Cataluña | España

El TSJC acepta la recusación de dos magistrados para el juicio a la Mesa del Parlament

Jose Costa se felicita porque "paso a paso seguimos desmontando la farsa del juicio orquestado para silenciar la voz de los catalanes en el Parlament"

El presidente del Parlament, Roger Torrent, junto al vicepresidente primero Josep Costa (izqda.) y el letrado Xavier Muro.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, junto al vicepresidente primero Josep Costa (izqda.) y el letrado Xavier Muro. EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha aceptado este miércoles la recusación del magistrado Carlos Ramos como miembro del tribunal que el próximo otoño debe juzgar a la anterior Mesa del Parlament por desobediencia. Es el segundo magistrado apartado de esta causa, tras la recusación del presidente del TSJC, Jesús Barrientos.

Ambas impulsadas por el ex vicepresidente de la cámara, Josep Costa, y secundadas por Roger Torrent, entonces presidente del Parlament y ahora consejero de Empresa.

El propio Costa ha anunciado la decisión de la Sala del 77, adoptada con dos votos particulares en contra de la recusación. Costa, que en la pasada legislatura fue el «hombre de Puigdemont» en la Mesa del Parlament, se vanagloriaba en Twitter de que «paso a paso seguimos desmontando la farsa del juicio orquestado para silenciar la voz de los catalanes en el Parlament».

En el auto hecho público este miércoles la Sala de recusaciones defiende la profesionalidad de Ramos. Pero avala la recusación de Costa en base al informe del propio magistrado sobre la primera petición de recusación contra el presidente del TSJC, Jesús Barrientos.

«La consideración individual de cada una de aquellas expresiones» recogidas por Costa «carece de entidad por sí sola para perjudicar la apariencia de imparcialidad» asegura el auto. «Pero la valoración de conjunto de todas estas expresiones indica una apasionamiento personal o cercanía que no sitúa al magistrado en posición de garantizar (…) la imparcialidad de su actuación en el Tribunal».

Votos particulares

En dos votos particulares, sin embargo, los magistrados Estefanía Pastor y Carlos Preciado defienden rechazar la recusación impulsada por Costa por abusiva. Pastor critica que se sustente la recusación en el informe del propio Ramos, preceptivo, contra la primera recusación. Apunta que este criterio puede provocar «recusaciones en ‘cascada’ pues cada recusación requiere el informe del recusado».

Además, Pastor considera que las expresiones de Ramos «tampoco ponen de manifiesto una falta de imparcialidad, ni siquiera de una falta de apariencia de imparcialidad, al tener que ser interpretadas dentro del contexto jurídico ya indicado». El del informe sobre un incidente de recusación.

Preciado, por su parte, rechaza la recusación porque a su juicio se admitió fuera de plazo, y cuando el asunto ya estaba resuelto, puesto que es la segunda recusación contra Ramos.

Juicio en octubre

Los jueces han habilitado el mes de agosto para resolver este asunto “dada la urgencia a la vista de la fecha prevista” para el juicio, del 5 al 7 de octubre. De hecho, la Maria Eugenia Alegret ha dado por finalizada la instrucción de la causa abierta contra la anterior Mesa del Parlament el pasado noviembre. Sin embargo, las recusaciones de Costa han obligado a posponer el juicio.

Torrent (ERC), Josep Costa (JxCat), Eusebi Campdepadrós (JxCat) y la republicana Adriana Delgado serán juzgados por haber permitido el debate de dos resoluciones en defensa de la autodeterminación y de reprobación de la monarquía a pesar de las advertencias en contra del Tribunal Constitucional. Las votaciones se produjeron en noviembre de 2019.

Costa acumulará además una causa por desobediencia al tribunal, tras haberse negado a presentarse ante el TSJC cuando fue citado a declarar el pasado 15 de septiembre. Finalmente, el dirigente independentista fue puesto a disposición de la justicia por los mossos el pasado 27 de octubre. Costa defendió su desobediencia y alegó que no reconoce la autoridad del Superior de Justicia de Cataluña para juzgar su actuación como vicepresidente del Parlament. 

Te puede interesar

Comentar ()