España

Interior vuelve a dar medalla pensionada a los siete mandos jubilados a los que la justicia se las anuló

El reconocimiento otorgado a seis comisarios principales y un comisario conlleva un aumento vitalicio de pensión equivalente al 15 % del sueldo que tenían en activo | Jupol, la CEP y el SUP anuncian que acudirán a los tribunales para intentar 'tumbarlo'

El ministro Grande-Marlaska y el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras.

El ministro Grande-Marlaska y el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras. EP

El Ministerio del Interior ha vuelto a conceder medallas pensionadas a los siete mandos policiales ya jubilados a los que la Audiencia Nacional se las revocó tras los recursos formulados por varios sindicatos al entender que ni se habían justificado las razones del otorgamiento, ni se habían detallado en los expedientes los méritos que exige la ley para ser merecedores de dicha distinción, ni les habían dado la posibilidad de alegar como prevé la norma.

El departamento que dirige Grande-Marlaska ha acordado el ingreso en la orden del mérito policial de los comisarios principales Francisco López CanedoEloy Quirós Álvarez, Francisco Javier Migueláñez Valero, Héctor Moreno García, Francisco Rodríguez López, José María Moreno Moreno y el comisario Manuel Páez Méndez con motivo de la celebración del Día del patrón del Cuerpo (los ángeles custodios) el próximo 2 de octubre. En concreto, estos funcionarios ya retirados recibirán la medalla de plata, que conlleva un incremento vitalicio de pensión equivalente al 15 % del sueldo base.

Los siete mandos ya habían recibido esta misma distinción, si bien fueron anuladas posteriormente por los juzgados centrales de lo Contencioso-Administrativo al no respetar la Dirección General de la Policía el procedimiento ni detallar los méritos que los hacían merecedores de tal reconocimiento. Algunos sindicatos consideran que la nueva concesión es una «burla a la justicia» y reclaman que se redacte una nueva normativa «objetiva» y «transparente».

«[Se trata] de una actuación administrativa tomada a capricho y conveniencia, de manera arbitraria y solo basándose en el deseo de la Administración, lo cual es absolutamente impropio de un Estado Social y Democrático de Derecho», ha criticado en un comunicado este viernes Justicia Policial (Jupol), cuyos servicios jurídicos estudian ya impugnarlas nuevamente. Para esta organización, la reiteración en la entrega de estas medallas a estos mandos ya jubilados supone «una vergüenza» y «una falta de respeto». «Da la impresión de que el Ministerio del Interior pretende reírse de la Justicia», añaden.

«Atajo» de Interior

Por su parte, la Confederación Española de Policía (CEP) ha censurado el «atajo» que ha seguido Interior para tratar de eludir el «freno judicial» que supuso la anulación de estas distinciones meses atrás «en lo que solo puede entenderse como una actitud reiterativa de desprecio a los policías nacionales y su trabajo». A juicio de esta organización sindical, que acudirá nuevamente a los tribunales para tratar de tumbar el nuevo otorgamiento, el reconocimiento a los mandos jubilados «empañan cientos de intervenciones meritorias y arriesgadas que han protagonizado policías nacionales en activo que se juegan la vida en las calles de toda España y que, una vez más, no han sido reconocidas por Interior».

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) también combatirá judicialmente la decisión de premiar a funcionarios ya retirados a los que se intentó sin éxito recompensar al entender que «no cumplen» los requisitos para ser beneficiarios. Esta organización ha calificado de «vergonzoso» que Interior haya decidido dar las medallas a las personas a las que la justicia se las había retirado, al tiempo que han lamentado que la Dirección General de la Policía «haya incumplido su palabra» al no haber convocado la mesa de trabajo que prometió para estudiar cambios en la concesión de estos reconocimientos. También considera «alarmante» que se hayan concedido más de medio millar de condecoraciones honoríficas a personal ajeno al Cuerpo -sin especificar la institución a la que representan, a diferencia de lo que era costumbre hasta ahora- y que no se haya distinguido a agentes «habiéndolo merecido».

En julio de 2021, la Audiencia Nacional dio la razón a la Unión Federal de Policía (UFP) y revocó las medallas de plata con las que Interior había reconocido a los comisarios Francisco López Canedo y Eloy Quirós y al comisario Manuel Páez Méndez tras su jubilación. El motivo de la anulación es que no se habían motivado las razones p0r las que se tomó tal decisión ni se había detallado en los expedientes los méritos que exige la ley para ser merecedores de ello.

En mayo pasado, el Juzgado Central Contencioso-Administrativo 11 estimó los recursos presentados por la UFP, la CEP y Jupol y declaró nulas las órdenes por las que el ministro del Interior había concedido a mediados de septiembre de 2021 las medallas de plata a los comisarios principales Héctor Moreno, Francisco Rodríguez López y Francisco Javier Migueláñez, y al comisario José María Moreno.

En este caso, la Dirección General de la Policía incurrió en un «vicio formal» al no concederles audiencia a las organizaciones sindicales, por lo que se les hurtó el derecho de presentar alegaciones a las propuestas que había formulado el Consejo de Policía y que posteriormente el ministro Grande-Marlaska validó. El juez no entró a valorar si se habían incumplido algunos requisitos para ser merecedor de dicha distinción -como alegaban algunos recurrentes- por resultar innecesario al haber anulado dichas medallas.

Los sindicato Jupol, CEP y SUP irán nuevamente a los tribunales para intentar anular otra vez la concesión

Para no incurrir en el mismo incumplimiento, la Dirección General convocó el pasado 11 de agosto a los representantes de los agentes, a los que comunicó las distinciones que pretende otorgar con motivo de la celebración del patrón del Cuerpo. Tanto la CEP como la UFP ya comunicaron entonces su intención de acudir los tribunales si se consumaba el reconocimiento a los seis comisarios principales y al comisario ya jubilados como finalmente ha ocurrido.

Además de los citados siete mandos, Interior también ha concedido la medalla de plata a los comisarios principales Jorge Zurita BayonaJosé Moisés Pérez Conejo y al comisario José Antonio Pérez Martínez. Se trata -siguiendo el orden- de los últimos jefes superiores de la Comunidad Valenciana, País Vasco y Andalucía Occidental, quienes cumplieron los 65 años entre el 12 de octubre y el 16 de noviembre de 2021.

En paralelo, otros 49 funcionarios policiales en activo recibirán la medalla roja, que eleva en un 10 % la pensión. Concretamente, se trata de un inspector jefe, 12 inspectores, seis subinspectores, 12 oficiales y 18 policías. También se otorgarán 2.767 cruces blancas (sin recompensa económica) a agentes en activo y personal laboral de los Cuerpos Generales y otras seis a policías ya fallecidos.

Te puede interesar

Comentar ()