Elecciones Andalucía Elecciones Andalucía

Andalucía | España En el último barómetro de 40dB

250.000 ex votantes de PSOE y Podemos cambiarán a la derecha en Andalucía el 19J

El PP de Juanma Moreno Bonilla sería el más beneficiado por este trasvase de sufragios, especialmente a costa del PSOE-A: absorbería 149.638 votos de los socialistas y 25.742 de Por Andalucía

El presidente del PP-A y candidato a la reelección como presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en la clausura del acto público a 29 de mayo del 2022 en Sevilla.

El presidente del PP-A y candidato a la reelección como presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en la clausura del acto público a 29 de mayo del 2022 en Sevilla. EP

La derecha andaluza es el principal destino del votante de izquierdas descontento con la actuación de sus partidos políticos y del abstencionista que el próximo 19 de junio participará en las elecciones autonómicas. Concretamente, el bloque de derechas en Andalucía lograría apropiarse del 10,75 porciento de electores que en las pasadas elecciones generales de 2019, la última vez que se abrieron las urnas en la comunidad, optaron por el PSOE, Unidas Podemos o Más País; un total de 219.469 votantes. A ello, se añaden 46.618 personas que afirman que irán a la abstención, lo que restaría el apoyo para la izquierda en un 13,39 porciento. Además, hay otras 241.925 personas que están indecisas.

Los populares de Juanma Moreno Bonilla serían el partido más beneficiado por este trasvase de sufragios, especialmente a costa del PSOE-A. El PP-A conseguiría absorber 149.638 votos de los socialistas, a lo que se añade los 25.742 que añadiría del nicho de Unidas Podemos y Más País, ahora integrantes de la alianza Por Andalucía -repartido también con Adelante Andalucía, que incorporó la candidatura magenta en 2019-. Por su parte, Vox y Macarena Olona serían los segundos más favorecidos por la fuga de electores a la izquierda, pero con unos números mucho más modestos: 15.676 papeletas, la misma cantidad que lograría la formación naranja.

Esta pérdida queda evidenciada en el último barómetro de la empresa demoscópica 40dB para el diario El País, una vez se extrapolan a votos los porcentajes aportados en el estudio en comparación con la convocatoria electoral del 10N. Frente a estos datos, las pérdidas de los partidos de derecha son mínimos: solo el 3,1 porciento de los ciudadanos que optaron por apoyar a PP-A, Vox o Ciudadanos el 2 de diciembre de 2018, lo harán a PSOE-A o Por Andalucía en la inminente cita del próximo mes. 26.315 votantes del PP-A lo harán ahora a la izquierda; 13.151 de Ciudadanos y 15.659 procedentes de Vox.

Otro dato importante que publica el estudio, que ayer situaba a Moreno Bonilla a siete escaños de la mayoría, con muchas similitudes que el del CIS andaluz, el Centro de Estudios Andaluces, es el relacionado con el abstencionismo. Mientras la izquierda pierde en este ámbito a 46.618 electores, solo 10.475 rechazan ahora a PP-A, Vox y Cs.

Juanma Moreno capitaliza 204.081 electores que el 10N optaron por abstenerse

En 2019, Andalucía sumó un total de 2,2 millones de abstencionistas que no se sintieron representados por el discurso de ninguna candidatura. Ahora, de esa cantidad, 618.970 andaluces sí retornarán a los colegios electorales. De ellos, más de la mitad, el 53,6 porciento, lo hará para respaldar al bloque de derecha y 183.896, el 29,7 porciento, a la izquierda. El resto, un 16,7%, votará en blanco.

El PP-A es quien más abstencionistas recupera en estos comicios: un total de 204.081. Le sigue el PSOE-A con 100.919 y Vox con 82.975 sufragios. Estas cifras, permiten a los tres partidos contar con un saldo positivo tras restar a los partidarios de las tres formaciones que, ahora, decidirán quedarse en casa. Aunque hay contrastes: el PSOE-A gana 4.011 nuevos apoyos frente al PP andaluz, con 194.432, y que conserva el número.

La indecisión la capitalizan PSOE-A y Por Andalucía

Del 25,6 porciento de sufragio que peligra en el ámbito de la izquierda, casi la mitad es por indecisión; el 11,89 porciento. Frente a los 241.925 de los electores que dudan si volver a respaldar a sus formaciones, cambiar de opción dentro del mismo bloque o ir a la abstención o el voto en blanco, solo contemplan ello 96.989 personas que apoyaron en 2018 a PP-A, Ciudadanos o Vox.

Tanto socialistas como morados son los partidos que mayor número de indecisos aglomeran en sus filas. De los que votaron en su momento a la candidata del PSOE-A Susana Díaz, 171.015 dudan ahora si hacerlo con su relevo al frente de la secretaría general, Juan Espadas. Lo mismo ocurre con el ámbito de Unidas Podemos -en extensión a Adelante Andalucía-: 70.913 votantes dudan en si respaldar el nuevo proyecto de unidad encabezado por la hasta ahora portavoz de IU Andalucía en el parlamento Inmaculada Nieto. Por debajo de esos niveles están Vox cuenta con 20.007 indecisos; el PP-A con 23.684 y Ciudadanos con 53.298.

Moreno, el preferido por los votantes de Ciudadanos

La candidatura de Moreno Bonilla será la más apoyada por los votantes de Ciudadanos, en comparación con el 2D. Solo un 16,6 porciento (57.451 de 346.094) de los sufragios naranjas permanecerán en el seno del partido de Juan Marín. El PP andaluz absorbe casi la mitad de su fuerza: 167.855 votos y un 48,5 porciento. Le sigue Vox con un 9,1 porciento (31.494) y, curiosamente, el Por Andalucía antes que el PSOE-A: 9.690 frente a 3.461 de los socialistas.

El actual presidente en funciones, además, es la segunda opción preferida para todas las candidaturas excepto Por Andalucía y Adelante Andalucía. Uno de cada diez votantes del PSOE-A y un 23,9 porciento de los respaldos de Vox recalarán ahora en los populares.

En sentido contrario, y a diferencia de lo que desde Vox se afirma, la incidencia de los de Santiago Abascal en las fuerzas progresistas es mínima. Solo quita 15.676 sufragios al PSOE andaluz y 6.715 a Por Andalucía o Adelante Andalucía.

Te puede interesar

Comentar ()