Cataluña | España

El 31% de los actos de violencia política en Cataluña son hispanófobos

El Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña registró 351 incidentes durante 2021, un 7,6% menos que el año anterior

Pintadas contra el PP en la sede del partido en Castelldefels (Barcelona)

El 31% de los actos de violencia política registrados en Cataluña durante el pasado año tienen un cariz hispanófobo, según el Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña. Este grupo, creado por las entidades constitucionalistas Impulso Ciudadano y Movimiento contra la Intolerancia, registró 351 incidentes durante 2021, un 7,6% menos que el año anterior.

El 88,89% de esos «incidentes violentos y de odio ideológico» fue responsabilidad de personas o grupos independentistas, según el estudio. Es el cuarto año que el Observatorio realiza su informe, que arrancó en 2018 con las consecuencias en Cataluña del 1-O y la posterior declaración de independencia. fallida.

El informe recoge episodios como los incidentes tras la condena al rapero Pablo Hasél, en febrero de 2021, o el acoso a la familia de Canet (Barcelona) que reclamó el 25% del castellano en el colegio de su hijo.

El año 2021 «ha mostrado que la violencia política en Cataluña, no solamente sigue siendo estructural sino que es crecientemente admitida por actores políticos relevantes y los propios poderes públicos» concluyen los autores.

Explosiones de violencia callejera

El informe destaca que calendario de la violencia política en Cataluña se articula en torno a explosiones de violencia callejera en momentos de tensión relacionados con la actualidad política. Un calendario en el que el mes de octubre, marcado por el 1-O y la sentencia del procès, fue superado el año pasado por los incidentes en favor de Pablo Hasél.

«Se asienta, también, un modelo de violencia y discurso de odio en redes», advierten los autores. Una violencia estructurada en «campañas de acoso e hispanófobas desde el ámbito nacionalista-independentista».

Así, la hispanofobia «se consolida como uno de los elementos centrales del discurso de odio político en Cataluña». A este perfil corresponden 109 de los incidentes registrados, el 31%, un porcentaje muy similar al del año 2020 cuando se detectaron 122 incidentes hispanófobos de un total de 380.

Las víctimas

Por adscripción ideológica, el mayor grupo de víctimas corresponde a particulares y entidades contrarios a la independencia. Se trata del 74,35 % de los casos. Solo un 9,97 % de las víctimas han sido identificadas como secesionistas.

Los incidentes registrados incluyen pintadas y daños a bienes de entidades y partidos; acoso y boicot a contrarios a la secesión; enaltecimiento del terrorismo y amenazas; escraches intimidatorios y en algunos casos violento. Aunque los más preocupantes son las 12 agresiones físicas recogidas por el Observatorio.

Una cuarta parte de los incidentes se registran en redes sociales. Por distribución geográfica, Barcelona y su área metropolitana registran casi la mitad de los incidentes (43,3%). Si se amplía el foco, la provincia de Barcelona acumula prácticamente el 80% de los incidentes. Crecen en esta provincia, mientras baja la tensión en Tarragona, junto a Lleida, la que registra menos incidentes.

Te puede interesar

Comentar ()