España

El Gobierno, en manos del PP para aprobar el decreto 'anticrisis' de la guerra

Los 'populares' denuncian que el PSOE ha pedido el apoyo sin condiciones, y tras una breve conversación entre el responsable económico Juan Bravo y la ministra de Hacienda María Jesús Montero | Según fuentes del partido, Moncloa aún "no ha analizado" nada del plan económico remitido el pasado viernes por Feijóo

La secretaria General del Partido Popular y portavoz del partido, Cuca Gamarra, interviene en la sesión de control al Gobierno. EP

El PP decidirá el sentido del voto en relación al real decreto de medidas ‘anticrisis’ que el Gobierno ha elaborado para paliar los efectos de la guerra de Ucrania y se somete a votación este jueves en sede parlamentaria. Desde el partido trasladan a El Independiente que la decisión de la cúpula popular y del Grupo Parlamentario Popular será remitida a cada diputado a finales de la noche del miércoles y principios de la madrugada siguiente. Lo hará la secretaria general y, también portavoz en la cámara baja, Cuca Gamarra.

Atendiendo a la necesidad de apoyos de la que depende la aprobación de los decretos, que es por vía de mayoría simple, al PSOE no le salen las cuentas. Sobre todo, tras los encontronazos dialécticos con Esquerra Republicana desde que saltó el escándalo de los supuestos espionajes a líderes independentistas, con el software Pegasus, y a un conjunto de más de sesenta personalidades relacionadas con ese ámbito ideológico. Los republicanos de Gabriel Rufián, señalan fuentes parlamentarias, estarían ubicados en el ‘no’ en este momento.

Los socialistas, que el martes daban una imagen de serenidad y veían garantizado el respaldo a las medidas por sentido de responsabilidad, ahora parecen «estar desesperados». Así lo relata el portavoz de Ciudadanos Edmundo Bal, que asegura haber sido instado por el ministro de la presidencia Félix Bolaños para mantener una breve y precipitada reunión tras la última sesión de control al Gobierno. Y es que los números no dan a Pedro Sánchez, que con el veto de los partidos independentistas como Junts, la CUP, el PDeCAT o la propia ERC, así como la duda de miembros del bloque de centroderecha -salvo Vox o Foro- como Cs, más en el ‘no’ que dispuesto a apoyarlo, solo ve factible la vía de ‘pactos de estado’ con el PP. Por ello estarían buscando una alternativa de última hora.

Asumiendo, como esperan desde el PSOE, que los partidos minoritarios como Teruel Existe, Coalición Canaria, Nueva Canarias o el Partido Regionalista Cántabro (PRC) -excepto Navarra Suma- den luz verde al decreto, junto a Unidas Podemos y el resto socios de investidura como EH Bildu, Más País, Compromís, BNG o el PNV, la ecuación quedaría en 174 ‘síes’. Serían los populares quien podrían permitir su aprobación situándose en la abstención, y dejando sólo en contra a 87 parlamentarios. Si se decanta, finalmente, por el rechazo, el paquete de medidas del Gobierno quedará en papel mojado por dos escaños más en contra: 176. También medidas como el descuento de 20 céntimos por litro de combustible para rebajar su precio al consumidor.

PP y Ciudadanos en la misma tesis

«El ‘no’ no está tan contemplado, pero es una opción. Se hará balance de cada medida punto por punto», detallan fuentes parlamentarias del PP, que también han recibido una advertencia para que no vuelva a ocurrir lo mismo que durante la votación de la derogación de la reforma laboral; cuando la equivocación del diputado Alberto Casero inclinó la balanza y le dio salida. «Será un voto unido», indican. Eso sí, aunque también confirman un contacto entre el vicesecretario de Economía del PP Juan Bravo y la titular de Hacienda María Jesús Montero, explican que la prioridad del PSOE es convencer a ERC; porque únicamente les han pedido el voto. Ni siquiera, señalan, el Gobierno «ha analizado la propuesta económica de Feijóo».

El PP no apoyará el decreto si el PSOE no les emplaza a negociar

«Si nadie nos emplaza a abordar medidas, no vamos a apoyar el decreto», afirman en el PP, aunque evitan matizar si esa ausencia de apoyo será la abstención o el ‘no’. Explican que si el PSOE quiere y les llama para abordar la cuestión, estarán disponibles. Pero no quieren, como Ciudadanos, «dar cheques en blanco».

Por su parte, una de las principales condiciones que los de Inés Arrimadas habrían puesto sobre la mesa a Bolaños es incluir la energía nuclear en el decreto. Sin embargo, la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, ya habría dicho que no. Esa negativa sitúa a los naranjas más en la negativa que la abstención, cuyo condicionante será incluir medidas como la deflactación del IRPF en el escrito. «No vamos a caer en el maldito chantaje de siempre, porque nosotros no estamos en contra de sectores como los transportistas», han asegurado.

Desde Ciudadanos comentan que «tampoco» son como Vox, y que son conscientes de que hay medidas beneficiosas propuestas por el Gobierno para el conjunto de la ciudadanía, pero que no pueden respaldar cualquier cosa sin incluir alguna de sus políticas a cambio. Ante el probable ‘no’ de ERC, los liberales habrían endurecido su postura para dejar la pelota en el tejado del PP para que Feijóo vote a favor de Sánchez en su primera votación importante. Especialmente, cuando confirman que los populares, por conversaciones conjuntas, comparten el mismo dilema: abstención o no.

La disposición final del Ejecutivo, para añadir alguna de las propuestas económicas de PP y Cs puede decantar el sentido del voto de las dos fuerzas moderadas del bloque de derecha para aprobar un decreto que, por tiempo y, de momento, se prolongará durante dos meses.

La comisión de secretos no les convence

La disposición del Gobierno para abordar el tema de las escuchas a los lideres independentistas, incluso tras rebajar el voto necesario de tres quintos a mayoría absoluta, para facilitar su conformación, resulta insuficiente para los principales partidos independentistas catalanes. Demandan, además, la puesta en marcha de una comisión que investigue en las Cortes el asunto para continuar teniendo relaciones cordiales con el Ejecutivo. Para cuestiones, por ejemplo, como este decreto ‘anticrisis’.

Como con Ciudadanos, Bolaños ha tenido un encuentro con Rufián, donde éste habría fijado su posición más cercana al ‘no’ que a la abstención el la aprobación. Concretan su postura en que se aclare todo lo relacionado con el espionaje hecho mediante Pegasus.

Te puede interesar

Comentar ()