España

Compromís pasa página y piensa en el relevo de Oltra: Baldoví gana peso para sustituirla

Mónica Oltra en un acto reciente

Mónica Oltra EFE

La suerte política de la ex vicepresidenta de la Comunidad Valencia Mónica Oltra está echada. Independientemente de lo que digan los tribunales ordinarios sobre su imputación por presunto encubrimiento de los delitos sexuales cometidos por su ahora ex marido, Compromís ha pasado página y piensa ya en la alternativa. Y el que más papeletas tiene para encabezar la lista a las elecciones autonómicas de mayo por esta formación a la presidencia de Generalitat valenciana es el diputado nacional Joan Baldoví.

El que es uno de los principales aliados de Íñigo Errejón en el Congreso de los Diputados será, salvo sorpresa, cabeza de lista por Valencia en las elecciones autonómicas del cuarto domingo de mayo de 2023. La terna la completarán por Alicante, Aitana Más, actual sustituta de Oltra en la vicepresidencia del gobierno autonómico, y Vicent Marzá, por Castellón, en representación del sector mas soberanista de esta formación.

Baldoví, Más y Marzá, serán el triunvirato autonómico

El «caso Oltra» ha dejado huella en Compromís después de que sus principales dirigentes, con Baldoví a la cabeza, la respaldaran en su decisión de aferrarse al cargo. Fueron ellos los que finalmente la dejaron caer sin desdeñar las presiones que ejerció el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, para que diera un paso atrás y dimitiera tras su imputación so riesgo de arrastrar consigo al gobierno de coalición PSOE-Compromís-Podemos en lo que se ha llamado el Pacto del Botánico.

Y la intención es reeditarlo si la izquierda suma. Para ello era indispensable que Compromís se liberara del lastre de Oltra, en una situación imposible, para apostar por una de sus caras más visibles, la de Baldoví, ex regidor de Sueca (Valencia), y con él, aprovechar toda la fuerza de los alcaldes de esta formación, desde Valencia capital, a Alzira pasando por Crevillente, Manises o Altea, hasta casi setenta ayuntamientos.

También los socialistas valencianos quieren tirar de su fuerza municipal. Esta es una de las principales razones que explican que Ximo Puig haya decidido hacer coincidir las autonómicas con las municipales y el resto de las Comunidades de régimen común. Mucho se especuló con la posibilidad de que el barón socialista celebrara comicios en solitario para contrarrestar la estrategia popular de ir enlazando triunfos electorales (Madrid, Castilla y Léon y Andalucía).

Ximo Puig quiere aprovechar el tirón de los alcaldes de izquierda

Puig anticipó elecciones -gracias a una reforma del estatuto valenciano- el 28 de abril de 2019, coincidiendo con las generales fallidas que llevaron a una repetición electoral el 10-N. Afirmó entonces que «ahora votaremos como actores de primera fila de la política española. Queríamos ser una comunidad histórica y ya lo somos. Hemos culminado el camino empezado hace 40 años», Y añadió: «Es importante situar la Comunidad Valenciana en el centro de España, de singularizarnos».

Pero como también hiciera el popular Alfonso Fernández Mañueco separando autonómicas y municipales -experiencia de la que se arrepienten muchos en el PP- , el presidente valenciano no busca ahora esa «singularidad» de la que hacía alarde entonces, consciente de las dificultades por las que pasan las formaciones progresistas y la fuerte división de la izquierda a la izquierda del PSOE.

Además Oltra, que deberá declarar ante un juez ordinario el 19 de septiembre una vez perdido el aforamiento, era una de las principales aliadas de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, quien se puso de perfil cuando la justicia acorraló a la valenciana. Aunque en el seno de Compromís había división en cuanto a la implicación en el proyecto Sumar -cosa que no veía con agrado Baldoví- no cabía duda de lo importante que era para la gallega tener una referencia política en la Comunidad valenciana.

Después de sus llantos, de sus bailes y de sus desafíos «ya nadie se acuerda de Oltra», dicen en el PSPV con alivio. «Nadie pregunta por ella en las ruedas de prensa del Consejo de gobierno», agregan. Y esperan que salvo por el día de su declaración, nada cambie en ese sentido.

Te puede interesar

Comentar ()