España

Rufián acusa a Robles de permitir el espionaje por "omisión" u "acción" y le pide responsabilidades

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, interviene en una sesión plenaria.

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, interviene en una sesión plenaria. EP

El diputado y portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, ha preguntado a la ministra de Defensa, Margarita Robles, si está “satisfecha e, incluso, orgullosa de los servicios” que presta el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Lo ha hecho durante el pleno de sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso de lo Diputados y tras la destitución de la directora de la inteligencia española, Paz Esteban. Robles, en respuesta, ha expresado que sí lo está, porque “trabajan por la seguridad y la paz”, para que los españoles “tengamos unas libertades que en otro caso no tendríamos”.

“Si mi libertad depende del CNI, mal vamos”, ha respondido el político catalán. “Sé que se considera una gran patriota, quiere mucho a este país. Pero quiere mal a este país”, de un modo “tóxico”, ha añadido. Rufián ha continuado señalando que “querer mucho a tu país” no pasa por “convertirlo en la casa de Bernarda Alba”. “No te hace más patriota ocultar lo que pasa”. En ese sentido, ha preguntado a Robles si actuaba de manera similar o era “menos patriota” cuando era “una juez progresista y se enfrentó al GAL o denunció las corruptelas de la derecha”.

Rufián ha indicado que “la cruda realidad es que se ha espiado o se sigue espiando los teléfonos del presidente o el ministro Fernando Grande-Marlaska”, así como el de la propia titular de Defensa, “se ha o se siguen espiando”. “Usted es la máxima responsable, por acción o por omisión, y le pedimos responsabilidades”; “no como independentistas, sino como demócratas”, ha solicitado el republicano a Robles.

Sánchez «firma», «el CNI informa»

Previamente, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tachado al PP, de “desgracia de derecha que sufre la democracia española”. Lo ha hecho a raíz de las acusaciones por parte del grupo popular y de su portavoz Cuca Gamarra por la destitución de la directora del CNI “a unas semanas de la cumbre de la OTAN” en España. “Imaginen que la oposición colaborara para paliar los efectos de la guerra”, ha añadido. “Aquí gobiernan los independentistas”, ha reprochado la dirigente de la oposición. Gamarra ha indicado que el Gobierno conocía a la perfección las investigaciones a los líderes catalanes con Pegasus, porque Sánchez “firma” y “el CNI informa”.

“Con usted el independentismo es más fuerte. Puigdemont, Junqueras u Otegi le quieren en el poder por su debilidad, no por su valía. Porque su proyecto necesita que alguien responda a sus demandas rupturistas. Cuando se marche, dejará una crisis institucional difícil de revertir”, ha señalado la portavoz del PP.

A esa réplica, el presidente del Gobierno ha indicado que la destitución se debe a «un fallo de seguridad en las comunicaciones del Gobierno». Pronto “se van a cumplir cuatro años de la moción de censura” y de su llegada a La Moncloa, ha asegurado. Entonces, “había tensión con Cataluña, un partido condenado por corrupción en el Gobierno y España era un cero a la izquierda en Europa”, ha aseverado Sánchez. “La situación no es perfecta, pero se cumple la Constitución en todo el territorio. España se hace valer “en las instituciones europeas “y no hay un partido mangante” en el Ejecutivo.

«Como si no pasara nada»

El vicesecretario general de Ciudadanos y portavoz en las Cortes, Edmundo Bal, ha afeado a Sánchez que acuda al Congreso y haga «como si no pasara nada» en relación a la inteligencia española. «Ha servido la cabeza de la directora del CNI y a los independentistas en bandeja de plata».

«Si que pasa», hay un problema, ha explicado Bal. «Pasa que los condenados por delitos, son aquellos que fijan la carrera administrativa de los servidores públicos que guardan la aplicación de la ley». El portavoz naranja ha acusado al líder del Ejecutivo de permitir la destitución de Esteban a cambio de «mantenerse en el Gobierno». «Es usted capaz de manchar el nombre de los servidores públicos con calumnias que hacen ver que la directora del CNI actuó con negligencia o fuera de la legalidad. Y eso es una inmoralidad», ha añadido.

Bal ha instado a Sánchez a ponerse «en la piel» de un servidor público que lleva casi cuarenta años trabajando para España y «cuyo Gobierno lo deja en la estacada». «Es lo más cobarde del mundo acusar a una persona que no puede defenderse por que la ley le obliga a guardar secretos», ha dicho.

Te puede interesar

Comentar ()