La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha expulsado este miércoles al diputado de Cs Matías Alonso del pleno tras las protestas del partido naranja por que Borràs haya leído la declaración aprobada por la Junta de Portavoces sobre el caso de presunto espionaje a líderes independentistas, conocido como ‘Catalan Gate’.

Tal y como estaba previsto, Borràs ha comenzado el pleno leyendo esta declaración y al finalizar el portavoz de Cs, Nacho Martín Blanco, ha pedido la palabra para reclamar «imparcialidad» a la presidenta de la Cámara porque, según él, el reglamento establece que no puede leer una declaración aprobada por la Junta de Portavoces si no es una declaración institucional, que se aprueban por unanimidad.

Borràs ha contestado que el reglamento sí que contempla la posibilidad de leer en el pleno declaraciones de este tipo, ha asegurado que así se ha hecho durante la legislatura, le ha retirado la palabra y ha pasado al siguiente punto del orden del día, pero los diputados de Cs han comenzado a protestar desde sus escaños.

La presidenta de la Cámara ha pedido silencio pero Matías Alonso ha seguido gritando desde su escaño que Borràs no podía leer esa declaración porque no se trata de una declaración institucional y la presidenta le ha advertido: «Señor Alonso, le pido silencio o lo llamo al orden. Es una declaración de la Junta de Portavoces y por el artículo 169.2 puedo leerlo y así lo he hecho. Si continúa estorbando el orden de la Cámara lo tendré que expulsar».

Pese a este aviso, Alonso ha continuado sus protestas desde el escaño y, tras tres llamadas al orden por parte de Borràs, lo ha expulsado y el diputado de Cs ha abandonado el hemiciclo y el pleno ha continuado.