España ELECCIONES ANDALUZAS DEL 19-J

Espadas recurre a los microcréditos para financiar su campaña: paga un interés del 2,5%

El PSOE activa una campaña de préstamos ciudadanos, fórmula habitual de Podemos y que Pedro Sánchez estrenó en 2019 | Los aportaciones a realizar oscilan entre los 200 y los 10.000 euros, devolviéndose cuando reciba la subvención electoral

El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, en un encuentro informativo.

El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, en un encuentro informativo. EP

El PSOE recurre a los microcréditos para financiar la campaña del 19-J en Andalucía: pide al ciudadano que le preste entre 200 y 10.000 euros para hacer frente a los gastos sin necesidad de recurrir a los bancos, con el compromiso de devolver el dinero cuando le ingresen la subvención electoral más los intereses que se hayan generado hasta ese momento al 2,5 % anual.

«Todo en el PSOE de Andalucía está dispuesto para que Juan Espadas pueda ser el nuevo presidente de la Junta de Andalucía. Ahora te necesitamos y necesitamos tu apoyo a través de microcréditos para frenar a las derechas y defender nuestras libertades», explica el partido en la web en la que detalla los pasos a seguir para participar.

No es la primera vez que los socialistas optan por esta fórmula de captación de fondos, que Podemos viene utilizando desde 2015, para sufragar los gastos de una campaña electoral. Ya activó una operación de microcréditos en abril de 2019 para financiar las generales del 28 de abril y las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo de dicho año, ofreciendo una remuneración del 2 %. También recurrió a este modelo Ángel Gabilondo cuando concurrió a los comicios madrileños en mayo del pasado año.

Sí es la primera vez que acude al préstamo ciudadano el PSOE andaluz, que siempre ha llamado a la puerta de los bancos para financiar sus campañas. La persona que esté dispuesta a dejar temporalmente su dinero ha de rellenar un formulario en una web, donde debe detallar la cantidad que quiere aportar antes de recibir un correo electrónico con las instrucciones a seguir y el número de cuenta al que transferir los fondos. El proceso termina con el envío del contrato del microcrédito una vez que el partido recibe la aportación.

El PSOE deja claro que no se trata de una donación puesto que el dinero será reembolsado cuando ingrese la subvención electoral dentro de unos meses. Al principal se sumará los intereses generados hasta ese momento aplicándole un interés del 2,5 % anual.

Con motivo de las elecciones andaluzas celebradas el 2 de diciembre de 2018, los socialistas recibieron 3.370.635,53 euros por los gastos que le habían generado dicha campaña. El dinero lo recibieron en tres transferencias: un anticipo de 1,32 millones tres semanas antes de los comicios, un ingreso de 1,7 millones el 15 de mayo de 209 (correspondiente al 90 % de la subvención) y un tercero de 337.000 euros el 14 de enero de 2020 por el 10 % restante.

Según establece la Ley electoral de Andalucía, entre los 100 y 125 días posteriores al de las elecciones, los partidos que reúnan los requisitos para recibir subvenciones de la comunidad o que hubieran solicitado un adelanto han de presentar ante la Cámara de Cuentas una contabilidad «detallada y documentada» con los ingresos y gastos de dicha cita. El Gobierno autonómico tiene después un mes para entregarles un anticipo de la ayuda del 90 %, dependiendo la cuantía de los resultados obtenidos.

Un 24% menos en 2018

Los 3,37 millones que le correspondieron al PSOE-A en 2018 suponían una bajada de los ingresos por este concepto del 24 % en relación con la cantidad percibida a cuenta de la campaña electoral de 2015, cuando ingresaron por esta vía 4.430.177,26 euros. En los últimos comicios autonómicos, los socialistas perdieron 14 diputados (de 47 a 33) tras recibir 400.000 votos menos.

Ninguna de los sondeos demoscópicos publicados desde que Moreno Bonilla disolvió el Parlamento el pasado 25 de abril y llamó a los andaluces a votar el próximo 19 de junio describe un crecimiento de Espadas, sino un estancamiento en torno a los 33 escaños que obtuvo Susana Díaz hace tres años y medio. Esa debacle permitió al PP (26) fraguar un acuerdo de coalición con Ciudadanos (21) y sellar un acuerdo de investidura con Vox (12).

El líder popular arrancará la campaña con el viento a favor de las encuestas. La incógnita es si será capaz de obtener más escaños que todos los partidos de izquierdas juntos -como logró Isabel Díaz Ayuso en las últimas elecciones a la Asamblea de Madrid- o tendrá que apoyarse en Vox, como ha tenido que hacer Fernández Mañueco recientemente en Castilla y León.

Te puede interesar

Comentar ()