «plan económico» cuya medida estrella es deflactar el IRPF a aquellas rentas «de menos de 40.000 euros».

Asimismo, además de «la deflactación de esta tarifa en los tres primeros tramos para que las subidas de salario derivadas de la inflación no sigan traduciéndose en más impuestos», Feijóo ha puesto sobre la mesa «un impuesto negativo de entre 200 y 300 euros a las personas perceptoras de salarios por debajo del umbral que obliga a hacer la declaración de la renta».

El líder popular ha incidido en que las previsiones recaudatorias para este año estaban establecidas en 9.000 millones, pero que únicamente entre enero y febrero se produjo «un excedente de ingresos», al alcanzar los 7.500 millones. Por lo tanto, ha reprochado al Ejecutivo de Pedro Sánchez que siga manteniendo los niveles de recaudación en lugar de «devolverlo a los ciudadanos»: «no es dinero del Gobierno, es de los ciudadanos que han tenido que pagar como consecuencia de la inflación». Es por ello que «el PP plantea que parte de ese dinero», entre «7.500 y 10.000 millones de euros, sean devueltos a los ciudadanos», ha insistido Feijóo.

Feijóo también ha explicado que su propuesta girará en torno a cuatro líneas económicas generales que «preocupan a las familias», como la racionalización del gasto burocrático del Ejecutivo; el rediseño del reparto de los fondos europeos con las pymes y los autónomos como protagonistas; reformas estructurales para incentivar la actividad económica y el crecimiento sano, y una bajada de impuestos selectiva, inmediata y temporal.

Los populares, además, proponen una rebaja de la tributación por módulos de, entre otros, el transporte, la industria o el sector ganadero. De igual manera, un recorte del Impuesto de Sociedades para dar «libertad» y «amortizar las inversiones en eficiencia energética».

Feijóo ha pedido actuar sobre el IVA de la luz y el gas a un gravamen del cuatro o del cinco por ciento. «Se puede bajar la electricidad y el gas como Europa facilita y acepta hasta ese 5%», ha añadido. Y, en general, desarrollar «medidas a corto plazo» y «reformas a medio y largo plazo» para devolver la normalidad económica a las familias y los trabajadores, que «son los más afectados»

Con este desglose de propuestas el PP quiere plantearse ante «la mayoría de los españoles» como una «alternativa clara y sólida» en un momento crítico en términos económicos, bajo un clima de escalada de precios y de alta inflación, que casi roza ya el diez por ciento. El principal líder de la oposición presentará este viernes al Ejecutivo este plan elaborado tras los encuentros con, entre otros, el presidente de la CEOE Antonio Garamendi, Unai Sordo de CC.OO o Pepe Álvarez de UGT.

Con todo, Feijóo asegura que «no va a ser fácil» que el Gobierno considere y aplique estas medidas porque su «única prioridad es mantenerse unos meses más en La Moncloa». Sánchez «o falla en su diagnóstico o, lo que sería pero, lo conoce y prefiere ocultárselo a los españoles», ha añadido.

Feijóo ha subrayado que esta alternativa económica que el PP está diseñando ha contado con la colaboración de exministros de gobiernos populares y exsecretarios de Estado, y altos cargos que han «mejorado la economía española» en el pasado, así como expertos y profesionales en la materia. «Si el Gobierno quiere adoptar estas medidas, son suyas. Es nuestra aportación a la gobernabilidad de nuestro país y a las familias de rentas medias y bajas», ha proclamado.

Te puede interesar

Comentar ()