España

Moncloa se escuda en la UE para no mover ficha tras las muertes por el asalto a la valla de Melilla

Podemos acusa a Moncloa de silenciar a Irene Montero en el Consejo de Ministros de este martes

Nadia Calviño, Isabel Rodríguez e Irene Montero durante la rueda de prensa de ayer en Moncloa

Nadia Calviño, Isabel Rodríguez e Irene Montero durante la rueda de prensa de ayer en Moncloa EFE

De momento no parece que Moncloa vaya a mover ficha con respecto a Marruecos, al menos no bilateralmente. Ni petición oficial de explicaciones ni, mucho menos, de una investigación que aclare las circunstancias que llevó a una veintena de fallecidos, más de 3o según las ONGs de la zona, en el asalto a la valla de Melilla el pasado viernes. También queda por clarificar los movimientos posteriores de la gendarmería marroquí, esto es, el trato denigrante a los detenidos, según han denunciado estas organizaciones aportando material audiovisual.

Lo que espera el Gobierno es que sea la Unión Europea, en todo caso, la que tome la iniciativa por entender que esta «no es una cuestión que afecta sólo a España sino a la UE en su conjunto por tratarse de la frontera sur», dicen fuentes gubernamentales. El Ejecutivo no quiere enturbiar el nuevo clima de relaciones con el régimen de Mohamed VI y, si a fin de cuentas, se ha alineado con el resto de Europa y con Estados Unidos en lo que afecta a la soberanía del Sáhara, espera verse verse amparado por la UE.

Por eso ayer se volvió a agradecer la colaboración de la gendarmería marroquí, insistido en al responsabilidad de las mafias que trafican con personas y defendido el derecho de España a preservar sus fronteras y la integridad territorial del país, tal y como hizo la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, no sin dejar de lamentar el drama de los fallecidos.

UP ha pedido una investigación independiente

Pero este asunto está muy lejos de haber concluido en el ámbito de la política doméstica. Unidas Podemos, fuera de la mesa del Consejo de Ministros, ha pedido una investigación independiente por vulneración de Derechos Humanos y el PP la comparecencia urgente de Sánchez, cosa que también han hecho los Grupos Republicano, EH-Bildu, Junts, PdeCat,la Cup, BNG y Más País, extendiendo dicha petición al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

Estas formaciones quieren que ambos expliquen las «vulneraciones de derechos humanos por parte de las autoridades migratorias» del pasado viernes en la frontera entre Nador y Melilla «donde al menos 37 personas fueron asesinadas y decenas de ellas víctimas de una grave actuación policial que causó decenas de heridos». Estos grupos dan por buenas las cifras ofrecidas por las ONGs y no dudan en calificar de «asesinatos» lo que, según las autoridades marroquíes no fue más que el producto de un aplastamiento por la avalancha humana en la valla.

No es un tema fácil para el gobierno a las puertas de una histórica cumbre de la OTAN y las contradicciones respecto a si se debatirá que Ceuta y Melilla queden bajo el paraguas de la Alianza o si el actual Tratado ya incluye una defensa de ambas ciudades autónomas españolas en territorio africano.

Podemos acusa a Moncloa de no dejar hablar a Irene Montero

El posicionamiento de Unidas Podemos contrasta vivamente con lo ocurrido ayer en el consejo de Ministros, donde no hubo forma de que la ministra de Igualdad Irene Montero, respondiera a esta cuestión. «Es obvio que no es Irene quien decide no hablar», señalan, sin ocultar su malestar, fuentes de la formación morada que remiten a Moncloa para que explique la situación anómala de una ministra a la que se comunicó que no debía hablar de Marruecos y mucho menos de las posibles responsabilidades del país magrebí.

El entorno de la ministra quiso, sin embargo, suavizar lo acontecido. «Es bueno respetar ciertos ámbitos de trabajo del Gobierno», dijeron para puntualizar que «no se puede traducir nada más allá de unas normas que cumplimos cuando salimos en rueda de prensa».

Lo cierto es que no siempre es así. En plena polémica por quién asistiría del Gobierno a la cumbre de la OTAN comparecieron el pasado 31 de mayo tras el Consejo de Ministros la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón. No aclararon su presencia, pero sí respondieron a preguntas directas de la prensa, arguyendo que no estaba definido el listado de ministros convocados a la cita. Además, Garzón aludió a la posición tradicional de Izquierda Unida respecto a la Alianza Atlántica.

Antecedente del 8 de marzo

Pero sí es la segunda vez que Montero, interrogada hasta en cinco ocasiones, delega en Rodríguez. Ya ocurrió el pasado martes 8 de marzo, Día de la Mujer. Entonces Podemos estaba posicionado clarísimamente en contra el envío de armas a Ucrania, no así Yolanda Díaz. E interrogada la titular de Igualdad al respecto, tampoco hubo forma de que tomara la palabra.

Te puede interesar

Comentar ()